¿Estás trabajando por eso que le pides a Dios?
15745
post-template-default,single,single-post,postid-15745,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3.1,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿Estás trabajando por eso que le pides a Dios?

No podemos dejar todo el trabajo para Dios, muchos creen que solo con pedir basta, que solo con pedir fervientemente Dios les dará lo que desean en bandeja de plata, ¿Acaso crees que prosperarás sin trabajar por ello?
Pídele a Dios los dones y aplícalos en tu vida.

Muchas veces la religión nos hace el pozo de agua muy profundo, la religión nos hace a nosotros trabajar más por aquello que debe salir de nuestro interior, la religión muchas veces pone tantas reglas en nuestra vida que simplemente lo que hace es desgastarnos y hacernos más sedientos en nuestra búsqueda real de Dios. 

Y nunca debe haber un pozo tan profundo para que tú puedas encontrar el agua que Dios tiene para ti, no hay nada de malo entender un pozo todos lo saben todos los domingos nosotros venimos a la iglesia viene a ser un gran pozo de agua, un lugar donde venimos a estudiar la Palabra del Señor y  buscamos lo que Dios nos está diciendo, buscamos de las cosas profundas, las cosas divinas y comenzamos a repartir el agua. 

Pero hay un agua más poderosa que el agua del pozo y es el agua que sale de adentro de ti, porque es la que hace que el Espíritu Santo se mueva en tu vida y a las 2 AM no tienes que venir al templo, sino en tu casa tú puedes sentarte a la orilla de tu cama levantar tus manos orar y decirle Señor hoy me siento sediento, hoy no puedo dormir y de adentro de ti saldrá el agua que tú necesitas simplemente para recibir la satisfacción en ese momento. 

Puedes mirar a tu interior y esa es el agua que Jesús te ofrece es el agua que salta de adentro de ti, para vida eterna es el agua que está en tu interior provocada por el Espíritu Santo para que donde quiera que tú estés donde quiera que tú vayas nunca más tengas sed. 

Así que tú y yo tenemos que tener cuidado de lo que Dios nos da, tenemos que buscar esa agua en nuestro interior, tenemos que buscar que Dios ponga esa agua dentro de nosotros y tener esa experiencia. 

La pregunta es ¿Cómo hacemos eso? ¿Cómo lo logramos? ¿Cuál es el requisito para eso? Y te pido por favor que me prestes mucha atención.  En la Biblia vemos que para que Él te de para recibir, hay que pedir, pero para pedir hay que conocerlo. 

Y es que hace falta un encuentro con la presencia de Dios para alinear nuestros pensamientos y nuestro corazón.

No Comments

Post A Comment