¿Esto también le pasa a los cristianos?
17910
post-template-default,single,single-post,postid-17910,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.7,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿Esto también le pasa a los cristianos?

Sí, muchas veces como cristianos queremos buscarle la lógica a todo, los por qué de las cosas, alejándonos poco a poco de la vida de Dios; queremos entender todo lo que Dios hace en nuestra vida, y eso como cristianos es algo que no deberíamos cuestionarnos.
¿Qué haces cuando algo así te pasa?

Y entonces comenzamos a vivir, a razonar y a justificar todo lo mal que hacemos solo para sentirnos bien, sin vivir en la verdadera libertad. Fíjate lo que dice Efesios, capítulo 4, el verso 17: “Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impurezas. Mas vosotros no habéis aprendido así de Cristo, si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús”. Tú y yo no tenemos la necesidad de caminar con el entendimiento entenebrecido. Tú y yo, que hemos oído de la luz de Cristo, es muy triste que vivamos en un tiempo de demasiado conocimiento, demasiada información. 

Hoy hay más información de la que tú puedes procesar a través de toda tu vida, hay más información día tras día de la que tú vas a poder estudiar. Hoy, más que nunca, tú vas a tener que seleccionar a quién estudias y, sobre todo, a quién le crees. Hoy necesitas tener discernimiento en qué vas a invertir tu tiempo para tener conocimiento y sabiduría. Por eso es que tú y yo tenemos que ser más que nada dirigidos por el poder del Espíritu Santo y saber que tenemos que filtrar todo en nuestra vida a través de la oración y a través de la palabra de Dios. 

En estos días están saliendo los escándalos de Twitter, donde te dicen claramente todo lo que escondieron, todo lo que no han sacado, todo lo que sacan y todo lo que no sacan, y hay un montón de información que tú no conoces y que tampoco necesitas conocer, y la que necesitas conocer a veces nos olvidamos de ella y nos olvidamos de ella porque no oramos y no dependemos de la persona del Espíritu Santo. 

¿Sabes cuántos están preocupados por los extraterrestres que han encontrado? No han encontrado nada, encontraron un globo que lo dispararon, encontraron otra cosa. Pastor, ¿pero tiene que haber inteligencia allá afuera? ¿Cómo cambia eso tu vida en el día de hoy? Pero yo quisiera saber, ¿para qué? ¿Para prepararte? ¿Prepararte cómo? ¿Qué vas a hacer, comprar salchichas por si acaso vienen, para que tú tengas con qué comer? Por favor, gente preocupada por cosas que tú dices: ¿para qué? Y si hay una pelea pay-per-view entre Dios amado, una pelea callejera, pagamos por ella, pero si eso lo vemos en el barrio todo el tiempo de gratis y mejor. 

Se dice que la condición de nuestra mente y del conocimiento de mucha gente está entenebrecida cuando nosotros nos separamos de Dios y nos separamos de la luz de este mundo. Vamos a ver el efecto en nuestros corazones, vamos a ver el efecto en nuestro entendimiento, porque no lo podemos reconocer. 

Nuestro entendimiento se entenebrece, es que comenzamos a caminar en la futilidad de nuestros propios razonamientos. Usted se va a dar cuenta de que hay gente tan cerrada en sus ideas que viven erróneamente por el resto de sus días y que se vuelven necios a la verdad, a la palabra. Y entonces comenzamos a vivir, a razonar y a justificar todo lo mal que hacemos solo para sentirnos bien, sin vivir en la verdadera libertad. 

Pero oiga bien, esto no tan solo le pasa al mundo, esto le pasa aún a los creyentes, porque la alternativa que nosotros tenemos como creyentes, muchas veces la alternativa que pensamos que tenemos que tener, es la alternativa de un conocimiento racional que nos ayude a entender todo lo que pasa en nuestra vida, y ahí es donde necesitamos la luz de Cristo, porque yo lo que necesito es no entender por qué no tengo luz, yo no necesito entender por qué llegaron las tinieblas, yo lo que necesito entender es recibir la luz de Cristo para que las tinieblas en las que yo vivo desaparezcan.

No Comments

Post A Comment