Valora la importancia de cumplir tu palabra
15438
post-template-default,single,single-post,postid-15438,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3.1,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Valora la importancia de cumplir tu palabra

A lo largo de los años, se ha perdido el valor de la palabra. Cuando das tu palabra y la cumples, podrás tener la seguridad de que tu conciencia estará limpia y tranquila porque cumpliste con lo prometido.

Vivimos en el mundo donde el amor se persigue, lo que tu corazón te diga, tu mente te dice que es un sinvergüenza, pero tú lo amas y cada vez que digas que sí siempre recuerda tendrás que decir que no en el futuro para cumplir el sí que acabas de dar, por lo tanto, si no estoy dispuesto a decir que no en el futuro no digo sí en el presente. 

¿Por qué la gente no cumple su palabra? Hay tres cosas que quiero que aprendas en el día de hoy, que me parece que hacen que una persona no cumpla su palabra.

Número uno, cuando no le damos valor a la vida de los demás, una persona que menosprecia a otros seres humanos y no aprecia el tiempo de otro, nunca cumple su palabra. Si una persona que te dice que va a estar a las 5:00 pm y llega a las 7:00 pm no le importa a las dos horas que tú perdiste, no valora tu tiempo ni tu vida. 

Cuando yo valoro la vida de los demás a mi alrededor, doy mi palabra y la cumplo.  Yo quiero que tú puedas dormir tranquilo porque si te dije que iba a hacer algo, lo voy a hacer, yo no sé lo que los demás te dijeron, pero por lo menos yo no quiero ser la preocupación en tus noches porque tienes dudas de si cumpliré o no mi palabra. 

Cuando nosotros aprendemos a valorar la vida de los demás y ponemos en alta estima las emociones, la mente, el corazón de todos los que nos rodean, cumpliremos nuestra palabra y honraremos aquellas cosas que decimos.

La segunda razón por la cual las personas no cumplen su palabra es porque no son íntegros con lo que dicen. Vivimos en una época donde hacemos lo que dictamine nuestro corazón, si hoy no lo sientes, pues no tienes que hacerlo. 

En estos tiempos, el amor se persigue, se hace lo que tu mente y corazón te diga, si lo que te dice es algo sinvergüenza, pero tu mente y corazón lo ama, no vas a cambiar, tu mente puede tener pensamientos de envidia por logros ajenos, pero desconoces el trayecto para conseguirlo. En estos días, solo se celebra lo que sienta tu corazón. 

Cuando nosotros damos una palabra puede ser que la hayamos iniciado desde el corazón, pero se ratifica con nuestras palabras y para que se exprese lo que hay en el corazón con tus palabras tiene que haber pasado por la mente. Por esto mi consejo es que seas lento al comprometerte, no te dejes llevar por todo lo que sientes, ni todo lo que procesa tu corazón, para que cuando des una palabra, la puedas cumplir y no seas inconsistente. 

Una de las razones por la cual la gente no cumple su palabra ni lo que prometen es porque el día que tú dices que si algo hoy tendrás que decirle que no a diez cosas mañana para cumplir ese sí. 

Muchas veces, es más bonito lo que me ofrecieron hoy, por lo tanto, dejo mi compromiso de hoy para perseguir lo que me ofrece mañana, pasado mañana y de aquí un año, tienes que saber que si tan importante es saber decir que sí, pero más importante es saber qué decir que no diez mil veces en el futuro para cumplir con el sí que ya diste. 

¿Estás dispuesto a hacer esto? La verdad es que no todas las personas lo están. 

Hoy te doy un ejemplo personal con respecto a la iglesia,  he tenido momentos donde ha aceptado algún compromiso para ir a predicar en algún lugar y ya me comprometí, lo están anunciando y después de repente aparece una actividad más grande, una reunión familiar,  una posibilidad de hacer otras cosas y ahora la tentación siempre en ¿Qué está qué hago? ¿A cuál asisto? Uno puede buscar cualquier tipo de excusas, pero el día que dije que sí tengo que saber que todo lo que venga por delante que pueda interrumpir con mi compromiso tengo que decirle que no.

Por lo tanto, si no estoy dispuesto a decir que no en el futuro, no digo sí en el presente. 

6 Comments
  • Oswaldo Monier
    Posted at 07:53h, 07 March Reply

    Gracias Amado Padre Celestial por todo tu amor y misericordias
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏

  • Jose R Rivera Robles
    Posted at 09:19h, 07 March Reply

    Bendiciones,
    Gracias por sus consejos y los felicito por cada palabra compartida.

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 13:19h, 07 March Reply

    Gloria a Dios

  • marttha
    Posted at 12:01h, 08 March Reply

    Amén sabías palabras
    Bendiciones de lo alto

  • Maria Eugenia Guerra Tineo
    Posted at 16:06h, 11 March Reply

    Si eso es una gran verdad a veces nos apartamos de un compromiso sin valorar nuestra palabra, la cual debemos respetar

  • Maria Eugenia Guerra Tineo
    Posted at 16:07h, 11 March Reply

    Gracias por el post de la importancia de valorar la palabra y mas las escritas en la biblia

Post A Comment