¿Cuándo comienza el paraíso restaurado?
16321
post-template-default,single,single-post,postid-16321,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.7,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿Cuándo comienza el paraíso restaurado?

Lo primero que debes conocer es el propósito original de Dios. luego ser consciente del poder de la salvación: conquistar el mundo con el propósito original de Dios es llevar el poder de la salvación a tantos como se pueda, transformar el mundo, y que cuando logras que alguien sea salvo, inicie el paraíso restaurado.

En el libro de Génesis, capítulo 1, el verso 26, vemos esa instrucción de que Dios dice al hombre: “Llena la tierra”. Es el mismo mandato de nuestro Señor Jesucristo que tú y yo tenemos que cumplir en el día de hoy.

La idea de Dios del huerto del Edén siempre fue una idea de conquista y de dominio. Cuando Dios pone al hombre en el huerto del Edén, la idea no era que el hombre tuviera un lugar de complacencia donde acomodarse y disfrutar, y ver a la gente afuera y Él aquí adentro. Esa no era la idea. La idea era: multiplícate, multiplícate en tus hijos, multiplica la tierra, llena toda la tierra de todo lo que hay aquí adentro. La idea era una idea de dominio y de conquista que la gente todavía en el día de hoy no lo ha entendido. Y por eso es que nos damos por perdidos aún aquí en la tierra y damos la tierra por perdida. La gente no entiende entonces lo que es el concepto verdadero de la salvación.

El huerto del Edén en la vida de una persona, el paraíso restaurado en la vida de una persona, comienza con el conocimiento de lo que es el poder de la salvación. Cuando nosotros entendemos el poder de la salvación, como vamos a tratar de explicar hoy algo básico y simple, creo yo, para que todos nosotros comenzamos a movernos en esa dirección, tenemos que entender entonces varias cosas para poder tener ese escenario correcto de lo que es la salvación en la vida de una persona. 

Tenemos que entender entonces cuál es el propósito original de Dios, el que te acabo de explicar: conquistar toda la tierra. Si la idea de Dios era llevarte al cielo el día que tú te convertiste, debiste haberte muerto. Hay gente que me pregunta y me dice: Pastor, ¿el hombre que estaba preso al lado de Cristo no le exigieron bautizarse? ¿No le exigieron que diezmara para ir al cielo? Sí, porque el hombre se murió ese día. Si se hubiera bajado de allí, yo no sé si hubiera llegado al cielo, porque hay algunos que van a ir al cielo solo cuando estés en la cruz muriéndote en el último momento y te vas a arrepentir. Pero si te bajo de la cruz, no estoy tan seguro que vivas la vida en Cristo ahora. Ese es el propósito de Dios para todos los hombres. No tú como no estás en la cruz y no estás a punto de morir tienes otra responsabilidad mucho más grande y tú y yo tenemos que vivir en este mundo.

Eso era lo complicado de Adán. Si la idea era transformar la tierra, es porque la tierra no estaba bien. Así que Adán tenía que salir del huerto y enfrentarse a un mundo que no era bueno y llevar lo bueno que él veía a ese mundo. Ahora, una cosa es salir del huerto con la intención de dominar y conquistar el mundo y otra cosa es salir del huerto sin la presencia de Dios, sin saber cómo regresar al Edén. El problema de muchos es que nunca saben cómo regresar al Edén. Le decía yo al Señor a nuestros pastores asociados en estos días que yo quiero que ellos tengan el corazón por ustedes, la iglesia. Y le decía a ellos sentados en una oficina bonita que tenemos allí súper linda, súper cómoda con aire acondicionado y les decía: Entiendan que lo que nuestra gente vive no es lo que usted vive pastor. ¿Por qué te dice eso? Pues bien sencillo: aquí estamos en un ambiente hermoso de trabajo; aquí no hay hostigamiento sexual.

Porque aquí usted no tiene una mujer encima de ti, ni usted tiene ningún hombre hostigando a nadie del staff. Aquí todos nos amamos, nos queremos. Aquí el cheque siempre ha estado. Aquí no hay amenaza. Aquí algunos cometemos errores y todavía seguimos aquí. En otro lugar, nuestra gente allá afuera, ustedes los miembros de la iglesia, tienen que batallar en un mundo complicado y difícil. Allá afuera hay hostigamiento sexual, allá afuera hay tentaciones, allá afuera hay un montón de corrupción, allá afuera hay un montón de cosas con las que tú tienes que luchar. Y por eso es que tú tienes que venir aquí a prepararte todos los domingos para que salgas allá afuera y entiendas que ese mundo es el que tenemos que cambiar, ese mundo es el que tenemos que transformar. .

Lo que quería era explicarle el escenario de que no todos nosotros, no todo el mundo, tiene la misma experiencia que nosotros tenemos, que no todo el mundo lo disfruta. Pero ojalá eso se repita de lugar en lugar. Ojalá Dios te haga a ti un empresario donde tú puedas prosperar y tener familias que un día puedan tener ese ambiente, que puedan tener un cheque seguro porque hay alguien que le cree a Dios, un cheque seguro porque hay alguien que confía en Dios. Qué bueno que en tu trabajo tú vas a encargarte de que no haya hostigamiento sexual. 

Qué bueno que cuando tú estás en un lugar y sabes las cosas correctas tú mueves el Edén de donde tú estás a todo el que está a tu alrededor. Ojalá Dios te prospere, Dios te bendiga para que podamos recrear eso cada vez más y cada vez más. Pero esa es nuestra tarea: nuestra tarea es salir allá afuera y meternos en los lugares donde no se está viviendo esa vida de plenitud con Dios y no tan solo tener la capacidad de regresar sin traer a otros con nosotros para que entren en ese lugar. Esa es nuestra responsabilidad.

3 Comments
  • Ana Maria Victoria Cornejo Seminario
    Posted at 08:38h, 08 August Reply

    AMÉN ES una gran realidad nuestro propósito en la tierra es ganar almas para su reino por convicción propia y entiendan lo hermoso que es tener a Dios en nuestras vidas mentes y corazones somos testimonio vivientes de todo lo que Dios hace hará en nuestras vidas y de hacerle entender que EL EDEN ES LA GLORIA GOZO DE NUESTRO DIOS TRINO AMADO Muchas Gracias Pastor Otoniel Saludos desde Perú Bendecidos

  • Oswaldo Monier
    Posted at 14:34h, 08 August Reply

    Tú Amor, Tú Presencia y Tus Obras me hacen más fuerte para llevar Tú Palabra a los más necesitados Amado Padre Celestial
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏

  • marttha
    Posted at 12:00h, 09 August Reply

    Amén traer el cielo a la tierra para todos esa es nuestra tarea

Post A Comment