¿El mensaje de la iglesia se debe modernizar?
15037
post-template-default,single,single-post,postid-15037,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿El mensaje de la iglesia se debe modernizar?


Entrevistador: ¿Has tenido que modificar el mensaje que antes se predicaba en la iglesia que pastoreaba tu papá? ¿Ha cambiado? ¿Ha cambiado el mensaje, sigue o simplemente lo has remodelado?

Pastor Otoniel Font:  Yo creo que la esencia sigue; la esencia sigue. Yo al igual que siempre tuve la libertad, como todos los pastores. Mi papá nunca impuso nada, él nunca nos impuso nada a ningún pastor. Cada cual podía predicar lo que entendía. En nuestro credo estaban las doctrinas básicas bajo las cuales nadie se debía salir, entre ellos la Trinidad, Cristo como Salvador, etc. Siempre se nos dio libertad a cada uno, mientras el centro fuera Cristo. Si tú veías las iglesias de Fuente de Agua Viva, en aquellos tiempos, y todavía el día de hoy, cada una tiene un estilo a veces diferente, eso nos ayuda y como a veces no es así. Te soy honesto, me ayuda en el sentido de que cada cual tiene libertad como pastor, pero no lo hace cuando  en el sentido de que el que es de Carolina, que está acostumbrado a este servidor, cuando va a otro sitio quiere ver lo mismo y no siempre es lo mismo. Pero esa ha sido la libertad con la que hemos operado a través de los tiempos. Definitivamente los mensajes cambian en el sentido de los tiempos, la forma en que se proyectan, la forma en que se hablan. Vivimos un tiempo más moderno. Yo tengo que tener mucho, mucho cuidado con lo que digo. ¿Las redes, no? En los tiempos de antes mi papá se atrevía a decir montón de cosas porque llegaba a Puerto Rico y en lo que llegaba a Argentina, lo que llegaba a Europa llegaba por un cassette, por barco, cuatro o cinco meses después. Y si no llegaba, no llegaba. Cualquier cosa que yo diga hoy me rompe cualquier cosa en cualquier parte del mundo. Hoy la gente está buscando los famosos soundbites o una frasecita que tú cojas y la saques de contexto y una frasecita mal dicha te lo van a repetir esos diez segundos lo van a repetir, van a repetir y basado en eso, van a crear toda una teoría. 


Pastor Otoniel Font: Si hemos modulado un poco el mensaje, también por mi propia experiencia, por mi propia vivencia, por mis propios estudios. Sí hemos modificado ciertas cosas dentro del mensaje, pero la esencia de lo que mi padre me enseñó sigue. Creemos que vino por nosotros, murió en la cruz del Calvario, nos resucitó. Su Espíritu Santo está sobre nosotros; por ello creemos que nosotros, como Iglesia, tenemos que dominar, conquistar, avanzar, crecer. Creemos en que Dios te quiere próspero y bendecido a su manera, a su forma. Creemos que todo el mundo tiene derecho a prosperar, a progresar, avanzar en la vida del Señor, Creemos en sanidad divina, etc, así que la esencia sigue siendo la misma.


Entrevistador: Yo me edifico mucho, yo escucho, he escuchado múltiples predicadores y tengo mis predicadores. Testigo, pero me edifico para mí, por decirlo así, no para ti ni para otros. Mi predicador favorito es mi papá eso me lleva a sentarse y escucharlo predicar porque es un maestro de la palabra. Muchas veces  el tema paternal es algo que nos eleva y nos enseña. Si no me equivoco, uno de los maestros principales de usted fue su papá, por la trayectoria, por la palabra y yo sé que hoy en día eso, que por lo menos lo que a mí me enseñaron, es lo que me ha sacado a flote en la vida. Hay algo que quiero hacer, una pregunta.

Pastor Otoniel Font: Dime  la pregunta.

Entrevistador: ¿Hay algo que hoy en día puedas retener de esa enseñanza?

Pastor Otoniel Font:  Muchas cosas he aprendido.La razón por la que tú admiras a tu papá es porque tú has visto que tu papá vive lo que predica. No todos los hijos de pastores tienen esa experiencia. Entonces por eso es que tú lo admiras. Así como es de la misma forma que yo admiro a mi papá todavía el día de hoy. Lamentablemente, no tenemos la mejor relación pero en este tiempo hemos tratado, estamos tratando. Pero las implicaciones de él en Puerto Rico son muy complicadas. El País no perdona, la gente no perdona. Cada vez que él viene por ahí, comoquiera bien mediático, la gente sigue fastidiando con lo mismo. La gente sigue chocando con lo mismo y él mismo ha entendido que tiene que velar por su bienestar y por su salud, y se mantiene en su espacio, en su lugar. Definitivamente mi papá nos enseñó la fe. La gente no conoce la historia de mi papá como yo lo conté. Mi papá se convirtió a la edad de ocho años; y mis abuelos tenían una licorera, ellos apostaban a los caballos, mis abuelos no vivían una gran vida cristiana. Pero un día un hombre le dice que le preste el garaje de su casa para hacer un culto, pero yo no voy a hablar mal de mis abuelos, solo voy a contar la parte importante de la historia. Lo único que puedo decir es que no fue una familia muy amorosa y muy funcional, y eso lo viví yo después como nieto. El punto donde voy es que mi abuelo acepta y mi papá fue el único que se convirtió esa noche a la edad de ocho años y esos viejitos le dieron tanto amor y tanto cariño a mi papá.

Pastor Otoniel Font:  Aquello marcó la vida de mi papá y desde ahí comencé a servir eventualmente a la iglesia pentecostal. Pero mi papá siempre fue empresario, porque nuestra familia eso fue lo que siempre se enseñó. Mi abuelo tuvo de todo, mis tíos todos fueron empresarios. Si la gente no entiende todo ese contexto para entender lo que pasa; mi papá tenía una pasión por los niños. Por esa razón el dinosaurio no es otra cosa que una forma de atraer a un niño, porque mi papá decía “a mí me ganaron cuando niñito y yo tengo un parque de diversiones aquí sabrá Dios cuántos niños pueden llegar”. Por eso mi papá en la iglesia tenía dos canchas de baloncesto afuera, todo era los salones más grandes, era para niños, porque su experiencia fue esa. Entonces de ahí mi papá también pasó por un sinnúmero de problemas aquí en Puerto Rico, porque no todo el mundo lo entendía y entonces sí se volvió quizás un poco radical, un poco podemos decir así, rebelde, pero tampoco lo juzgo, ni lo condeno porque creo que en los tiempos que vivía, en aquellos tiempos era o matas o te matan. Era un tiempo que había que pelear; la guerra que había aquí entre los canales de televisión cristiana no era una guerra mortal. Entonces digo todo eso por el contexto y que el que conoce todo eso admira lo que hizo. Sabemos de dónde salió, sabemos todo lo que se vivió, todo lo que costó que ningún banco construyera lo que era el edificio más grande de Puerto Rico, que se levantarán 60 iglesias, que él fuera el primero en construir un montón de templos en este lugar que financió un montón de templos, misiones, el primer canal de televisión cristiano en Puerto Rico es el nuestro, cuando nadie creía, cuando nadie creyó aquí en los canales de televisión. Nadie me puede decir a mí que Rodolfo Font y Fuente de Agua Viva no hicieron una diferencia en Puerto Rico. No es que no fuimos perfectos ni lo somos, ojalá yo lograra hacer el impacto y la mitad de lo que él hizo. 


2 Comments

Post A Comment