Necesidad de defensa
17441
post-template-default,single,single-post,postid-17441,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Necesidad de defensa

Dios nos dice que debemos estar alertas para defender nuestro comportamiento en Cristo, defender nuestras creencias es casi una necesidad, ante un mundo que ofrece alternativas que, aunque sean lícitas, no significa que sean correctas.
La Apologética es la defensa con argumentos de nuestra fe, de nuestras creencias.

Hoy quiero comenzar un estudio bíblico por un par de semanas que tiene un propósito en particular: prepararnos para algo que vamos a estar haciendo en los próximos meses. Quiero que usted también esté listo y preparado desde diferentes ángulos. Estoy seguro de que le va a parecer curioso el nombre que le hemos dado a esta serie de mensajes: Shazai Gospel, el evangelio Shazai.

¿Qué significa chasai? Es una palabra japonesa que se traduce como apologética. La apologética es básicamente la defensa de la fe. Es muy interesante estudiar la palabra chasai en japonés, porque aunque su definición exacta es apologética, es curioso que esa misma palabra haya ido evolucionando a través de los tiempos y que ahora se utilice más en el contexto de pedir perdón. Esta expresión es muy importante y lo va a entender ahora.

La realidad es que a través de los tiempos ha habido una gran controversia en el cuerpo de Cristo y en la iglesia sobre si realmente nosotros, como creyentes, tenemos o no que defender la fe cristiana. ¿Es necesario que defendamos nuestra fe ante los ataques que hay en la sociedad? Para responder a esto, tenemos que estudiar la palabra apologética, su origen y su significado.

Yo quiero darle varios conceptos hoy que nos van a ayudar a definir realmente cuál debe ser nuestra postura como creyentes ante todas las ideologías y filosofías que se han levantado a través de los tiempos. La palabra apologética, que es el término que se usa hoy en día para hablar de la defensa de la fe, viene de la palabra griega apología, que es de donde sale la palabra en inglés apology, que traducida al español significa disculpa o perdón. Por eso me pareció muy curioso el término chasai, porque chasai, de primera intención, cuando usted lo busca, su definición es apologética, pero en su esencia tiene que ver con pedir perdón.

Entonces, la pregunta y la controversia a través de todos los tiempos es: cuando nosotros defendemos nuestra fe, ¿lo que estamos haciendo es excusarnos o realmente necesitamos defender nuestra fe? No sé cuántos se han encontrado alguna vez en su vida con que les lanzan algún cuestionamiento y sus argumentos, desde su mente, lo que están haciendo es excusar lo que creen, no necesariamente defender lo que creen. Este juego de palabras es muy interesante, porque la apología, en griego, no tiene que ver con pedir perdón. A través de los tiempos, vuelvo y repito, las palabras van cambiando en su significado y su connotación, y eventualmente ese significado del perdón se introduce dentro de la sociedad. Pero cuando hablamos de apologética, de apología, hablamos realmente de la defensa a través de argumentos racionales e inteligentes que permitan defender un punto de vista.

Cuando nosotros miramos el libro de primera de Pedro, capítulo 3, el verso 13, nos dice: “¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien? Más también, si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros, teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo”.

El apóstol Pedro nos dice que tenemos que estar listos para presentar defensa una y otra vez, que tenemos que pararnos firmes porque tenemos una conciencia libre y que tenemos que saber que hay gente mala que va a tratar de avergonzarnos a través de todos los tiempos, y que tenemos que estar listos para dar la defensa correcta de aquellas cosas que creemos.

Dándote un poquito de historia, varias cosas importantes para llevarte a mí. Para mí, el verso más importante de la apologética, en cuanto a mí como pastor, no es primera de Pedro. Aunque el verso que te acabo de leer es el que usan los más grandes teólogos para explicar la importancia de la defensa de la fe, creo que hay uno más profundo con el cual quiero terminar en un momento.

Pero cuando uno mira la palabra apología, viene del griego, donde observamos a personas conocidas como Platón, Aristóteles, defendiendo sus puntos de vista y tratando de hacer razonamientos lógicos para que la gente entendiera aquellos pensamientos que ellos querían transmitir.

Si nosotros hablamos de apologética cristiana en particular, tenemos que hablar entonces del desarrollo de argumentos inteligentes a favor de la verdad y de la racionalidad del cristianismo, y de la falsedad e irracionalidad de las alternativas que el mundo ofrece. Eso es apologética. Es tener argumentos, el saber defender mi fe de una forma racional e inteligente, donde aquellos que puedan contradecirnos o simplemente atacarnos puedan oír de nosotros argumentos sabios que nos permitan mostrar la verdad.

Yo sé que lo primero, esta primera etapa, es un poquito árida. Por favor, siga conmigo en esta introducción para llevarte unas ideas. Me parece que interesante, pero para mí una de las definiciones más importantes que hay, y aquellos que les gustaría estudiar un poquito más acerca de este tema, y hoy, como dije, el fundamento, en los próximos días, miércoles que viene, vamos a estudiar el argumento de que si Dios existe o no, y vamos a ver si Dios existe o no, vamos a mirar si ciertos argumentos que tú vas a encontrar allá afuera y vamos a estudiarlos y vamos a ver si realmente cómo nosotros, como creyentes, podemos mostrar todas estas cosas. 

3 Comments
  • Oswaldo Monier
    Posted at 10:23h, 31 January Reply

    Gracias Amado Padre Celestial por Todo Tú Amor y Misericordias
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏

  • Martha
    Posted at 21:03h, 31 January Reply

    Amén

  • sadela jose latuff pineda
    Posted at 12:11h, 01 February Reply

    PASTOR FONT DIOS LO HA DOTADO CON UNA SABIDURIA ESPECIAL…..

Post A Comment