Dios siempre perdona
15177
post-template-default,single,single-post,postid-15177,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,qi-blocks-1.0.9,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Dios siempre perdona

No importa los pecados que hayas cometido, Dios siempre tiene espacio en su corazón para el perdón, la misericordia y la restauración.

La marca de un matrimonio es la relación sexual, aclarando que no debe existir relación sexual fuera del pacto del matrimonio.

Actualmente el adulterio es motivo de divorcio, aunque para Dios, siempre hay espacio para la misericordia, el perdón y para la restauración.

Para aquellos que han tenido esa experiencia donde hay que entregar esa vieja vida y decir: “Señor todas esas relaciones hoy las entrego. Esas experiencias del pasado, Señor, hoy las doy. Pero necesito ser libre de todo eso en mi corazón, en mi mente, en mi ser, en mi interior. Necesito librarme de todas esas experiencias del pasado y vivir solo para Dios”. 

Por supuesto, las relaciones entre personas no son tan fáciles. El apóstol Pablo en el capítulo siete nos explica que no importa si tu esposo o tu esposa le sirve a Dios porque no es razón de divorcio ¿Pero sabes qué sí dice Pablo? que sí todavía no le sirves a Dios Él te ama, te cuida y no te abandona. 

Pablo dice que no se debe buscar una salida fácil ni cualquier excusa para romper tus relaciones. Las relaciones necesitan fe, un corazón firme, esperanza, tiempo y disposición de ambos en la relación para perdonar.  

Dios siempre tiene espacio para la misericordia y para el perdón. Y honorable es aquel y aquellas que perdonan verdaderamente de corazón.

Vemos el claro ejemplo de José llegó delante de María, estaba embarazada y dice la Biblia que José prefirió irse él y recibir el repudio de los hombres y él echarse la culpa. 

¡Cuánto amor tiene que tener alguien! Y esto fue antes de que Dios le hablara. ¿Cuán firme tiene que ser alguien que da una palabra a la sospecha ante una sospecha? Yo prefiero que el mundo piense que fui yo. Eso es amor. 

Y aunque pueda ser permitido delante de Dios, la fornicación y el adulterio no es motivo de separación. ¿Tomará verdaderamente redargüir nuestros corazones y poder entender el propósito divino? Poder mirar más allá, ver el plan de Dios en nosotros. 

No importa lo que se ha vivido y lo que ha pasado, siempre hay espacio para el perdón, para la restauración y para la corrección. 

3 Comments
  • Oswaldo Monier
    Posted at 07:50h, 17 January Reply

    Toda la Gloria y toda la Honra para Tí Amado Padre Celestial
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏

  • Alicia Farías González
    Posted at 08:31h, 17 January Reply

    Gracias Señor por tu amor y tu misericordia… Bendecido Pastor Otoniel..

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 17:47h, 17 January Reply

    Gloria a Dios

Post A Comment