Dios te ama a pesar de todo
15503
post-template-default,single,single-post,postid-15503,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Dios te ama a pesar de todo

Todos en algún momento abrimos los ojos, nos damos cuenta que no podemos seguir fingiendo que no sentimos el amor de Dios. El amor un día va calar tan profundo en ti, que va a romper todos tus muros y no te quedará de otra que cambiar para bien, a través del amor. Ahora, ¿Qué estás dispuesto a sacrificar para reconocer ese amor?

Hace un tiempo se hizo trending lo que pasó en el concierto de Farruko, que a mitad del concierto decide salir y decir que cometió errores al escribir las canciones que escribió y que tenía que cambiar su vida. ¿Sabe lo que pasó con Farruko? Dios lo ha amado más de lo que Él ha amado a Dios, porque de alguna manera u otra, hay gente que critica el hecho de que estos jóvenes canten canciones basuras diciendo que Dios está con ellos o que aman a Dios. Y la gente dice ¡Ah! ¿Cómo van a amar a Dios? ¡Mira lo que escriben!

Ese es el temor de Dios que hay en el corazón de un ser humano que sabe que está haciendo algo mal, algo erróneo y que Dios sigue como quiera cuidándolo, guardándolo y de alguna manera u otra bendiciendo su vida.

Y muchos cuestionan ¿Cómo dicen que Dios bendijo la vida de estos muchachos con esas canciones? Hermano, Dios hace salir el sol para buenos y para malos.

El que trabaja Dios lo prospera, Dios lo bendice. Ah, pero eso no puede ser bendición de Dios, hermano si Dios lo tiene con vida ya nada más con eso es bendición, si le dio el talento eso nada más es Dios bendiciéndolo. Lo que pasa es que muchos de ellos llegan a la realización que llegó Farruko y los carcome todas las noches, porque cuando se acuestan con el dinero que tienen, con las riquezas que tienen no tan solo ven los problemas que no pueden resolver con el dinero. Se dan cuenta que no son nadie sin Dios y que Él los ha amado más ellos lo han amado a Él. Y no queda más remedio que tirarme de rodilla, porque no puedo vivir en mi mente con ese juicio del amor de Dios. 

Créeme que no hace falta un tribunal para enjuiciar a una persona, lo que hace falta es amarlo hasta que un día lo realice, eso es lo que pasa con los hijos cuando el papá o mamá muere y ahora queda toda la culpa de lo que no hice, toda la culpa de lo que debió haber hecho, de cosas que debía haber intentado porque cuando un padre ama verdaderamente, hace de todo con ese amor. Y si no es recíproco, se vuelve juicio para tu vida.

Por eso la gente dice que Dios condena y juzga y es verdad. La gente que dice que Dios hace justicia y juicio sobre la gente, es verdad. Lo que pasa es que lo hace con amor y créeme que no hay peor juicio sobre la mente de una persona que amarlo a pesar de todos sus errores. A pesar de todos sus errores Jesús comenzó como un buen cirujano en Juan 21 a pasar por el proceso de curar el corazón de Simón hijo de Jonás, un día llamado Pedro. 

Y las tres preguntas iban dirigidas específicamente a que Pedro comenzara a entender en qué dimensión tenía que ser recíproco ese amor hacia Jesús en tres ocasiones.

La primera, cuando Simón hijo de Jonás le pregunta: “¿Me amas?” Cuando Jesús usa la palabra me amas usa la palabra ágape que el original es la palabra que demuestra el amor de Dios. Cuando Simón responde dice: “Señor, tú sabes que te amo” pero utiliza la palabra fileo, que es el amor entre amigos, pero lo importante de esa comunicación es lo que representa el amor ágape y lo que Él Señor le está pidiendo a Simón ágape es el amor de sacrificio. 

Simón ahora es que vas a demostrar que me amas más, porque te voy a pedir al final que vas a tener que morir, ¿estás dispuesto? Y así es nuestra relación de restauración con Dios y en nuestra vida lo primero que tenemos que saber es cuánto estamos dispuestos a sacrificar, debemos preguntarnos ¿Estoy dispuesto a sacrificar mi ego, mi pasado y mi tiempo? ¿Estamos dispuestos a entregar todas las cosas? A decir Sí, señor te llamo y te amo más que todas estas cosas tengo. 

La segunda pregunta es Simón, ¿Me amas  ágape? Y ahora el señor Simón le dice Tú sabes que te fideo, que es el amor de amigos, pero ya Jesús quita el resto y lo pone tan solo a él como individuo y lo pone a pensar en su corazón como persona y pasa a Simón del proceso de que te tienes que sacrificar más que estos, tienes que estar seguro en tu corazón.

Y tercero, Él Señor le dice Simón ¿Me filias? Amor de amigos, no amor ágape. Y entonces se rinde Simón y le dice Señor, tú sabes todas las cosas. Tú sabes que te fileo y se humilla delante del Señor y lo que Jesús está pidiendo ante esa tercera petición es lealtad de amigo. Nunca podemos amar a Dios ni amar a nadie si no sabemos todo lo que estamos dispuestos a sacrificar. 

Si nuestro corazón está en el lugar correcto de manera individual, donde no importa lo que pase a mi alrededor, ni lo que la gente diga es mi decisión amar. Y si no estoy dispuesto a dar mi lealtad y mi fidelidad, ahí es que entonces llega la verdadera restauración, ahí es que llega el momento donde podemos disfrutar de ese amor de Dios que realmente restaura nuestras vidas, ahí cuando nuestras relaciones se restauran.

2 Comments
  • Oswaldo Monier
    Posted at 07:44h, 23 March Reply

    Gracias Amado Padre Celestial por todo tu amor y misericordias
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 16:56h, 23 March Reply

    Amén 🙏

Post A Comment