El legado Font en Puerto Rico
15041
post-template-default,single,single-post,postid-15041,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

El legado Font en Puerto Rico


Pastor Otoniel Font: Fuente de Agua Viva, no es cualquier iglesia en Puerto Rico. No lo fue y no lo es hoy. La gente quería ver destruida Fuente de Agua Viva. Aquí había montones de enemigos políticos, sociales, eclesiásticos, que estaban esperando el día en que pasara cualquier cosa para que nosotros desaparecieramos de la faz de la tierra. Nadie puede negar que mi padre fue muy influyente en este país, en la política, a través de la televisión, en el contexto en el que él vivía. Fue el primer canal cristiano porque nadie podía ver televisión cristiana si no era Rodolfo Font. Seamos honestos, eran seis, siete canales. Entonces esto abrió una puerta, abrió una oportunidad que hoy hay un montón de canales pero en aquel tiempo eso fue algo, una sensación. Entonces, para colmo, mi padre es un tipo coloquial, un tipo de pueblo, se ríe con todo el mundo que sabe predicar. Tenía un mensaje diferente a lo que oía en todos los otros lugares. Muy diferente a lo que se oye. La Iglesia Católica es muy diferente a lo que es una iglesia tradicional. Fue un tiempo atractivo y un mensaje poderoso. Se tienen que tomar ciertas decisiones a fin de que la gente piense en mi papá. Pero yo tengo a mi mamá también que está herida, dentro de todo este proceso tengo a mis hermanos. Tengo un montón de líderes en la iglesia, tengo que pelear con la prensa que me persigue. Y a mí lo de Guardiola, que ellos me perseguían. Yo me escondía en mi casa, pusieron dos unidades de móvil porque un día yo iba a salir de viaje y me estaban esperando. Ellos me siguieron con el micrófono ahí para que yo contestara algo de mi papá que por creer que yo me iba a parar en televisión a decirle a mi papá algo malo, jamás.

Pero en medio de todo eso, pues sí, tuvimos que tomar ciertas decisiones, porque si no la institución no salía. Yo tuve que vender el edificio, se cree que es fácil ver a la iglesia hoy y ver la torre como está y saber que la vendimos porque fue la única forma, porque aquí los bancos nos traicionaron y un montón de gente después nos dejó. 

¿Pero tú crees que es fácil? Yo llegar ahora y tener que construir un templo nuevo al lado de un edificio que fue ícono y que tengo que verlo desvestido y tener que explicar a la gente el proceso por el que hemos pasado para que entiendan. El inteligente sabe que Otoniel Font ha logrado lo que nadie en Puerto Rico ha logrado. El que sabe de finanzas y el que sabe lo que he logrado hacer para la gloria de Dios, pero el que sabe tiene conocimiento de lo que hemos hecho. Pero el punto a donde voy es que no te puedo decir que no deja de ser emocional, no dejo de recibir correos de gente que me dice “tanto dinero que dimos para eso” y yo pienso “Sí, pero vea todo lo que hemos logrado, lo que hemos seguido”. Una de las cosas por la que estoy aquí es porque yo no he querido defraudar más a la gente. Yo tuve la oportunidad de irme de Puerto Rico.

 Pastor Otoniel Font: Hay gente que dice: viaja. Viajar puedo yo, salir puedo yo. Invitaciones tengo yo de todas partes del mundo. Yo tenía invitaciones para ser pastor hispano de la iglesia gigantesca en los Estados Unidos. Yo sé predicar en inglés; yo no tengo que estar aquí. Pero una de las razones por las cuales yo me he quedado aquí es por devolverle un poco la fe a un grupo de personas que se sintieron defraudados y que entiendan que Fuente de Agua Viva sigue y es más allá de simplemente una persona, son otras generaciones que vienen. Siempre he querido también, Dios es mi testigo, que hace 17 años atrás un pastor me preguntó: ¿por qué yo me quedaba aquí? 
 
Yo le dije que yo me quedaba aquí entre varias cosas para que hubiera una generación de jóvenes que me viera, que me mirara y dijera los problemas se enfrentan, no se huyen porque oportunidad yo tuve de irme. Bueno, no tuve que irme. 

