Permite que Dios elija tu bendición
15464
post-template-default,single,single-post,postid-15464,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Permite que Dios elija tu bendición

Mucha gente ha menospreciado el poder de una bendición. Nosotros mismos no podemos escoger lo que queremos recibir, porque la realidad es que solo Dios tiene el poder de conocer nuestras carencias y necesidades para bendecirnos de acuerdo a ellas.

Una bendición no es importante por las palabras que se dicen.es por el espíritu que llevan esas palabras. Es por el poder que puede llevar esas palabras, no es lo mismo que un padre bendiga a un hijo a cualquier persona diga algo bonito, pero no hay verdadero poder. 

A menos que detrás de esas palabras haya una autoridad que permita que esas palabras realmente se manifiesten en la vida de cada uno de nosotros. Tú y yo no podemos estar buscando la bendición que queremos sino que tenemos que dejar que sea Dios quien nos diga cuál es la bendición que necesitamos. 

Hay gente que piensa que necesita algo cuando la realidad es que necesitan otra cosa y solo Dios es el que sabe lo que en este momento a ti te falta y lo que vas a vivir. 

Lamentablemente, se ha rebajado a nada lo que es el poder de una bendición. El poder de bendecir, nosotros comenzamos a estudiar este tema acerca de la promesa de prosperidad observando como Dios quiere que el hombre prospere progrese y avance en su vida, viendo un balance entre lo que realmente Dios ha establecido para cada uno de nosotros y lo que el mundo nos ha dicho. 

Comencé con la definición de libertad económica, es tener los recursos para honrar a Dios y poder vivir el estilo de vida que yo quiero, Dios no se mete en el estilo de vida que tú quieres mientras honres a Dios primero.  Alguien con poco puede honrar a Dios y los que tienen muchos también tienen que honrar a Dios. 

Hoy te mostré cómo Adán no hizo absolutamente nada por recibir la bendición que Dios le dio, ¿Qué hizo Adán para recibir el huerto del Edén? ¿Qué hizo Adán para recibir a todos los animales? ¿Qué hizo Adán para recibir a una esposa? Adán no hizo absolutamente nada. Ese es el poder de una bendición, cuando realmente recibes algo de parte de Dios cuando te das cuenta de que no es por tu trabajo o tu esfuerzo que tú lo recibes. 

Ahora lo curioso es que dentro de esa bendición, dentro de ese espacio que Dios le dio a Adán había un lugar, algo que él no podía tocar y aunque Adán no hizo nada para tener la bendición hizo todo para perderla hizo todo para perderla porque tocó de lo que Dios le pidió que no comiera. 

El diezmo y la ofrenda y toda nuestra vida representan el poder de consagración de una porción que de todo lo que Dios me da, una parte es de Él.  Esta mañana no fue el despertador quien te levantó esta mañana, fue Dios quien te dio la vida y tú separaste un espacio de tu tiempo para consagrar a Dios, ir a la casa de Dios, adorar a Dios, honrar a Dios y a servirle a Dios.  

Cuando yo traigo los diezmos al Señor lo que le estoy diciendo es que todo lo que tú me has dado, estoy consagrando esto. ¿Cuál es la conciencia que debe permear en nuestros corazones? La gente de Fuente de Agua Viva sabe que nosotros no diezmamos para ser bendecidos, yo no diezmo para tener promesas, yo diezmo porque soy bendecido y porque tengo promesas, porque quiero permanecer en la bendición de lo que Dios me ha dado. 

Dentro de toda la bendición que Dios le dio si Adán no hubiera comido de aquel árbol hubiera permanecido toda su vida en la bendición que Dios le había entregado. Porque aquel que solo da para ver si recibe algo mientras no lo recibe piensa que Dios no está con él. 

Los bendecidos caminamos con una seguridad y certeza en nuestros corazón, porque la promesa de Dios es más grande a nuestras vidas y que por esa razón siempre tenemos futuro y esperanza, porque le consagro a Dios mi tiempo, mi mente. En mi casa hay espacios que son para Dios, hay cosas que son solo para mi servicio a Dios.  Ese es el poder de la bendición y de consagrar. El propósito de permanecer disfrutando de todo aquello que Él ya me ha entregado. 

Si vamos la historia de Adán, nos damos cuenta de que cuando Adán toca y come del árbol que estaba en el centro del huerto que Dios, Adán tiene dos consecuencias muy duras que nos ocurren a todos cuando no consagramos a Dios, cuando no tienes el tiempo, espacio y esfuerzo en tu vida también hay dos cosas que también nos pasan. 

