Cosas que no necesitas entender
18581
post-template-default,single,single-post,postid-18581,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Cosas que no necesitas entender

Dios te muestra cosas en Su Palabra, en Sus milagros, que a veces mientras buscamos entenderlas nos alejamos de Su sabiduría. ¿Por qué? porque violamos la primera premisa de Dios; no necesitas entenderlo, solo necesitas creer.

Así que nosotros, como creyentes, no podemos conocer una sola verdad, tenemos que tratar de conocer toda la verdad y como no vamos a poder conocer toda la verdad tenemos que depender del Espíritu Santo que es el que me dirige a toda verdad y a toda justicia en todo momento.

Y hay tres categorías de mentiras que yo quiero mostrarte en los próximos minutos. Número uno, la primera estrategia que el enemigo siempre va a usar para separarte de él es la que usó con Adán y con Eva, fue llevarlos a cuestionar lo que Dios había dicho. A través de los tiempos y a través de la historia, tú te vas a dar cuenta de que hay un montón de personas que a través de los tiempos han sido maestros en cuestionar todo lo que Dios ha dicho.

Explicaba yo en el servicio del miércoles pasado que es un error pensar que la Biblia es el lugar donde tú encuentras la prueba de la existencia de Dios. La Biblia no está hecha para probarte que Dios existe. Todo el que busque la Biblia con la primera intención de buscar prueba de que Dios existe, la va a leer mal para un lado y para otro. Así que óigalo bien, la Biblia no prueba la existencia de Dios. Yo sé que eso choca a un montón de gente y ¿por qué la Biblia no prueba la existencia de Dios? Bien sencillo. Porque la Biblia asume desde el primer verso que tú crees que Dios existe. El primer verso dice “en el principio creó Dios los cielos y la tierra” sin darte prueba ninguna. Entonces tú no puedes creer Génesis 1:2 si no crees el primero y el primer verso dice “en el principio creó Dios los cielos y la tierra”, si tú no crees eso, todo lo demás que viene por ahí no lo vas a creer. La Biblia asume que todo el que se acerca a ella, cree que Dios existe.

Y ¿para qué está la Biblia? La Biblia lo que nos muestra es el camino, no para entenderlo, para conocerlo. En la Biblia, yo conozco lo que a él le agrada y lo que no le agrada. Y la gente que tiene grandes relaciones en la Biblia y en la vida no tratan de entender a Dios ni entender a los demás, tratan de conocerlos. Porque si los conozco entonces los puedo entender. Yo a mi esposa no la entiendo y Dios no me pide que la entienda, Dios me pide que la ame y que la conozca, pero tampoco ella me entiende porque un día quiero una cosa y otro día quiero otra cosa. Un día creo que puedo jugar en la NBA y otro día creo que puedo ser golfista profesional y cuando voy al campo me frustro y voy y me compro una bicicleta y puedo correr bicicleta y en casa tengo un salvador de todos los deportes que ninguno sirve, pero uno no entiende. Pero lo conozco, esa es la vida y así es con Dios. 

Entonces el mundo siempre va a tratar de que tú cuestiones lo que él ha dicho, si no puede con eso va a venir con el segundo engaño y el segundo engaño que vamos a ver en la palabra del Señor lo vemos en el Nuevo Testamento y lo vemos en la vida de Jesús en el libro de Mateo, capítulo 4. No vamos a ir allí pero usted lo puede buscar por referencia, vemos la tentación del enemigo en contra de Jesús como el enemigo no podía tentar a Jesús realmente con el conocimiento de la palabra porque Jesús se la sabía todas, aunque lo trató, lo que hizo fue que lo probó o lo trató de engañar con el sentido falso de identidad. Fíjate que el enemigo trató de engañar a Jesús con la Biblia cuando lo trepó en el Pinar del templo le dijo “la Biblia dice que el Señor enviará a tus ángeles para que te proteja y te cuide. Así que, tírate de aquí para que pruebes que la Biblia es verdad”. Ahora, es verdad que la Biblia dice eso, sí es verdad que Dios ha dicho que lo va a hacer, sí es verdad que Dios lo puede hacer. Sí, pero toda verdad puede tener una verdad opuesta. Y por eso es que yo tengo que conocer toda la verdad de Dios, no solo una verdad. 

Entonces, ¿cómo le contestó Jesús? Jesús le contestó “sí, pero la Biblia también dice ‘no tentarás a Jehová tu Dios'”, ¿cuál de las dos son verdad? Las dos son verdad, ¿cuál tú aplicas cuando tú estás en el pináculo del templo? No la que tú quieres, sino la que corresponde y la que corresponde en el pináculo del templo es que yo no tengo que probarte que lo que dice otra parte de la Biblia es verdad porque estaría tentando a Dios. Y por la verdad que voy a sujetarme ahora es la verdad de que no lo voy a tentar. 

Así que nosotros, como creyentes, no podemos conocer una sola verdad, tenemos que tratar de conocer toda la verdad y como no vamos a poder conocer toda la verdad tenemos que depender del Espíritu Santo que es el que me dirige a toda verdad y a toda justicia en todo momento. 

No Comments

Post A Comment