Entrevistador: Tengo una pregunta un poquito más para allá. ¿Te hizo más fuerte ver cómo caía el imperio? ¿Cómo recuperaste a tu papá? 


 Pastor Otoniel Font: Yo quisiera ser como mi papá en ese sentido. Yo soy bien claro que esto no es amoroso. Mi papá tiene un carácter que fue de las cosas que impactó en este país, a mi papá le llamaban el hombre de la sonrisa Colgate porque él andaba con una sonrisa todo el tiempo. Por supuesto mi papá fue un hombre de pueblo. Sinceramente yo quisiera ser tan alegre como él, en ese sentido de aceptar que mi carácter, y mi estilo es un poquito más fuerte; quizás me parezco un poquito más a mi mamá en ese sentido, en mis emociones y demás, pero así soy y he tenido que ir mejorando a través de la vida para alcanzar muchas cosas.

Mi papá es esa persona que tú viste, un hombre de amor. Es un hombre que te va a abrazar, que va a aspirar lo mejor para ti, que va a querer lo mejor para ti, etc. Así que lo que conociste es lo real; y así siempre fue mi papá con todos nosotros, en nuestra casa, en nuestra iglesia, en nuestro hogar. Fue algo realmente maravilloso, así que nunca me voy a quejar de eso. Al contrario, con respecto a recuperarlo en mi situación es un poquito complicado, yo no soy el único porque mis hermanos, todos ellos, están en Estados Unidos ya que tienen una relación muy corta con mi papá, en realidad quien estaba más cerca de mi papá era yo.

Pero te cuento una historia para que entiendan lo difícil de esto. Yo tengo que aceptar que para bien o para mal, Dios sabe mi corazón, en un momento dado yo he tenido que hacer ciertas cosas para sobrevivir con la institución, para que podamos tener la esperanza de hacer otra cosa que lo que he logrado en el día de hoy y decir “hoy, Fuente de Agua Viva va tener un nuevo futuro y más glorioso que el de antes”. Créeme cuando te digo hoy vamos a construir un nuevo edificio. Es el segundo proyecto más grande de Puerto Rico hoy por hoy a nivel financiero es lo más grande que viene en ese sentido. 

El punto donde voy es que en cierto momento tenía que jugar. ¿Qué hago? Tengo la iglesia, tengo unos líderes, tengo el público, tengo las noticias. Tú sabes que no hago yo nada más que escribir un libro que no tiene que ver nada de nada.  Escribo un libro allá, me persigue alguien en un lugar, un reportero, me reúno con el reportero, le doy y todavía sigue. Entonces, querámoslo o no, todo esto es influencia. Claro, todo esto pues trae esos problemas y a través de los tiempos pues lo hemos manejado. Yo no tengo ningún problema con mi papá, lo amo, lo quiero, quiero lo mejor para él. En la medida que he podido he tratado de abrir ciertas puertas él también conmigo y creo que nos respetamos muchísimo, sabemos la relación que podemos tener y no podemos tener en este momento por muchas razones. Mi sueño algún día es poderlo traer y que él pueda predicar aquí en nuestra iglesia. Lo haré en el momento apropiado, probablemente no sé si sea la inauguración del nuevo edificio o antes o un poco después. Estoy esperando el momento correcto para hacerlo dentro de todo el proceso, preparando también a la gente y nada creerle a Dios.
3 Comments
  • Bárbara Nicolle
    Posted at 08:00h, 29 December Reply

    Excelente! Tremenda entrevista. Pastor se percibe la carga que lleva usted sobre sus hombros, pero que sepa que su mensaje llega. Ninguna familia es perfecta, ya lo ha vivido usted y se lo puedo decir yo, pero NADA de eso nos define. Lo importante es seguir y no permitir que eso nos condicione y usted es ejemplo de perseverancia.

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 09:36h, 29 December Reply

    Gloria a Dios

  • marttha
    Posted at 20:10h, 29 December Reply

    Amén Gloria a Dios

Post A Comment