Cosas de la verdad que tenemos que entender
17540
post-template-default,single,single-post,postid-17540,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.7,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Cosas de la verdad que tenemos que entender

Este video es importante que lo veas de principio a fin, porque aquí te enseño sobre la verdad y cómo enfrentarnos a ella, especialmente en este mundo tan convulso.

Los miércoles venimos a nuestro estudio bíblico. Y hago la aclaración de que, cuando hablamos de un estudio bíblico, hablamos de unos temas quizás un poquito más profundos de lo que hablamos los domingos en la mañana, tratando de llevar una línea de estudiar la palabra del Señor en algunos aspectos con un poquito más de profundidad a lo que hacemos durante los domingos en la mañana. Y en las pasadas semanas, los miércoles, hemos estado hablando acerca del tema que le pusimos de forma así: chasai gospel. Eh, que básicamente es la defensa de nuestra fe. Chasai es la palabra japonesa para apologética, para defender la fe. Ya explicamos lo que significa. Básicamente es el concepto de apologética. Y el concepto de apologética quiere decir la defensa de nuestra fe. Apologética es defender nuestra fe.

Ahora, varias aclaraciones que quiero recordar para ir a la palabra del día de hoy. Varios detalles importantes que quiero que usted siempre recuerde mientras estudiamos este tema. Número uno: la meta de nosotros es aprender a defender nuestra fe, aprender a responder y a presentar defensa, como nos pide la palabra del Señor en varias ocasiones, no es con el propósito de convertir a nadie. Tú y yo no estamos aquí defendiendo nuestra fe para tratar de convertir a una persona, de que alguien se convierta. ¿Por qué razón es tan importante entenderlo? Porque la obra de salvación no viene por ningún argumento o razonamiento que nosotros presentemos. La salvación es producto de la obra del Espíritu Santo en la vida de una persona. Es el Espíritu Santo quien convence de pecado, de justicia, de juicio. Pastor, entonces, si yo voy a defender la fe y al final no es que se convierta, ¿para qué lo hacemos? Bueno, lo hacemos según la Biblia, como hemos visto, para muchas cosas. Una de ellas es proveer, sí, una semilla de fe. Proveer un argumento, una semilla. Plantar un pensamiento, abrir el corazón. Por eso, cuando defendemos nuestra fe y hablamos con la gente, no le hablamos al razonamiento.

Aunque usamos palabras con gran razonamiento, le hablamos a la parte divina que hay dentro de cada persona. Que, aunque se revela esa persona de no creer que hay un Dios, todo ser humano tiene una parte dentro de él que sabe que Dios existe. Así que nosotros vamos a ese lugar. Hablamos al corazón con palabras inteligentes. Pero sabemos que lo que estamos es plantando una semilla en el corazón que esperamos que algún día Dios la pueda usar para hacer la obra. Y hacemos lo que dice la palabra del Señor: Apolo sembró, otro regó, pero el crecimiento lo da Dios. Yo no sé si fui yo el que puse la semilla y a lo mejor otro vino y le echó el agüita necesaria. Pero, a la larga y a la postre, el crecimiento quien lo da es Dios. Pero nosotros no somos los que salvamos a ninguna persona.

Número dos: cuando hablamos de ese propósito de nosotros poder defender nuestra fe, es para evitar aquellos que quieren ridiculizar lo que es la obra del Señor y la iglesia.

De esos hay muchos, constantemente tratando de ridiculizar la obra del Señor. Y, hermanos, la verdad es que hay gente que son ridículas y hay cristianos que hacen unas cuantas ridiculeces. Y hay gente que, cuando yo los oigo y los miro y veo lo que están haciendo y lo que publican, tú dices: por eso es que nos metemos en tanto lío y en tantos problemas. Y la verdad es que hay gente que se las busca. Y por algunas de esas personas, bueno, pues también nos las buscamos nosotros. Pero la realidad es que, cuando nosotros argumentamos, si lo sabemos hacer de forma correcta, evitamos, verdad, que la gente tome esa postura y que ridiculice a todos los cristianos por igual. Así que tenemos que aprender a defender nuestra fe. Pero, sobre todas las cosas, el propósito principal de estas ideas es que tú cuides tu corazón. Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él mana la vida. Todos nosotros

3 Comments
  • Oswaldo Monier
    Posted at 09:35h, 19 February Reply

    Todo es Consistente en n Tí AMADO PADRE CELESTIAL
    Tú Carácter, Tu Voluntad, Tu Gloria, Tu Mente y Tu Ser
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏

  • Martha
    Posted at 23:22h, 19 February Reply

    Amén muy cierto y verdadero lo que UD nos enseña

  • SADELA JOSE LATUFF PINEDA
    Posted at 21:47h, 20 February Reply

    GRACIAS PASTOR POR ESA PALABRA
    DIOS CONTINUE DANDOLE SABIDURIA.

Post A Comment