¿Estás usando al Espíritu Santo?
16664
post-template-default,single,single-post,postid-16664,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿Estás usando al Espíritu Santo?

Supongamos que te has enamorado de alguien, lo invitas a salir, lo presentas a tu familia, quieres casarte con esa persona, y cuando ha llegado el momento esa persona te dice “No quiero casarme, solo quería sentirme querido, y acompañado” y dejando esa frase se va, y te deja con la sensación de que alguien te utilizó. Así mismo pasa con el Espíritu Santo cuando sólo pretendes usarlo para tu salvación. Mira completo el video y responde la pregunta ¿Estás usando al Espíritu Santo? 

Comenzamos el miércoles una nueva serie de mensajes que se titula “Hola, soy el Espíritu Santo”. ¿Por qué ese título? Porque la premisa de esta serie de mensajes es el hecho de que creo que las primeras impresiones que uno tiene con una persona pueden determinar nuestra relación en el futuro con ella. 

Todos nosotros hemos tenido una experiencia así, donde nos han presentado a alguien, naturalmente hablando, algún amigo o alguna persona, y la primera impresión que recibimos de esa persona fue la errónea. 

Lo vimos orgulloso, lo sentimos arrogante, lo que sea, y decidimos desde ahí no volver a tener una relación con esa persona pero a todos, yo creo, que nos ha pasado en alguna ocasión donde hemos vuelto a buscar a esa persona, dar una segunda oportunidad, una tercera oportunidad, una cuarta oportunidad, y luego de varias conversaciones nos damos cuenta de que no era como de primera intención yo había visto. 

Así creo que pasa con el Espíritu Santo, mucha gente, cuando habla del Espíritu Santo, su primera impresión es alguien que te hace temblar, alguien que te hace hablar en un lenguaje que tú no entiendes y alguien que es tan inesperado que trabaja solo en el caos o en lo que es sorpresivo y te da miedo. Es la experiencia que algunas personas tienen. 

Yo creo que si usted quiere conocer al Espíritu Santo correctamente tiene que mirarlo desde el principio para luego poder entender qué es lo que ocurre en el Pentecostés. Si su única impresión es lo que pasa en ese día y no sabe todo el desarrollo y la obra del Espíritu Santo en la vida del hombre y del pueblo de Dios nunca podrá entender esa otra expresión que es lo que ocurre y qué es lo que pasa y tampoco podrá entender lo que hoy nosotros debemos esperar con una relación con el Espíritu Santo. 

La semana pasada fue un tiempo maravilloso, demasiado extenso para poder repasar todo. Dimos tan solo algunas premisas importantes que yo creo que usted debe siempre tener claro cuando vaya a estudiar la persona del Espíritu Santo. 

Solo te recuerdo una de ellas, que es bien importante para hoy: te decía la semana pasada lo importante de entender que el Espíritu Santo es una persona y de primera intención eso parece simple porque lo oímos pero nuestra mente realmente no lo recibe. 

¿Por qué no lo recibe fácilmente? ¿Por qué? Porque si yo te digo Dios Padre todos sabemos en nuestra mente lo que es un padre, lo que debería hacer o lo que podría ser o lo que es un padre. Si yo te digo Jesús el Hijo de Dios hay una imagen clara de lo que es ser un hijo pero te digo Espíritu y ¿cuál es la imagen de un espíritu? ¿Cómo tú procesas en tu mente lo que es un espíritu? Mucho lo primero que vemos es el fantasma Gasparín en nuestra cabeza; lo que ves es un fantasma, lo que ves algo ahí que no tiene personalidad. 

Entonces ¿cómo tú procesas eso? A través de toda la Biblia observamos sus manifestaciones como las que vamos a ver hoy y sus descripciones para poder entender su obra, no la persona; pero no hay una figura que te haga entender la persona si no entiendes cómo a través de la Biblia demuestra que él es una persona. 

Por ejemplo, solo un par de versos donde observamos que el Espíritu Santo se entristece. El viento no se entristece, una persona sí. El Espíritu Santo le da alegría, el viento no le da alegría, pero el Espíritu es una persona. Así que cuando yo voy a ver al Espíritu Santo, tengo que ver la obra, tengo que ver el poder, tengo que ver cómo se expresa en la Biblia y cómo nos lo presentan, pero no lo puedo separar de la persona. Y para poder ver a la persona, tengo que leer toda la Biblia y ver la descripción de su reacción en nuestra relación con Él y ahí podemos combinar las dos cosas. 

