¿Qué señales estás viendo?
17523
post-template-default,single,single-post,postid-17523,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.7,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿Qué señales estás viendo?

A veces el razonamiento nos nubla, nos enceguece y nos impide ver las verdaderas señales que intentan tocar la puerta de nuestro corazón. Hoy pregúntate, ¿Qué señales estás viendo? ¿Le has pedido una señal a Dios pero sientes que no te da ninguna? Quizás el problema sea que no sabes ver las señales que Él te da.

¿Por qué pasa esto? Hay dos o tres razones para orar.

Número uno: ese es el efecto del pecado en la vida de una persona. Cuando una persona está en pecado, cuando una persona está nublada por el pecado, cuando una persona no ha realizado lo mal que está, cuando una persona no ha realizado la condición que tiene, cuando una persona lo que hace es justificar su vida todo el tiempo, todo lo que hace, cuando una persona lo que hace es justificar todas sus decisiones, cuando lo que hace es buscar siempre una escapada a su razonamiento, a su mente, a su intelecto, a justificar sus malas decisiones, el corazón de esa persona está entenebrecido. El corazón de esa persona, en su corazón y en su mente, está simplemente ahora mismo en ese nivel de conocimiento donde simplemente no puede ver la luz de Dios.

Número dos: no tan solo el efecto del pecado, sino el efecto de nuestros malos razonamientos. Y te llevo a una historia para que veas lo que te quiero decir en el día de hoy. En el libro de Mateo, capítulo 16, el verso 1 al 4, fíjate lo que dice: “Vieron los fariseos y los saduceos, y para tentarle, le pidieron que les mostrase señal del cielo. Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. ¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis! La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue.” 

Mira lo que pasa en esta ocasión: el Señor les celebra el razonamiento de ellos. El Señor les celebra el razonamiento, les está diciendo: cuando por la tarde veis el sol como se está oscureciendo, esa expresión de arreboles quiere decir que cierto color que tiene el cielo, era una expresión judía. Cuando el cielo se va oscureciendo, el sol y va bajando el sol, está en tal color, como rosado, quiere decir que mañana será un buen día. Así que, uno más uno es dos: veo el cielo de ese color, la experiencia pasada me dice que cada vez que veo el cielo de ese color, al otro día hace un buen día. Todavía no he llegado al buen día, pero como ya veo el cielo de ese color, puedo creer que mañana será un buen día. Eso es una conclusión por fe basada en razonamiento. ¿Por qué por fe basada en el razonamiento? Porque la realidad es que aunque el cielo esté hoy de un color, no necesariamente mañana amanezca así. Las cosas pueden cambiar de un día para otro. Pero tradicionalmente, ellos veían el cielo de una manera y podían decir: mañana será un buen día. Si veían el cielo nublado, no era tan tonto pensar que al otro día iba a haber problemas, que iba a llover o que iban a tener un mal clima. Entonces, el Señor les dice: ustedes son unos hipócritas, porque sí usan el razonamiento para sacar el cálculo de los días, pero no han visto todas las señales, o viendo todas las señales, no han usado el mismo razonamiento para llegar a la conclusión de que yo soy el Cristo. O sea, que usas tu razonamiento para las cosas naturales, todas las que ves. Pero viendo todas las señales de los tiempos que yo he cumplido, viéndolo todo, viéndolo todo, no utilizas ese razonamiento para llegar a la conclusión de que yo soy el Mesías, sino todo lo contrario. Y así hay una gran cantidad de personas que son gente necia, que saben razonar, pero en vez de razonar hacia la fe, se razonan fuera de la fe. Que saben sacar uno más uno: mañana puedo esperar esto, mañana puedo esperar lo otro.

3 Comments
  • Oswaldo Monier
    Posted at 08:57h, 16 February Reply

    Gracias por esta gran enseñanza Ungido del Señor Ps Otoniel Font sobre la Luz, la Fé y el Racionamiento de cada uno de los hijos de Dios
    AMÉN 🙏🙏🙏

  • Sandra Judith Aguilar Muñoz.
    Posted at 08:42h, 18 February Reply

    Muchas gracias por sus enseñanzas

  • sadela jose latuff pineda
    Posted at 17:59h, 18 February Reply

    AMEN PASTOR DEBEMOS VIVIR LA PALABRA,,,,,,BUEN MENSAJE ME GUSTO MUCHO…..VERY GOOD….

Post A Comment