A río revuelto, ganancia de pescadores
15353
post-template-default,single,single-post,postid-15353,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3.1,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

A río revuelto, ganancia de pescadores

No tan solo el que es bendecido recibe la dicha de Dios, también los que están conectados y pegados a Él. El poder de ser beneplácito no solo te embarga a ti sino a muchas más personas que serán prósperas por su fe.
Pídele al Señor que no solo bendiga tu presencia, sino a la de todos tus hermanos de Dios.

La bendición de Dios tiene un alcance impresionante porque hay gente que son bendecidas simplemente por estar a tu lado. 

El que es Bendecido, el que recibió y trajo ese milagro de Dios recibirá prosperidad y abundancia, y también todo aquel que está conectado y pegado a ellos.

La reacción de todo Bendecido es tirarse de rodillas para que todo el que sea beneficiado, sepa de dónde viene aquello que ellos también han recibido.

No Comments

Post A Comment