¿Te habías dado cuenta de esto en la Biblia?
18613
post-template-default,single,single-post,postid-18613,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3.1,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿Te habías dado cuenta de esto en la Biblia?

La Biblia es una pieza increíble, pues en lo más mínimo encontrarás enseñanzas y aprendizajes que Dios dejó ahí plasmados, incluso en aquellos lugares donde creías que no quiso decir nada. Y en realidad te lo está contando todo. 

Aquella experiencia lo marcó para Jacob; eso fue algo positivo y una experiencia. Cuando tú, en un momento dado, tu caminar se vuelve un poquito más lento pero por una experiencia con Dios, es algo espectacular, porque te das cuenta de que no tienes que pelear tanto con Dios como estás peleando para que él haga contigo todo lo que él te ha prometido, y que la pelea que tienes con Dios es en vano porque con él no puedes pelear y no le puedes ganar. Y hay un día que todos nosotros tenemos que realizar eso y rendirnos y decir: “Señor, ¿por qué sigo peleando contigo si tú eres el que me has bendecido a través de todo mi camino?”

La Biblia dice en el libro de Hechos, capítulo 1, que Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración, y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo. Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna. Pedro, fijando en los ojos, le dijo: “Míranos”. Entonces él les estuvo atento, esperando recibir algo de ellos. Más Pedro dijo: “No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy. En el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.”

Cuando nosotros estudiamos la Biblia, hay tres tipos de paralíticos en la Biblia, de cojos en la Biblia. Uno de los milagros que más Dios hizo, que Jesús hizo, fue sanar ciegos y cojos. Esto tiene implicaciones espirituales. Doy para atrás a la premisa más de los milagros que se registraron en la Biblia que Jesús hizo son de ciegos y de cojos, porque él hizo más milagros, dice Juan, pero no se registraron todos los milagros. Y la razón por la que no se registran todos los milagros y solo se registran algunos es que los milagros que se registraron es para enseñarnos algo de Jesús. El agua que se cambió en vino fue para enseñarnos algo, todos los milagros de panes y peces fue para enseñarnos algo, eso no fueron todos los milagros que él hizo. 

Pero los que están escritos tienen un propósito espiritual, para enseñarle a la gente que estaba allí y a nosotros hoy algo de la obra redentora de Cristo. Y de los milagros que más Jesús hizo fue gente abrirle los ojos, los ciegos, diferentes ciegos y diferentes paralíticos. Es bien interesante, hizo tres milagros de resurrección. Son milagros que fueron hechos para revelarnos algo de su carácter. Cuando nosotros miramos en la Biblia, nos damos cuenta de que los cojos vienen de tres lugares, hay tres situaciones para que la persona esté coja según la palabra y que limitan el acceso en algún momento dado o el caminar de una persona. Lo primero, aunque lo vamos a estudiar último, son los cojos de nacimiento, que es este que está aquí. Número dos, están los cojos que alguien, alguien los hizo cojear por un error. Por lo que sea, se fueron lastimados. 

Te voy a mostrar un ejemplo en un momento dado. Y número tres, están aquellos que han sido tocados por Dios en un momento en particular en sus vidas y simplemente la reacción fue quedarse cojeando por un momento. Hay varios ejemplos de todo esto que te estoy diciendo, tomemos el último que te acabo de mencionar. 

En una ocasión, Jacob está peleando con un ángel, y Jacob está peleando toda la noche, está peleando con Dios mismo, está peleando con él mismo y esa noche antes de que rayara el alba dice la Biblia que Dios tuvo que tocar la cadera, desencajar la cadera de Jacob para que lo soltara. Porque después de 20 años de Jacob estar solo, de vivir fuera de su casa, y aunque Dios lo había prosperado, Jacob siempre había tenido una batalla con Dios y ese día se encuentra con Dios, se encuentra con él mismo, lucha, lucha, lucha, lucha, Dios le cambia el nombre, Dios le dice las cosas van a ser diferentes, pero para que lo soltara le desencaja su cadera y dice la Biblia que por el resto de esos días Jacob iba a cojear y Jacob cojeó por el resto de sus días. Aquella experiencia con Dios, aquella experiencia lo marcó para Jacob, eso fue algo positivo y una experiencia. 

Cuando tú, en un momento dado, tu caminar se vuelve un poquito más lento pero por una experiencia con Dios es algo espectacular porque te das cuenta de que no tienes que pelear tanto con Dios como estás peleando para que él haga contigo todo lo que él te ha prometido y que la pelea que tienes con Dios es en vano porque con él no puedes pelear y no le puedes ganar y hay un día que todos nosotros tenemos que realizar eso y rendirnos y decir: “Señor, ¿por qué sigo peleando contigo si tú eres el que me has bendecido a través de todo mi camino?” Y desde ese día, aquella cojera, lo que le representaba a Jacob era: tengo que saber que cada uno de mis pasos está cuidado por Dios.

3 Comments
  • Oswaldo Monier
    Posted at 08:19h, 25 June Reply

    Porque Pelear Contigo AMADO PADRE CELESTIAL, si Tú me corriges para ser un Mejor Siervo y Prosperarme
    AMÉN 🙏🙏😘🙏🙏

  • Marisol Santos
    Posted at 10:35h, 25 June Reply

    No hay Por q Pelear con el, cuando sabemos q el que nos ah dado todo lo q tenemos. Y, hacido mas q comprensivo con nosotros. Al contrario tenemos q agradecerle todo lo q ah hecho en nosotros. Y los cambios que Ah hecho en nuestras familias y situaciones!

    Como creyente, eh reconocido lo q , Dios ah hecho Por mi y mis familias, y le doy las grcs Pir smpre estar ahi conmgo, cuando mas lo necesito! Gracias mi señor! Amen!

  • marttha
    Posted at 19:12h, 25 June Reply

    Amén. Porque pelear
    Si él pelea mis batallas

Post A Comment