Número uno, lo primero que ocurrió en la vida de Adán fue que hubo una desconexión entre su trabajo y resultados. Él señor le dice “Por el sudor de tu frente desde ahora vas a trabajar y cardos y espinas vas a cosechar toda la vida”. En otras palabras, Adán vas a trabajar y vas a tener pocos resultados. 

La persona que no vive bajo la bendición de Dios trabaja y nunca disfruta de los resultados de su trabajo. La Biblia dice que la bendición de Jehová es la que y no añade tristeza con ella la palabra del Señor nos dice que a cuando Dios nos da trabajo, también nos da la capacidad de disfrutar del bien de nuestro trabajo. 

Nunca pienses que algo es una bendición y te amarga el cuero porque si lo que tienes te está amargando el cuero, no es una bendición de parte de Dios. Porque cuando Dios te bendice lo hace de tal manera que tú puedas disfrutar y gozar y sabes que hay una conexión entre el esfuerzo que estás haciendo con la bendición de Dios y los resultados que vas a tener. 

Cuando me desconecto de Dios pongo más sudor de mi frente y pienso que con mis fuerzas, mi trabajo y mis manos lo voy a lograr, pero no tengo el descanso, esto solo lo puedo tener si reconozco que camino bajo la bendición de Dios. 

Jesús dijo: “Venid a mí todos los que estéis bajados y cargados. Porque yo os haré descansar la ansiedad la preocupación desaparece para aquel que vive bajo la bendición de Dios” Y dice: “Señor te consagro mi día te consagro, mi finanzas, te consagro todo mi ser. Estoy tranquilo puedo acostarme a dormir tranquilo porque sé que mañana tú vas a proveer y que llegará mi vida todo lo que necesite y aún más de lo que yo he esperado”. 

Ahora, Adán sufre esa desconexión, pero la segunda desconexión que sufre Adán, es la peor, cuando se desconecta de Dios sus relaciones sufren. Hay gente que no entiende el poder de la bendición basado en las conexiones divinas, hay gente que dice entenderlo, pero realmente no entienden el poder de las conexiones divinas, de tener una relación que nos unan realmente. 

Cuando Adán peca y come del huerto come de aquel árbol que Dios había prohibido, lo próximo que pasa es que automáticamente comienza la fricción familiar. Dios le dijo a Adán Adán no comas de ese árbol porque ciertamente morirás. Adán comió, pero no murió, le toma 900 años morir y una de las peores cosas que tú puedes pensar en tu vida es que lo que estás haciendo y no tendrá consecuencias porque no las tengas de forma inmediata, pero no quiere decir que no vas a llegar a ese final. 

Así que Adán pudo haber pensado que nada pasó, sigo comiendo, pero donde Adán vio los efectos destructivos de la desconexión con Dios fue en su familia. En otras palabras, la relación se va a volver una relación complicada difícil y la mujer que Dios le dio no para compañía únicamente sino para que la ayudara a mantener la bendición, ahora se convertiría en una relación problemática, sería una relación de culpa, de señalar esto es por tu culpa, fuiste tú la que me diste a comer, pero Eva no lo obligó. 

Cuando nos desconectamos de Dios, es ahí cuando comienza la aflicción, la batalla y peor aún, lo vemos en los hijos. Ahora a Caín y Abel peleando al punto tal de uno matar al otro y Abel que mata a su hermano sale corriendo y huyendo desterrado. Y Adán se queda solo con Eva otra vez y ahora lo que Dios intencionó para ser de bendición se vuelve un grande problema en la vida de estas dos personas. Dios tiene que darle un hijo nuevo que se llama Set que representa a Cristo, porque le da una nueva oportunidad. 

Pero ahora, era un martirio estar en ese lugar vivir allí, así que ahora no tan solo están fuera del huerto, no tan solo tienen pocos resultados, sino que las relaciones que habían son destructivas. 

No es bueno que el hombre esté solo. Si usted quiere volver a alguien loco, déjelo solo encerrado 23 horas al día toda la vida, se volverá loco porque no es una bendición estar solo no lo es no fuimos hechos para caminar solo fuimos hechos para caminar en conexiones divinas. 

