¿Buscas el máximo potencial de Dios en tu vida?
16496
post-template-default,single,single-post,postid-16496,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿Buscas el máximo potencial de Dios en tu vida?

Cada experiencia de nuestra vida puede ser obra de Dios para brindarnos algo o enseñarnos una lección, queda de tu parte sacar el máximo potencial de esa experiencia. Tu meta en cada experiencia es esforzarte para conocer cada día más a Dios. 

¿Qué es lo que pasa que hace que un grano de maíz explote? Bueno, pues obvio que se calienta, pero no tan solo eso. La pregunta es qué es lo que ocurre adentro, y sin tener que tocar toda la parte científica o esos nombres raros que hay, es muy simple lo que ocurre con un grano de maíz que lo hace explotar como un popcorn. 

Es que dentro de cada grano de maíz hay como una pequeña gotita de agua. Básicamente, cuando se calienta el grano esa pequeña gotita de agua comienza a evaporarse y se forma como una olla de presión, y por eso es que explota. Así que lo que está allá adentro guardado es lo que hace que el popcorn se haga o el grano de maíz se haga popcorn.

En particular, yo creo que todos nosotros, de alguna manera u otra, tenemos dos puntos de ebullición en nuestra vida, todos los que estamos aquí tenemos dos lugares que, si se calientan, algo va a salir. Nosotros tenemos el punto de ebullición emocional, todos los que estamos aquí, en algún momento dado, hemos explotado emocionalmente. 

La vida, las presiones, las dificultades, las situaciones, las traiciones, los dolores, lo que sea, a  veces es demasiado. En un momento dado se acumulan, se juntan y tristemente llegamos a explotar emocionalmente y ahí es donde vienen esos corajes, esas rabietas, esos arranques que lamentablemente lo que hacen muchas veces es que nos llevan a nosotros a tomar peores decisiones. Llegan todas estas dificultades a nuestro alrededor que de repente nos descontrolan.

Pero la realidad es que creo que también hay un punto de ebullición o una gotita de agua dentro de nuestro espíritu y esa es la que tenemos que permitir que se caliente al punto tal de que saque delante de nosotros la mejor parte de nuestra vida. 

Cuando nosotros apreciamos y aprovechamos los momentos que vivimos, apreciamos las dificultades que estamos viviendo y comenzamos a permitir que lo que está dentro de nuestro interior, en lo más profundo de nuestro ser, que fue puesto por Dios, sea lo que comience a calentarse a tal punto de estallar, es cuando veremos las mejores cosas en nuestra vida.

Si tú permites que los problemas hagan una ebullición en tu mente vas a vivir en desasosiego. Pero si permites que el destino, el propósito, la misión, la asignación que Dios ha puesto dentro de ti sea lo que se active en los momentos de tristeza, en los momentos de dolor, es cuando verás la mayor cosa de parte de Dios manifestadas en tu vida. Verás el máximo potencial. Verás el poder de Dios de forma sobrenatural.

No Comments

Post A Comment