Sé un vencedor
16332
post-template-default,single,single-post,postid-16332,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.7,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Sé un vencedor

¿Sabías que vivir en Cristo te hace un vencedor? Sí, porque estás superando muchos obstáculos que están en el mundo que quieren alejarte de Dios. Además, vivir en la gracia de Dios te dará la fuerza para triunfar en su nombre.

Mientras me preparaba esta mañana para compartir con ustedes el día de hoy, hice un pequeño cambio con lo que era el inicio del mensaje porque de repente, a las 4:00am, cuando me levanto para estudiar, orar y meditar y comienzo a buscar mis notas y a terminar de organizarlas (esa es una buena hora para estudiar porque no hay nadie molestando), ahí estoy orando.

De repente comienzo a mirar las redes sociales comienzo a ver unos videos en particular de algo que ocurrió anoche. Dicen que anoche en una pelea de MMA (estas peleas que son que combinan las artes marciales con boxeo; básicamente se puede de todo allí: se dan puños, aruñazos; también se hace de todo allí)

No soy muy amante de esas peleas en realidad. Sí me gustaba antes el boxeo; no sé por qué porque yo no aguantaría un golpe de esos; pero antes me gustaba mucho mirar el boxeo.

Hace tiempo atrás me desencanté porque cuando venían las peleas pay-per-view, el domingo siguiente la gente faltaba al culto porque se amanecían viendo las peleas y las ofrendas bajaban porque es mejor pagar el pay-per-view que el diezmo y la ofrenda. Pero esos temas son para otro día; ¿ok? No vamos a hablar de eso el día de hoy.

Nada; no estoy pendiente a todo esto; pero como dije esta mañana estoy mirando las redes y de repente vi esto que ocurrió y le comento: lo más importante no es la primera parte del video. Se dan un golpe; hay un noqueado; pero mira lo que pasa después del video que le quiero mostrar.

No tiene nada que ver con el mensaje; pero yo nunca he recibido un grito aquí, yo nunca los he visto en la iglesia tan emocionados después de que el pastor diga algo que usted haga así.

Pero esto no nos debe realmente sorprender, porque así debe ser nuestra vida. Yo creo que todos los que estamos aquí algún día debemos sacar un grito así. No porque nos saquen el golpe a nosotros ni porque lo saquemos nosotros, sino porque lo saquen para nosotros. Yo creo que hay un momento en la vida de todos nosotros como creyentes que le vamos a dar una sorpresa al mundo. No necesariamente todo el mundo espera que tú ganes; a lo mejor nadie espera que tú seas el que tengas la victoria; a lo mejor en tu familia nadie espera que tú sobresalgas; a lo mejor en tus vecinos; a lo mejor en el mundo no hay nadie que tenga esa expectativa. Y tú estás ahí peleando, peleando, peleando; estás en los últimos segundos y parece ser que no se va a dar y que se va a cumplir lo que predijeron: de que no ibas a ganar, de que simplemente no lo lograrías. Pero de repente ocurre algo: el favor y la gracia de Dios te dan la oportunidad de tener una victoria y todo el mundo que está a tu alrededor sabe lo que debería hacer algún día. Yo algún día quisiera ver algo en Instagram tuyo que, en vez de hacer: “Oh, Señor, Dios mío, cuídalo, protégelo, Señor; que se arrepienta de todos sus pecados”, en vez de hacer eso yo quisiera ver algún Instagram tuyo en el que yo haga. Esa debe ser nuestra expectativa.

Y no está muy lejos de la verdad cuando nosotros miramos la palabra del Señor. En el libro de Primera de Corintios, capítulo 1, dice la Biblia: “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación: que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios, y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es; a fin de que nadie se jacte en su presencia. Mas por Él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que como está escrito: El que se gloría, glórese en el Señor”. 

Si tú no eres muy sabio, tienes posibilidades; si no eres muy fuerte, tienes posibilidades; si no eres tan inteligente, tienes muchas posibilidades; porque no depende de ti: depende de la gracia del Dios Todopoderoso sobre tu vida.

4 Comments
  • Alicia Farías González
    Posted at 08:59h, 11 August Reply

    Amén… Gracias Dios por tu gracia! Bendito y alabado sea tu Santo Nombre…. Gracias Pastor Otoniel bendecido 🙌

  • Oswaldo Monier
    Posted at 09:22h, 11 August Reply

    Toda la Gloria y toda la Honra para Tí Amado Padre Celestial
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏🙏

  • LATUFF SADELA
    Posted at 11:05h, 17 August Reply

    VERY GOOD,,,,,,,LATUFF SADELA DESDE VENEZUELA…..

  • Nairobis Jauregui
    Posted at 13:14h, 19 August Reply

    amen Gloria a Dios….gracias pastor

Post A Comment