Dios no le trajo a Eva únicamente para hacerle compañía, dice la Biblia que la trajo para que lo ayudara, porque la gente que está a nuestro alrededor no tan solo van para acompañarnos, sino que Dios trae personas que nos ayuden a sostener y a mantener lo que Él nos ha entregado. 

Robin Williams dijo en una ocasión unas palabras poderosas, “Yo pensé que lo peor en la vida era terminar solo. Pero eso no es lo peor, lo peor es terminar en la vida con gente que te hagan sentir solo”. No es mala la soledad, malo es estar rodeado de personas con las que no hay conexión con las que lamentablemente, hemos perdido la desconexión espiritual emocional con las que Dios nos unió y ahora esa persona en vez de ser una ayuda la vemos como nuestro problema. 

Nadie puede prosperar cuando tiene relaciones rotas a su alrededor, matrimoniales, con sus hijos, con sus amigos, con sus vecinos, cuando no sabe apreciar la gente que Dios ha conectado en los momentos cruciales en su vida. Cuando comienzo a ver el que está a mi alrededor como una carga es cuando me doy cuenta de que realmente me he desconectado de Dios porque cuando Dios trajo esa persona mi vida no la trajo para que respirara tan solo al lado mío, Dios no la trajo para que me diera compañía, lo trajo para que me ayudara a mantenerme enfocado en Él, a mantenerme con la bendición y enfocado en lo que Dios tiene para mi vida. 

Por eso, nosotros no debemos tener ninguna relación con nadie que nos saque del lugar en el que Dios nos ha puesto. Toda relación debe contribuir, debe traer ayuda a tu vida, debe mantenerte enfocado en las cosas de Dios y tú debes darle valor en tu vida a todo aquel que hace eso. 

Aquellos que buscan sacarte del lugar en el que Dios te ha posicionado con la gente que Dios las ha usado para traerte al lugar donde tú te encuentras en el día de hoy, lo que están haciendo es alejándote primeramente de él para acercarte a ellos, pero eventualmente estarás rodeado de mucha gente y te darás cuenta de lo solo que estás porque no existe una verdadera relación con nadie si Dios no es el centro de esa relación. 

Primero, toda relación se basa en el respeto, en la comunicación, los adelantos económicos más grandes de la humanidad han sido cada vez que ha habido más conexión entre los hombres. Cuando entró la radio hubo una explosión económica en el mundo entero. Cuando entró la televisión la explosión económica fue gigantesca. Cuando empezó el internet el mundo de los negocios cambió de forma exponencial, lo que hemos vivido durante este tiempo de pandemia ha hecho que se vea la necesidad de mayor conexión. 

Y aunque creo que vendrán algunos problemas económicos por malas decisiones que nuestros gobiernos han tomado en los meses pasados, creo que viene la expansión más grande económica que la historia haya mostrado, simplemente porque hoy estamos más conectados que antes por lo menos, a través de tecnología, el gobierno y el mundo lo sabe y están dispuestos a pagar lo que sea para mantener esa conexión. 

Si usted no lo sabía, siete años atrás el gobierno de Estados Unidos mandó a recoger todas las señales de televisión, cogieron todas las señales que están en el aire, todas las frecuencias la retomaron ellos,  la nuestra cayó como todas allí dentro de todo ese proceso ahora con una señal más pequeña podemos tener cuatro canales de televisión con una tenemos y apretaron digitalmente el broadband y para poder hacer eso sabe lo que pasó at&t sprint toda esa gente le compró a todos los canales ese espacio. 

Hoy nuestra antena se puso nueva no con ofrenda suya at&t nos pagó para que el espacio así de ancho que teníamos que ya no lo necesitamos, ahora lo tenemos así llegamos a más gente, pero no tan solo yo todo Puerto Rico y Estados Unidos y ellos pagaron para que todo el mundo rehiciera su señal digital para ellos poder tener más espacio de ancho de banda digital. 

La pregunta es, ¿Usted cree que ellos van a invertir todo ese dinero y no ganar? ¿Por qué invierten en eso? Porque ellos saben que el que logre conectar más gente más va a ganar, porque la prosperidad funciona cuando hay conexión y hay comunicación. El problema es que olvidamos cuál es la comunicación y conexión que debemos tener. 

De todos estos inventos, el más dramático que trajo un cambio fue el invento de la clave morse, todo el mundo sabe lo que es la clave sabes ¿Cuál fue el primer mensaje que se pasó en clave morse? Números 23 y 23, la última parte de ese verso bíblico dice algo bien sencillo que te ha traído Dios. 

