Aprende a diferenciar las voces
17916
post-template-default,single,single-post,postid-17916,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.7,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Aprende a diferenciar las voces

Como cristianos hay algo que debemos ejercitar desde el momento uno, como los cantantes y los músicos debemos ejercitar el oído para saber escuchar las voces adecuadas, saber diferenciar las voces del mundo de las voces que nos quieren guiar por el camino de Dios.

Hay un montón de voces en tu vida que van a querer influir en tu vida, hay un montón de voces que van a querer sacarte del redil, hay un montón de voces que van a querer apartarte y tú y yo tenemos que aprender a saber cuáles son las voces que están dirigiendo nuestros corazones. Cuáles son las voces que están dirigiendo nuestra mente.

Si vas a un lugar donde hay múltiples ovejas de diferentes rediles, te vas a dar cuenta, y es una experiencia que se tiene en Israel, que cuando se para un pastor, y si hay 30 o 40 ovejas, y 10 son de uno y 15 son de otro y 20 son de otro, lo que sea, cuando se para un pastor, esas ovejas son las únicas que levantan sus orejas y comienzan a caminar. Las otras ni caso le hacen porque reconocen la voz de su pastor. Lo cual a nosotros nos tiene que dar una enseñanza muy grande.

Hay un montón de voces en tu vida que van a querer influir en tu vida, hay un montón de voces que van a querer sacarte del redil, hay un montón de voces que van a querer apartarte y tú y yo tenemos que aprender a saber cuáles son las voces que están dirigiendo nuestros corazones. Cuáles son las voces que están dirigiendo nuestra mente.

Tú no te puedes dejar dirigir por cualquier voz allá afuera, tú tienes que cerrar la puerta de tus oídos y solo aprender a escuchar la voz de Dios, tener la relación suficiente con Dios para poder entender cuando es él que te habla, cuando es él que te está diciendo, para que puedas salir en el momento preciso y seguirlo a él y no vaya a ser que algún día te encuentres en otro redil que no es el que tú deberías.

Al mismo tiempo, te comento, hermanos, aprende a escuchar la voz de tu pastor aquí en la tierra. Aprende a reaccionar si eres miembro de esta iglesia. Aprende a reaccionar únicamente a la voz de tu pastor. Cuando allá afuera estén hablando cualquier loquera, ni levantes tu cabeza como las ovejas que no hacen caso. Deja de estar prestando atención a otras cosas. Hay gente que me dice: “No, pero yo creo que debo oír a otras personas”. Pues entonces tú no eres oveja de este redil, santo. Tú no eres oveja de este redil y algo que va a proteger tu vida es saber cómo habla tu pastor.

Aún de personas de adentro de la iglesia, hermano, no todo el que viene aquí todavía está verdaderamente convertido. Es más, ninguno, todos estamos en camino. Entonces tú tienes que tener cuidado cuando te hablan líderes, cuando te hablan miembros de la iglesia, cuando te hablan personas dentro de la iglesia. Mira que yo te he advertido aquí 10.000 veces: “No, no, no se deje llevar por la victimización de alguna persona, no le preste dinero a nadie aquí en la iglesia, aunque le haga el cuento más grande. Aunque usted le tenga pena, no venga después de que usted le presta dinero a alguien a venir donde mí a decirme: ‘Pastor, ¿qué hago?’. Ya tú sabes lo que te voy a decir: ‘Yo te lo dije'”. No es que usted no ayude a nadie, ayude, pero preste atención cuando usted oiga a un cualquier líder, cualquier persona de la iglesia. Si no suena a como su pastor hablaría, si no suena al sonido de la voz de la iglesia a la que usted viene, usted ni le preste atención porque terminará fuera del redil. Todo lo que hace falta para que sus hijos se pierdan es una mala conversación. La Biblia dice.

Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. El día que tú le prestas oído a la gente incorrecta, te arriesgas a perder el rumbo. Hermano, ¿pero pastor, entonces usted quiere decir que usted es perfecto y que esta iglesia es perfecta y que lo tiene todo bien? No, yo lo que te estoy diciendo es que, si soy tu pastor, hay una sola voz que debes estar escuchando, que debes estar oyendo, punto y se acabó, y que no debes estar mezclando 500 semillas. Y óyeme bien, no me debes juzgar a mí por lo que otros dicen, juzga a otros por lo que tu pastor dice.

En otras palabras, si tú oyes algún predicador, oyes algún pastor que hay muchos buenos allá afuera, cuando tú oigas, conéctalo con nosotros, no trates de conectarme a mí con ellos, porque entonces ellos son tus pastores, no yo. Y después te vas a ver las consecuencias, si esto no es lo que Dios quiere para ti. Y yo sé que lo que estoy diciendo quizás para algunos les sonará un poquito complicado, pero es la pura realidad, es la realidad y la verdad es que usted no necesita oír a más nadie, punto. Y aún todo el que te predique aquí, y cuando tú tengas un líder de Oasis, cuando tú tengas un grupo, y cuando tú tengas gente que se acerca a ti, que vienen a Fuente de Agua Viva, si no te dicen bendecido, si no te dicen yo creo en prosperidad, si te están pidiendo dinero con la cara de mendigo y están buscando el dinero fácil y el camino fácil, tú lo que tienes que decir es: “A tomates, no huelen así, no habla mi pastor, eso no es mi pastor, eso no es Fuente de Agua Viva, eso no funciona, eso no es así”. Y sal corriendo.

Una de las cosas importantes que tú tienes que entender es que por la puerta que tú sales es cuando reaccionas a la voz del Dios que te ha salvado, que tiene las mejores intenciones para tu vida. 

Los ladrones vienen para robar, para matar, para hurtar, para destruir, y hay gente que con sus voces te van a sacar para lugares de destrucción, para robarte, para matarte, para quitarte. Pero cada vez que el pastor te llama, te llama para llevarte a buenos pastos, te llama para llevarte a cosas maravillosas. Y lo mejor que tú puedes entender en el día de hoy es que Jesús es el único camino para tu salvación y para tu plenitud, y sólo a él tienes que seguir. Solo a través de Él tienes que seguir.

No Comments

Post A Comment