¿Qué es lo importante de eso? Lo más importante para mí en ese sentido es que si lo único que tú entiendes del Espíritu Santo es la manifestación del poder, lo vas a utilizar. Hay gente que lo único que hace es tratar de usar al Espíritu Santo: usarlo para sentirse bien, usarlo para que lo ayude, usarlo para aquello y la clave para dañar cualquier relación es usar a la otra persona. 

Al Espíritu Santo nosotros tenemos que tener una relación con Él y tendremos acceso a su poder, tendremos acceso a su manifestación, pero si lo único que veo es su manifestación, lo trataré de usar y nunca tendré una verdadera relación con Él. Hay gente que la única relación que tiene con el Espíritu Santo en la semana es ir a un culto, que alguien le ponga la mano y caerse; pero durante la semana no hablaron con él. Hay un montón por ahí afuera que vienen a la iglesia y lo sienten, pero durante la semana no hablaste con Él. 

Hay un montón de gente que viene a la iglesia y quieren sentir la unción en el culto y poner toda la presión de la relación que has descuidado todas las semanas en que el pastor venga ungido y que tú sientas algo aquí en el culto y si tú no sientes, el culpable es el pastor, que no te hizo sentir. 

Entonces ¿tú toda la semana qué hiciste? ¿Le hablaste? ¿Le cantaste? ¿Cuando oraste te referiste a él? O cuando venías para el culto esa mañana ¿lo que venías era oyendo reggaetón? ¿Lo que venías era oyendo chistes? Entonces pretendes ponerle la presión al Espíritu Santo aquí en la iglesia, al liderato, a los cantantes, cuando el que debiste haber cultivado una relación toda la semana eres tú. 

Los matrimonios saben eso: cuando usted quiere amor, amor caliente, hay que cuidar la comida toda la semana. La gente viene a la iglesia y no es así; no. Entonces la gente quiere en 15 minutos de adoración que tú los lleves al cielo y predicar rápido porque tienen prisa para irse, para ir al brunch en especial, que hay que comprar con el cupón; con el cupón. Y tienen que ir al bronce; entonces lo que vienen es a usar a Dios. No cuidaste tu relación y ahí es donde nosotros tenemos que ir en los próximos días. 

Tenemos que entenderlo y vuelvo y repito: me da mucha tristeza porque mucha gente le adjudica al Espíritu Santo unos momentos especiales que pasan en unos lugares y después quieren repetirlos y se sale de control la cosa ahora.

6 Comments
  • sadela jose latuff pineda
    Posted at 09:40h, 20 October Reply

    HOY 20 DE OCTUBRE,,,,COLOCO FECHA PARA QUE VEAN QUE LOS SIGO TODOS LOS DIAS,,,,,,ESO ES VERDAD PASTOR,,,,,NO DEBEMOS TRATAR DE UTILISAR AL ESPIRITU SANTO,,,,,EFESIOS 4 30 DICE QUE EL ES UNA PERSONA QUE TIENE SENTIMIENTOS,,,,,,SIENTE SE CONSTRISTA,,,,,,EL ESPIRITU SANTO ES MARAVILLOSO,,,,,,,LATUFF SADELA DESDE VENEZUELA

  • Carmen
    Posted at 20:19h, 20 October Reply

    Muy cierto Pastor la comparación, él espíritu Santo debe ser nuestro todo, en nuestras vida, ese gran y eterno amor 😍🙏

  • Maira Ortiz
    Posted at 03:28h, 21 October Reply

    Bendiciones.. este tema es revelador.. últimamente siento que el Espíritu Santo es mi compañero y eso es muy bueno..pero cuándo le fallo.. porq pasa!!!! Siento tanta vergüenza, siento que lo hiero.. y en ese sentido creo que de eso se trata de tomarlo en cuenta en nuestra vida hasta cuando fallamos , porq así mismo lo haríamos con nuestro mejor amigo!!!

    • admin2
      Posted at 07:55h, 23 October Reply

      Hay emociones que quisiéramos poder evitar, pero que ante ciertas circunstancias son las correctas, y lo que nos indican es que no se nos ha dañado el corazón en medio de todo. ¡Bendiciones!

  • Oswaldo Monier
    Posted at 07:47h, 21 October Reply

    El Espíritu Santo es nuestro Guía y Protector de nuestras vidas todos los días
    AMÉN 🙏🙏🙏

  • marttha
    Posted at 21:26h, 21 October Reply

    Aleluya
    No contristemos al Espíritu Santo el es nuestra guia

Post A Comment