No es raro es que la clave morse hizo para conectar los granjeros de un lado de Estados Unidos con los compradores del otro, porque para ellos poder saber cuánto tenían que ahorrar para comprar y cómo tenían que prepararse en este lado tenían que mandar a gente a caballo y encontrarse en el medio de los Estados Unidos. 

Entonces la pregunta fue ¿Qué te ha traído Dios? Porque aun en esos tiempos la gente sabía que la cosecha no llegaba por el esfuerzo que tú hicieras sino porque Dios te la daba y desde ahí es que ocurre la explosión económica en los Estados Unidos, eso es historia. 

La Biblia nos dice que cuando tú estás bien con tu esposa las oraciones llegan al cielo, cuando no estás bien con tu esposa no pasan del techo. Arregla con tu esposa antes de orar la Biblia, nos dice que cuando vengas a la iglesia vayas a traer una ofrenda, si cuando llegas a la iglesia allí te acuerdas de que tienes algo en contra de tu hermano déjalo en ofrenda. 

Dios sabe que ofrenda sin relación de nada sirve, nadie puede prosperar menospreciando las relaciones abandonando las relaciones y sobre todas las cosas abandonando al Dios que te las dio.  Cuando yo voy a la palabra del Señor luego de esa breve introducción me doy cuenta de que este principio se repite una y otra vez, hay bendición cuando nos conectamos hay gente que son bendecidas simplemente por estar al lado tuyo. 

Pedro está frustrado porque esa noche no había pescado nada. Está trabajando en su negocio y no ha pescado nada. La Palabra del Señor dice en el libro de Lucas capítulo cinco:“Pedro préstame La Barca Jesús toma aquella Barca y comienza a predicar y cuando se baja le dice a Pedro, oye bien boca amar adentro y echa la red”. 

En el verso seis dice así “Y habiéndolo hecho encerrar una gran cantidad de peces y su red se rompía entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra Barca para que viniesen a ayudarles y vinieron y llenaron ambas barcas de tal manera que se llenaron dos barcas”

Te pregunto¿Quién prestó su Barca a Jesús? Pedro ¿Cuántos se beneficiaron? Todos. Fue tanta la bendición que todo el que estaba conectado allí que también recibieron. 

Un gran proverbio puertorriqueño “Río revuelto, ganancia de pescadores” cuando hay alguien que camina bajo la bendición del Dios Todopoderoso y mueve el río y la cosecha no tan solo el que es bendecido por el cual Dios trajo ese milagro recibirá prosperidad y abundancia sino todo aquel que está conectado y pegado a ellos en ese lugar en ese momento. 

Esa es la Grande oportunidad que tú y yo tenemos en el día de hoy de decirle a Dios Señor bendíceme de manera tal que no sea tan solo mi barca la que se llene sino que se pueda llenar la barca de que está al lado, aquellos que somos bendecidos no nos quejamos porque tú y yo somos los que hacemos, los que trabajamos y otros se nos pegan. Así es que debe pasar hay otra gente que va a recibir única y exclusivamente por estar tan cerca como una seña donde yo te digo acércate aquí, que aquí está la cosa buena, aquí está todo lo que Dios nos ha dicho ese es el poder de la prosperidad por la conexión. 

En una ocasión Jesús le dijo a sus discípulos vayan al otro lado ellos se lanzaron se tiraron y a mitad de camino dice la Biblia que se levantó una tormenta, pero la Biblia dice que cuando ellos salieron otras barcas se fueron detrás de ellos, ¿Por qué usted cree que cada vez que Pedro se montaba en una barca la gente se iba Detrás de él? Ellos sabían que donde vaya esta gente algo va a pasar algo va a ocurrir. 

Entonces yo veo cristianos buscando sin darse cuenta de que a ti que te deben buscar dice la Biblia que la tempestad comenzó a azotar aquella barca ahora Póngase a pensar ¿Cuántos estaban siendo afectados por aquella tempestad? Todos. Así que ellos tenían que creer que aquella tempestad iba a desaparecer, no tan solo por ellos sino por todos los que habían salido viéndolos a ellos. Ese es el poder de las conexiones divinas que a veces menospreciamos que no entendemos cómo funcionan. 

El día que tú crees que tú puedes hacer las cosas por ti solo por ti mismo, te vuelves la persona más arrogante y comienzas poquito a poco a desconectarte de aquel que te ha posicionado en ese lugar correcto. 

