El mundo necesita de Dios
17535
post-template-default,single,single-post,postid-17535,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

El mundo necesita de Dios

Cuando digo que el mundo necesita de Dios hablo de que debemos volver a ser como niños. Creer sin querer buscarle una razón, solo porque sí, sólo porque con creer es suficiente.
Comenta “Yo” si tú también necesitas de Dios.

Ahí es donde creo que a veces la iglesia se ha vuelto muy sofisticada. Creo que muchas veces la iglesia se ha sofisticado tanto que de vez en cuando tenemos que volver a lo esencial. No hay nada malo con este estudio bíblico, pero tenemos que volver de tiempo en tiempo a esa fe de un niño, a creer que la Biblia dice que por sus llagas fuiste curado. ¿Qué evidencia te puedo dar de eso? Ninguna. Lo único que te puedo decir es que lo dice la Biblia, lo dice Isaías 53, que por su llaga fuiste curado. Y yo lo que creo es que tú debes confesarlo, decirlo, decirlo y creer que Dios va a hacer un milagro en tu vida.

Pero explícame, ¿por qué? No sé cómo explicarte, no te lo puedo explicar, porque no hay explicación para eso. Es la fe en el poder del Evangelio lo que cambia la vida de una persona. Y tú y yo no podemos perder la fe en ese evangelio. Y por qué hago esta aclaración, porque hay muchos de los que están aquí callados, allá afuera, porque no saben qué decir, no saben cómo defenderse. Hay un montón de gente queriendo volverse doctores en teología y estudiar la Biblia para presentar argumentos y sentirse mejor preparados. Felicidades por ti, todo el que quiere aprender debe aprender. Pero tú no vas a ganarte a nadie con un sistema teológico, tú no vas a convertir a nadie con un sistema teológico, tú no vas a convertir a ninguna persona con un argumento natural. La gente se convierte y se transforma por una sola cosa: la locura del Evangelio, de las buenas nuevas de que Cristo vino y murió por nosotros y resucitó para darnos vida y dárnosla en abundancia. Y esa debe ser nuestra prioridad todos los días: predicarle a la gente el evangelio, orar por la gente.

Oye, te quiero llevar estos versos y que los veamos por un momento para cuidar nuestro corazón primero, pero entiende que es la locura del Evangelio, la locura del Evangelio. Y cada vez más me doy cuenta de la necesidad que hay de esto, cada vez más, cada vez más. En estos días hablaba con un caballero que me citó a hablar con él, una persona conocida con ciertas situaciones, y me decía: sé que lo único que yo necesito es de Dios y lo he estado buscando, pastor. Cuando terminamos de hablar, lo que me pidió fue una cosa: me dijo, cuando usted pueda, la próxima semana, invíteme un día a orar con usted, me gustaría ir a su templo con usted, allí arrodillarme y llorar. Y cuando yo salgo de esa mesa, veo la necesidad de gente tan influyente, tan importante, que no hay argumento que yo le pueda dar, solo el mero hecho de que te digan que lo que necesitan es oración, que lo que necesitan es orar. Y sabes lo que me entristece, que el mundo sabe lo que necesita y los cristianos, sabiendo lo que tienen que hacer, piensan que no lo necesitan.

¿Cuándo fue la última vez que tú sentiste la necesidad de venir al templo a orar? Lo que pasa es que mientras más nos conectamos con Dios, a veces lo hacemos desde nuestra mente y no desde el espíritu. Y ahí es donde comienza nuestra vida a retroceder. Yo no tengo problema con que usted sea un cristiano más sofisticado o más fino, más finucci, que conozca más versos, que conozca grandes argumentos y que pueda defender la fe. Pero sobre todas las cosas, yo creo que deberíamos ser de los locos del Evangelio, donde le pongamos las manos a la gente y creamos que se van a sanar, donde declaremos la palabra y creamos que algo va a ocurrir, donde tú salgas allá afuera y prediques la palabra y que la gente tú esperes que se convierta y que le entregue su vida al Señor.

6 Comments
  • Edilsa
    Posted at 08:51h, 12 February Reply

    Bendiciones Pastor Otoniel,
    Tenemos que declarar, orarr por los demás saber que atravez de esa oración Dios nuestro Padre celestial hay milagros, así es sencillo creer y creer

    En la palabra de Dios

  • Elvis
    Posted at 09:10h, 12 February Reply

    Gloria a Dios 🙌

  • Oswaldo Monier
    Posted at 09:20h, 12 February Reply

    Gracias Amado Padre Celestial por Todo Tú Amor y Misericordias
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏

  • SADELA JOSE LATUFF PINEDA
    Posted at 17:57h, 13 February Reply

    AMEN SIEMPRE VEMOS LA MANO DE DIOS

  • Martha
    Posted at 00:42h, 15 February Reply

    Aleluya

  • Flormarie castro
    Posted at 13:12h, 17 February Reply

    Amén.
    Creo que es cierto, Debemos orar sin cesar como dijo Jesús!! Comencemos a Predicar en tiempo y fuera de tiempo, Jesús dijo que haríamos milagros más grandes de los que el hizo.. Si él hizo cosas asombrosas, Como serán las que hagamos si Orarmos con más devoción???
    Dios me los bendiga!

Post A Comment