5 Cosas que debes conocer para mejorar tu relación con el Espíritu Santo. IV
16661
post-template-default,single,single-post,postid-16661,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

5 Cosas que debes conocer para mejorar tu relación con el Espíritu Santo. IV

Terminamos con este video la serie de las 5 cosas que debes hacer para mejorar tu relación con el Espíritu Santo. El espíritu Santo es ese canal que usas para comunicarte con Dios, es el poder del espíritu Santo el que sirve como intermediario para que sean las bendiciones las que te acompañen. 

Ayer, después del servicio de Orlando, un empresario muy grande fue a verme. Viajó desde Miami solo para verme y, después del servicio, tenía que levantarme a las  3 AM para salir para Puerto Rico. 

Hoy, después del servicio, fui a cenar con este hombre que viajó solo para verme y, ahí en la mesa, estábamos hablando. Compungido, lo que me decía es: “Su amistad conmigo y sus palabras han cambiado mi vida para siempre. Es nada más compartir con usted las veces que ha podido compartir. La presencia de estar ahí”. Me contaba su testimonio de vida.

No hay forma en que yo pudiera obligar a ese hombre a vivir una vida de perfección si primero no es primeramente que nadie es perfecto, nadie lo puede lograr hacer si no es por el Espíritu Santo que nos va perfeccionando poco a poco. Y eso no es lo que lo debe impresionar, lo que lo debe impresionar es la presencia. 

Y luego de que la gente ve la presencia de Dios en ti, entonces tú puedes mostrarle: “Así es que vivimos. Así es que caminamos”. ¿Por qué? Porque tú nos robas porque la persona del Espíritu Santo se entristece y la presencia que tú ves es porque yo tengo una persona, ve la relación. Pero si trato de imponer a la gente la regla sin que vean el efecto de la presencia, me vuelvo yo religioso cuando yo no lo puedo cumplir todo si no fuera por él y cuando fallo es la presencia y la persona que me perdona. Es todo una relación tan poderosa.

Yo quiero que tú sepas que la marca distintiva de la iglesia no son las leyes, no son las reglas, no son los reglamentos, no son los rituales, es la presencia de Dios que nos acompaña donde quiera que nosotros vayamos. La gente no entiende más nada pero nadie puede resistirse a la presencia de Dios. Dale un aplauso al Señor si se lo va a dar. Seguro que sí.

Número cinco: el tercer concepto que te dije, el tercer concepto que quiero que entiendas del Espíritu Santo es el concepto del poder: persona, presencia y poder.

La Palabra del Señor dice en el libro de Primera de Corintios capítulo 2 el verso 7: “Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu Santo para provecho; porque a éste le es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otros, dones de sanidad por el mismo Espíritu; a otros, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otros, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu repartiendo a cada uno en particular como él quiere”.

Gálatas capítulo 3 el verso 5: “Aquel pues que os suministra el Espíritu y hace maravillas entre vosotros ¿lo hace por las obras de la ley o por el oír con fe?”. ¿Lo hace por los mandamientos o lo hace por la fe que tú tienes? Pero mira lo que hace el Espíritu: hace maravillas.

Así que definitivamente el Espíritu Santo se manifiesta con poder. Se manifiesta con poder a través de los dones. Te acabo de leer un listado de dones: el don de profecía, el don de sabiduría.

Ahí está el poder de Dios manifiesto y definitivamente parte de nuestra experiencia con el Espíritu Santo es la manifestación de este poder en nuestras vidas: el poder para hacer maravillas; el poder para que tu misma vida sea una maravilla para el mundo.

Así que definitivamente tenemos que aspirar a tener una relación con el Espíritu Santo y saber que la consecuencia de la relación con la persona, con el Espíritu Santo, es acceso al poder que Él nos puede dar. Pero una vez más, no creas que solo poder, porque si crees que solo poder, solo lo usas y si lo usas es la mejor manera para dañar una relación.

Todo el que se siente usado pierde una relación. Él es una persona que me da acceso al poder: me da acceso al poder de la ciencia, me da acceso al poder de la sabiduría, me da acceso al poder de los milagros. Seguro que sí. 

A través del poder del Espíritu Santo, nosotros podemos hacer maravillas y alcanzar muchísimas cosas en nuestra vida y todos los que estamos aquí debemos aspirar a ese poder, debemos aspirar a tener un día una tal relación con el Espíritu Santo, donde podamos ver esas cosas manifiestas en nosotros, donde el don de sabiduría, el don de ciencia, el don de profecía se levanten en tu vida, te dirijan, te guíen; donde tú puedas poner las manos sobre los enfermos y la gente sea sanada; donde tú hagas una oración donde quiera que tú vayas y puedas ver un milagro ocurrir en tu vida y en la vida de otros. 

Definitivamente, el poder del Espíritu Santo está ahí disponible para nosotros pero el poder del Espíritu Santo es más que eso. El poder del Espíritu Santo es más que eso y aquí es donde yo veo abusos espirituales en la iglesia.

Aquí es donde veo personas que han tenido el placer y el honor de ser usados por Dios, quizás en el área, por ejemplo, de hacer milagros, y hacen sentir a todos los pastores y a otros ministros y a otros líderes en la iglesia que si ellos no hacen milagros, el Espíritu no está con ellos. 

Aquí es donde yo veo que hay gente que abusa espiritualmente y manipula a gente en la iglesia, porque le hacen creer a cristianos que si ellos no hablan en lenguas, no están llenos del Espíritu Santo; cuando el mismo apóstol Pablo, en este listado, dice: “¿Sanan todos? No”. Queriendo decir: “No todos tienen el don de sanidad”. “¿Hablan todos lenguas? No”. Él hace la aclaración: “El Espíritu Santo se manifiesta en cada uno según la medida que es necesario, que él quiere”. Y que todos podemos aspirar. Sí, que todos debemos tener acceso y que tenemos acceso a eso y debemos aspirar por la señal del poder del Espíritu Santo en nuestra vida pero va más allá que eso.

No Comments

Post A Comment