¿Cuál debe ser nuestra reacción? Dice la Biblia en el verso Ocho “Pedro cayó de rodillas ante Jesús diciendo apártate de mí señor porque soy hombre pecador porque por la pesca que habían hecho el temor se había apoderado de él y de todos los que estaban con él y así mismo de Jacobo y Juan hijos de Zebedeo que eran compañeros de Simón, pero Jesús dijo a Simón no temas desde ahora serás pescador de hombres”. Y cuando trajeron a tierra las barcas dejándolo todo ¿Qué pasó? ¿Quién le siguió? Todos ¿Quién empezó todo esto? Pedro. 

Cuando Pedro se encuentra con Jesús le da su Barca vacía Jesús se la devuelve llena, Pedro reparte la bendición con los demás, cuando se baja de ahí Pedro hizo lo que pocos emprendedores saben hacer y es tirarse de rodilla y decirle Señor eso no pasó porque yo soy tan buen pescado. 

El bendecido ante toda bendición su reacción es tirarse de rodillas para que todo el que sea beneficiado sepa de dónde viene aquello que ellos también han recibido. El problema es que muchos de nosotros no sabemos el poder y el efecto que tenemos en los demás. 

Un hombre pescador con un negocio en malas condiciones se lo da a Jesús porque oyó algo de Él, Jesús toma aquella barca vacía y la usa para predicar. Pedro se quedó allí oyó aquel día aquellas palabras se llenó de tanta fe que cuando Jesús bajó le dijo echa ahora la red por favor echa ahora la red haz lo que tienes que hacer toda la noche hemos pescado iremos pescando nada, pero en tu palabra echaremos la red el hombre se tira pesca tanta abundancia que él tiene que llamar a otros para que se llenen con la bendición de lo que Él provocó. Lo que ocurrió allí fue que ese día Pedro ganó discípulos para Jesús.

Tu ofrenda, tu dádiva, tus acciones de fe llenan tus barcas y las barcas de otro, lo importante es que cada vez que te bajes de la barca llena te tires de rodilla y le diga señor esto no vino por mí esto vino porque me conecté contigo. 

Los emprendedores no ganamos solo almas, los emprendedores ganamos discípulos que están dispuestos a dejarlo todo para seguirlo a Él, porque reconocen de dónde es que sale todo lo que han tenido y todo lo que tienen en sus vidas. 

La cosecha más grande de Pedro aquel día no fue la barca, fue encontrarse con aquel que podía cambiar su vida y su acción provocó que todo el mundo reconociera de dónde había salido aquel milagro. 

Ojalá Dios nos prospere a cada uno de nosotros de manera tal que otros sean bendecidos, pero le pido a Dios que todos tengamos el corazón suficientemente humilde para que todo el mundo nos pueda ver de rodilla ante aquel que nos ha dado toda la bendición para que otros puedan reconocer verdaderamente quién es Él.

Cuando una persona entiende eso su vida prospera, cuando entendemos de dónde viene la bendición y cuando entendemos que en ciertos momentos de nuestra vida Dios nos trae a gente específica para que nuestras barcas se llenen y que tenemos que seguirles a donde quiera que ellos vayan. 

Pero tú y yo tenemos que procurar que a donde llevemos a la gente siempre sea no al nuevo negocio, no a la nueva oportunidad económica sino al Dios Todopoderoso que bendice cualquier barca vacía si se pone en las manos de Él. 

Cuando comprendemos que cuando yo permanezco conectado con Dios puedo tener relaciones saludables y sabias, cuando yo reconozco que entrando en conexión con Dios, Dios va a enviar no tan solo compañía, va a enviar ayuda, mientras yo me mantengo conectado con él esas relaciones florecen se multiplican.

Hay gente que se desconecta del lugar donde Dios los llevó y pierden de vista lo que el enemigo ha querido hacer. Se menciona en el libro de Hebreos capítulo siete el verso 1  al verso 6 se nos habla de que cuando Abraham salió de la guerra contra quedorlaomer y los reyes que estaban allí salió Melquisedec y dice la Biblia que Melquisedec bendijo aquel que tenía promesas y cuando Melquisedec lo bendijo Abraham dio los diezmos. 

¿Y qué fue lo que llevó a Abraham a ese lugar? La razón por la que yo creo que Melquisedec salió al encuentro a Abraham era para que no se le subiera a la cabeza la victoria que acababa de tener. Abraham era un hombre solitario. 

