La vida no tiene propósito
17447
post-template-default,single,single-post,postid-17447,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

La vida no tiene propósito

La vida no tiene propósito. Así es, porque el propósito está en ti, el que debe tener el propósito eres tú.

¿Por qué para mí la apologética va dirigida y va conectada con la obra del Espíritu Santo en la vida de todos nosotros? 

No quiero hablar de tantos términos y aquí he omitido un montón de términos profundos que algún día podremos estudiar. Aquellos que estén en el instituto estudiarán, verdad, una apologética más complicada para que ustedes aprendan todos estos términos. Estoy simplemente dando lo más práctico, lo más fácil y sencillo. Oigan bien: ¿por qué yo creo que hace falta la defensa de la fe para que la obra del Espíritu Santo sea efectiva en la vida de una persona? 

Porque la defensa de la fe de cada uno de nosotros hace dos cosas: número uno, cuida tu corazón; y número dos, siembra una semilla que el Espíritu Santo puede usar para convencer a alguien de la verdad. Ayúdame en el piano. Cada vez que tú defiendes la fe, pasan dos cosas: número uno, tu corazón se guarda.

Te dije al principio que Primera de Pedro 3:15 es el verso por excelencia para decir que todos nosotros tenemos que defender la fe. “Prepárate para tener buena conciencia con aquellos que son malhechores, que te van a tratar de avergonzar. Prepárate, sé firme para que defiendas la fe, para que tú puedas predicar”. Ese es el verso que se usa por excelencia, seguro que sí. Pero yo usaría mejor Proverbios 4:23, donde dice: 

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él mana la vida”. La Biblia dice que el que crea estar firme, mire que no caiga. Y todo lo que conlleva, hermano, para que nuestro corazón se dañe un día, es un mal pensamiento ideológico, filosófico, ante un cuestionamiento de la vida, para que tú pierdas tu fe en el Dios que te ha salvado y que te ha transformado. Todo lo que hace falta es que alguien cuestione algo que tú no puedas responder y que en tu mente se quede la semilla negativa de un argumento que te hace a ti separarte del Dios que te ha salvado y que te ha transformado. 

Todo lo que hace falta es que un joven vaya a la universidad y venga un profesor malintencionado con una idea negativa y los años que tú le enseñaste la palabra y lo educaste en una filosofía de vida cristiana creyente se echen por la borda simplemente porque alguien venga a cuestionarle y no haya un argumento con el cual proteger el corazón. La realidad es que ningún joven debe pelear con ningún profesor, pero el joven tiene que estar listo a preparar defensa para que su corazón esté defendido ante los ataques del mundo.

Cada uno de los que estamos aquí tendremos experiencias en la vida que nos harán cuestionar a Dios, su existencia, si está conmigo o no, si estoy haciendo la voluntad de Dios o no. Los errores en mi vida y los problemas y las decisiones que tomó en un momento dado, que me dan ciertas consecuencias negativas, pueden provocar que mi corazón comience a cuestionar si Dios es real. El comparar mi vida con los demás y el ver a otros aparentemente disfrutar de cosas que yo quisiera y que simplemente me abstengo por ser creyente, porque mi filosofía de vida me dice que tengo que vivir diferente, y a veces pienso que son más felices los otros que nosotros.

¿Entonces me hace cuestionar la muerte de un familiar, la muerte de un bebé, un accidente que yo no esperaba? ¿Dónde está Dios? ¿Un huracán que destruya a todas las cosas, una tragedia, una niña violada? ¿Te hace cuestionar dónde estaba Dios, si es real, si es tan bueno? Y todo lo que hace falta es un mal pensamiento en tu corazón para que tu corazón se dañe. 

Si entiendes lo que estoy diciendo, aún podría yo decir que no se trata de que creas en Dios, se trata de que no tengas un corazón dañado. Porque lo peor que tú puedes tener en esta vida es un corazón lleno de odio, de resentimiento y dañado con coraje ante la vida. Simplemente por las cosas que han pasado, una de las peores cosas que hay, hermano, entre los cristianos, es que la gente piensa que la vida tiene propósito. Y déjame decirte algo: la vida no tiene propósito, la vida no tiene propósito. El que tiene propósito eres tú, pero no la vida. Y la vida hay que tomarla, como dice el americano, at face value. La vida es la vida. Pero todo el que piensa que la vida tiene propósito le busca sentido a todo lo que le pasa. Y la gente no se da cuenta de que cada vez que tú preguntas “¿por qué pasa esto?”, el mero hecho de preguntar parece ser que tú quieres una respuesta. 

Pero el mero hecho de preguntar “¿por qué?” Lo que demuestra es un coraje y una frustración de que tú no quieres que haya pasado eso en tu vida. Y parece una pregunta bonita: “Es que yo quiero descubrir por qué. Yo quiero descubrir por qué”. Pero el mero hecho de preguntar “¿por qué?” es la hipocresía de la gente de no aceptar: “Estoy molesto porque no quería que esto pasara”. Y esto fue lo que pasó. ¿Pastor, debemos entonces preguntar por qué pasan las cosas que pasan? Y la respuesta es no, porque la vida no tiene sentido y la vida no tiene propósito. El que tiene propósito eres tú. Y lo que tú y yo tenemos que aceptar es una cosa: que lo que me pasa, lo acepto. Me pasó, pero no termina el propósito de Dios para mi vida. Y a pesar de lo que me ha pasado, el propósito de Dios para mí se va a cumplir, aunque no entienda lo que me está ocurriendo. 

Por eso usted ve tantas explicaciones locas, la gente tratando de hacer sentido a todo allá afuera y espiritualizando todo.

4 Comments
  • Elvis
    Posted at 07:09h, 02 February Reply

    Good

  • Oswaldo Monier
    Posted at 08:53h, 02 February Reply

    Lléname de Discernimiento y Sabiduría para seguir con tus Enseñanzas y Propósitos para mí vida AMADO PADRE CELESTIAL
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏

  • Martha
    Posted at 13:22h, 02 February Reply

    Amén gracias por la palabra

  • SADELA JOSE LATUFF PINEDA
    Posted at 16:29h, 05 February Reply

    AMEN PASTOR NOSOTROS DEBEMOS TENER EL PROPOSITO

Post A Comment