¿Cuál es la meta de Dios?
15022
post-template-default,single,single-post,postid-15022,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.5,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿Cuál es la meta de Dios?

Definitivamente Dios ve nuestras necesidades de forma personal, pero la meta de Dios va más allá de cada uno de nosotros, más allá de cada individuo, la meta de Dios es el colectivo, es la nación completa. 

Que un hombre que no recibe una visita de Dios no puede manifestarse en su familia y en la nación. El propósito real de Dios para sus vidas se hace esclavo del sistema. 

El día que tú entiendes que tienes que ser libre de tu pasado, no por ti, sino por lo que Dios puede hacer por ti para otros, ese día te levantarás con propósito de vida, te levantarás viendo la mano de Dios y ahí es que verás verdaderos milagros. 

La Iglesia se ha vuelto tan individualista y a Dios tan personalista que no nos damos cuenta de que Dios es del colectivo, de las naciones, de un pueblo. Y si todos no entramos, no entra absolutamente nadie. Hemos tomado parábolas de la Biblia de forma errónea.

Siempre usan la parábola del Buen Pastor, que salió a buscar una oveja para darle la importancia a la única oveja. La importancia no era la única, era que hubieran 100, la importancia era que no estuviera incompleta, Él contó 99 y salió a buscarla una para que las 100 no estuvieran incompletas, si la 99 no regresaba, las 100 no estaban completas. 

Jesús fue a buscar a todos los discípulos y no mandó a su grupo, si no, hasta que habían 12. 11 No eran los que iban a llevar la misión, eran 12. Tenía que estar el grupo completo, tenía que estar el grupo completo cuando nosotros vamos a la tierra prometida. De las 12 tribus habían tres tribus que ya habían conquistado la tierra antes del Jordán, la tierra prometida se dividía en dos porciones y el río Jordán estaba dividiendo las dos porciones, tres estaban del lado de este lado y nueve tenían que cruzar al otro, entonces Josué hizo un llamado bien sencillo “Los tres de aquí van a cruzar conmigo allá y van a hacer que los otros nueve posean lo de ellos, porque ustedes no tendrán paz en este lado si los otros nueves no entran”. 

Entonces ahora de estas tres tribus de este lado, tenían que arriesgarse a los hombres, salir a la guerra, cruzar al otro lado para que los nueve llegaran, porque aunque ellos poseyeran la tierra, no iba a haber paz si ellos no entraban en la tierra prometida. 

Definitivamente Dios ve nuestras necesidades de forma personal, pero la meta de Dios va más allá de cada uno de nosotros, la meta de Dios va más allá de cada individuo, la meta de Dios es el colectivo, es la nación completa es lo que Él puede hacer no tan sólo con uno, sino a través de uno por otro , porque es en la nación donde Dios va a mostrar su gloria y su poder, es en la nación y es en el pueblo donde Dios va a demostrar lo que es la verdadera marca distintiva del Dios Todopoderoso sobre una nación.

Dios comienza con un hombre por lo que quiere construir una nación, Dios visita a Abraham, pero no puede tan solo visitar a tiene que visitar a Sara, cuando los tres ángeles visitaron a Abraham, no fue Abraham por quien procuraron, fue por Sara, porque ella tenía que oír de Dios lo que nunca había oído de Él, pero había oído de Abraham y no le había creído. 

Entonces Dios tiene que hablarle a Sara para que crea lo que Abraham había creído 20 años atrás, así ahora se cumple la palabra, Dios visita a Isaac, Dios visita a Jacob, pero como te he dicho, los días pasados, no visita a José, quien fue un gran administrador, pero no un libertador. Hizo que el pueblo de Israel se volviera dependiente de Egipto y dejó preso a su familia por 400 años.

Y cuando murió, esto fue lo que dijo: ”Algún día Dios los visitará y cuando los visite, saquen mis huesos de aquí” ese día fueron 300 años después y en ninguna parte de la Biblia se nos dice que Dios visitará a José. ¿Por qué razón no lo visitó? No lo sabemos, el punto es que un hombre que no recibe una visita de Dios no puede manifestar en su familia y en la nación el propósito real del Señor para sus vidas. Por eso es que entonces Dios tiene que ir a visitar a Moisés y encontrarse con él.

En la vida de Moisés vemos tres encuentros particulares, como el momento y hay un detalle curioso que cuando llega a Dios hablarle a Moisés.

El Señor le dice a Moisés: “he visto la aflicción de mi pueblo” Dios le importó poco que llevaras 40 años en el desierto, vengo a hablarte a ti porque tienes que sacar a la nación. Moisés llega a la zarza ardiendo y  puede estar pensando: ”Señor, finalmente te acordaste de mí, tantos años en dolor, aquí me has dejado” Dios no le pregunta nada, solo le dice “He visto la aflicción de mi pueblo y he venido para librarlos a ellos” Yo me pregunto si Moisés no se cuestionó: “Señor, ¿Y que de, mí no vas a sanar mi interior? ¿No te importo yo? No.

El pueblo está atado y te necesito para que lo saques así que lucha con tu problema, el punto que quiero que entiendas es que la visión de Dios no era Moisés, era el pueblo. Dios no hizo a Moisés un hombre extraordinario para hacer de él un hombre extraordinario, era para hacer algo extraordinario con Moisés. 

El problema es que la locura de Moisés lo llevó a volverse ordinario y muchos de nosotros, sin darnos cuenta, cuando vamos a la presencia de Dios, lo que vamos buscando es que Dios resuelva nuestros tiempos de locura y nuestros tiempos del desierto. 

Y la verdadera grandeza de lo que Dios quiere hablarnos a nosotros no es lo que Él quiere hacer contigo, sino lo que quiere hacer a través de ti. 

Y parece que Dios es indiferente a la aflicción de Moisés y le dice: “mi pueblo está en aflicción, y te necesito”. El día que tú entiendes que tú tienes que ser libre de tu pasado, no por ti, sino por lo que Dios puede hacer por ti para otros ese día, cada mañana te levantarás con propósitos de vida, te levantarás viendo la mano de Dios y ahí es que verás verdaderos milagros.

4 Comments
  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 14:46h, 23 December Reply

    Gracias Señor, Gloria a Dios

  • Ángel Manuel Rodríguez Cruz
    Posted at 19:19h, 23 December Reply

    Amén 🙏🏼 pastor Dios le continué bendiciendo a ti y a tú familia.

  • Edilsa
    Posted at 20:06h, 24 December Reply

    Bendiciones pastor definitivamente siempre reflexionar en la palabra de Dios es un proceso de su plan divino

  • Marttha
    Posted at 14:29h, 03 January Reply

    Bendiciones de lo alto
    Gracias por la palabra
    El Sr todo poderoso lo diga llenando de Sabiduría

Post A Comment