Tenía un grupo de hombres que él había adiestrado, con ese pequeño grupo él pudo conquistar cinco reyes y dice la Biblia que llegó él al valle del rey llegó a un lugar donde él no tenía membresía, un lugar donde él no nació. 

Llegó allí porque Dios le acompañó durante todo este tiempo y Abraham se encuentra en un lugar rodeado de reyes, un ambiente en el que él no está acostumbrado a vivir, porque todos esos reyes tienen de perspectiva en su vida cosas muy diferentes a las que Abraham tenía y que había conocido. 

El rey de Sodoma le dice quédate con todo el dinero, pero dame la gente. Y el rey de Sodoma y Abraham dice que ni una, ni la otra. Abraham sabía que lo más importante después de Dios son las relaciones, Abraham sabía que él se metió allí a pelear si no a sacar su familia, para sacar a Lot, para sacar a todos los que estaban con él y Abraham sabía que él iba a hacer todo lo posible para que nadie fuera esclavo del sistema y no iba a permitir que una oferta lo llevara a él a entregar la gente por la cual él había luchado y había arriesgado toda su vida. 

Después de Dios lo más importante son las personas que Dios ha asignado en tu vida, con las que Dios te ha conectado y aunque a veces tenemos que prepararnos por un momento el amor de Dios por esas personas nunca puede faltar porque sabemos al llamado que Dios nos ha dado, para nosotros ir a rescatarlos de esos lugares donde se encuentran. 

Cuando hay un hombre que dice de ti lo que Dios ya ha dicho declara una palabra, a través de alguien te conecta al plan divino. Por eso es que nosotros diezmamos y ofrendamos por la palabra, porque te conecta a lo que ya Dios te ha dicho, pero esa palabra es importante, porque esa palabra es la que te tira de rodillas. 

 Esa palabra que salió básicamente Melquisedec le está diciendo Abraham, no te creas tanto porque tiene ahora acceso al club, tú eres el hijo del Dios Altísimo, esto te lo dio Dios, no se te olvide de donde tú saliste, no se te olvide lo que pasó, cómo llegaste aquí. Porque Abraham corría un peligro, Dios lo bendecía tanto que aún cometiendo errores Dios lo prosperaba. 

Un día él regala a su esposa, él dice esta es mi hermana por miedo a él y Sara se va a la casa de Abimelec Dios le devuelve a Sara, pero cuando le devuelve a Sara se la da con un montón de dinero.  Cuando nosotros seguimos recibiendo cosas a pesar de nuestros errores no nos damos cuenta de que ya estamos desconectados hace mucho tiempo. 

Un matrimonio no se destruye de un día para otro, la desconexión viene hace meses, hace años, pero cómo convivimos no nos damos cuenta. Y así nos pasa con Dios, como todavía nos sigue un poquito la bendición fluyendo no nos damos cuenta de que nos hemos ido alejando poquito a poco de Él. 

Es como el carro que corre con la gasolina que le queda el poquito y aún cuando se acaba la gasolina, le queda todavía un poquito de movimiento, pero no dura mucho y Dios tiene que traer a Melquisedec para decirle a Abraham, se te está acabando la gasolina llevas haciendo esto la palabra que yo te di yo la voy a cumplir. Pero no estás haciendo todas las cosas que tienes que hacer, ahora te estoy diciendo yo soy el que te prospera, yo soy el que te bendice y por eso es que Abraham le da los diezmos.

4 Comments
  • Alicia Farías González
    Posted at 09:10h, 10 March Reply

    Amén…La bendición de Dios es palpable,y hay que esforzarse y saber recibirla, gracias Pastor Otoniel bendecido

  • Angel Rodriguez
    Posted at 11:47h, 10 March Reply

    Amén

  • Liseth Trujillo
    Posted at 12:59h, 10 March Reply

    Amen y amén y yo lo recibo y lo creo y lo declaro en el nombre poderoso del Señor Jesús de Nazareth nuestro Dios y Señor amén y amén Dios es quien nos da todo es mi proveedor y proveedor de mi Familia Dios se hace cargo de mi y de mi Familia mi casa mi Hogar en el nombre del señor Jesús amén y amén🙏🏽🙏🏽🙏🏽

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 16:47h, 10 March Reply

    Santo, Aleluya

Post A Comment