Una vida que demuestre la gracia de Dios
18769
post-template-default,single,single-post,postid-18769,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3.1,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

  Una vida que demuestre la gracia de Dios

¿Qué queda cuando uno acepta a Dios en su vida? Nos corresponde demostrar con nuestra vida: lo que vemos, lo que hacemos, lo que hablamos, el poder de la Gracia de Dios. 

Es esta una gran responsabilidad, pero según como yo lo veo, también es una gran fortuna.

Que la salvación es un aspecto más allá que la vida eterna, es más allá que la vida eterna, se tiene que ver en todas las áreas de nuestra vida. Por lo general, la gente solo deja la salvación al llamado en el altar, al llamado aquí al frente, donde cuando la gente le entrega su vida al Señor, pues ya pensamos que con eso es suficiente. La realidad es que la salvación se tiene que ver en todas las áreas de nuestra vida. Oiga bien, hermano, pueden hablar de ti cualquier cosa mintiendo, y bienaventurado eres cuando hablan de ti, dice la Biblia, toda clase de mentiras, cuando dicen cosas de ti mintiendo. Pero cuando hablan de verdad, que estás haciendo las cosas incorrectas, no digas que Dios te está procesando; mejor di cometí un error, metí la pata, me levanto las manos, me arrepiento y pido perdón. Porque si te mereces que hablen mal, sabes que van a hablar mal y no hay bienaventuranza en el hecho de que hablen mal diciendo las cosas correctas. Si tienes una mala actitud, si le robas el tiempo a tu jefe, si no sabes comportarte con tu esposa, si no sabes comportarte con tu esposo, oiga bien, definitivamente van a hablar mal de ti.

Pero aquellos que tratamos, de alguna manera u otra, de vivir una vida plena y sabemos que hacemos lo mejor posible, aun mismo por la gracia de Dios lo hacemos, sabiendo que nuestra vida le adorna a la doctrina de Cristo. Nuestra vida demuestra que realmente somos salvos, que hemos cambiado, que nuestro carácter ha sido transformado, que hemos renunciado al mundo, que hemos abandonado los placeres de antes y que no nos comportamos igual. La salvación no es algo de la eternidad; la salvación es algo del más acá, seguro, que te asegura la eternidad. Pero cuando Dios te salva y tú recibes la gracia de Dios, tienes el poder y la capacidad en esta vida de vivir una vida digna de Él y que nuestra vida adorne la sana doctrina.

Yo vengo a decirte a ti, como iglesia, que el poder de la gracia de Dios te va a dar la capacidad de ser un adorno para el evangelio. Tú sabes que eso piensa conmigo, tú serás un adorno para el evangelio cuando la gente vea tu vida y cuando la gente vea la renovación de tu carácter, cuando la gente vea la transformación de tus pensamientos. Tu vida va a adornar la obra redentora de nuestro Señor Jesucristo. Y la realidad es que cuando nosotros entendamos eso, comenzaremos a vivir una vida apropiada para aquello que hemos dicho que hemos recibido por gracia de parte de Dios, que es la salvación de nuestras almas.

Con eso yo quería comenzar en el día de hoy, porque la salvación es un aspecto más allá que la vida eterna, es más allá que la vida eterna, se tiene que ver en todas las áreas de nuestra vida. Por lo general, la gente solo deja la salvación al llamado en el altar, al llamado aquí al frente, donde cuando la gente le entrega su vida al Señor, pues ya pensamos que con eso es suficiente. La realidad es que la salvación se tiene que ver en todas las áreas de nuestra vida, en la renovación de nuestros pensamientos. Y tenemos que enseñarle a la gente lo que significa ser salvo, y todos los que estamos aquí, hermano, oiga bien, es responsabilidad de las ancianas, es responsabilidad de los ancianos, es responsabilidad de los jóvenes enseñarles a los demás cómo comportarse, cómo tratar, cómo modelar la vida cristiana para que otros la puedan seguir. Y lamentablemente, esto es algo que no todo el mundo está dispuesto a hacer, porque esa gracia es una gracia que cuesta, es una gracia que es costosa porque requiere que tú y yo simplemente hagamos también parte de nuestro sacrificio.

4 Comments
  • Oswaldo Monier
    Posted at 10:24h, 02 July Reply

    Transforma mi Vida, mi Mente y mi Corazón Para Servirte Limpio y Puro AMADO SEÑOR JESUCRISTO
    AMÉN 🙏🙏😘🙏🙏

  • Wiliam Antonio Chacón Vargas
    Posted at 18:48h, 02 July Reply

    Amén Dios nos hizo a imagen y semejanza bendiciones y feliz noche

  • marttha
    Posted at 19:34h, 04 July Reply

    Aleluya Gloria a Dios por haber allado gracias en mi

  • Oscar Isaza Jauregui
    Posted at 07:51h, 05 July Reply

    Bendiciones y Prosperidad para ti y toda tu familia

Post A Comment