¿Cómo manejo los prejuicios de la gente?
15044
post-template-default,single,single-post,postid-15044,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

¿Cómo manejo los prejuicios de la gente?


Entrevistador: El apellido Font, ¿qué significa para muchos allá afuera? Le voy a dar mi perspectiva.Se le conocen por tres nombres: el Pastor Font, la iglesia de Font y la Torre de Font en Puerto Rico. Eso es icónico porque si estás perdido, la iglesia es un sitio donde te ubicas. Pero le voy a contar algo más, recuerdo cuando era niño y estaba con mi abuela siempre pasábamos por ese lugar y siempre veíamos cuando la torre se estaba construyendo y le decían ahí va la Torre de Babel. Era un prejuicio que nos daban, no solo venía de acá, de mucha gente, y era como que todo el tiempo a este tipo de iglesia; y bueno yo crezco pensando muchas cosas así. Ahora le pregunto, ¿cómo maneja un pastor como usted este tipo de prejuicio? Ya usted tiene el apellido, ya tiene un sello, no le dan la oportunidad de darse a conocer, a poner su punto de vista de las cosas, y nunca se me olvida que yo sabía de su papá el reportaje de Luis Guardiola, que para los que saben yo era un niño cuando eso salió. Pero yo digo, los descubrieron. Pero ahora que yo entiendo cómo juegan los medios este juego, yo pienso que esto fue un poco injusto. ¿Cómo lo maneja un pastor con usted? ¿Cómo ha manejado este prejuicio, este sello que le han puesto?

Pastor Otoniel Font: Mira, no sé ni cómo responderte esa pregunta. ¿Cómo lo he manejado? He tenido que manejarlo a través del tiempo, he tenido mis altas y mis bajas. Tengo que empezar diciéndote que me siento orgulloso de mi padre y de mi familia; me siento orgulloso de lo que Dios hizo con ellos y lo que ha hecho con nosotros y hasta donde Dios nos ha traído. Creo que Fuente de Agua Viva y la figura de mi padre y de nuestra familia realmente ha hecho un antes y después en Puerto Rico, en la vida de la iglesia, del ministerio, en la vida de muchas personas que hoy están agradecidos de lo que Dios hizo a través de nuestro ministerio, a través de todos los tiempos. Creo que Dios usó a Fuente de Agua Viva, usó a mi padre, usó nuestra familia en un momento donde se tenían que romper con ciertos esquemas, ciertos paradigmas para abrir muchas cosas que vemos en el día de hoy. Muchas cosas de las que nos criticaron a nosotros hoy las hacen, muchos de los mensajes que nos criticaron a nosotros hoy las hacen, hoy lo dicen, hoy lo predican, hoy lo hablan, hoy no hay tanto tabú para pedir un diezmo o tanto tabú para pedir una ofrenda. Nos pasó en la pandemia, nosotros fuimos los primeros en pedir por PayPal, fuimos los primeros en pedir por digital y durante la pandemia todo el mundo tuvo que hacerlo. O sea que nosotros hemos sido los que hemos abierto camino y hemos abierto brecha en muchas áreas. Por supuesto, eso tiene también esas controversias que tú dices y no te puedo negar que es un poco complicado personalmente manejarlo.

Mi estilo de persona es muy diferente al de mi padre, cómo él manejaba ese asunto, realmente lo he admirado en ese sentido porque él como que no le importaba, es realmente feliz y tiraba adelante. Yo te puedo decir, por la razón que sea, que quizás en algún momento ha dado, sí me ha afectado. He tratado de manejar el asunto en lo personal; todavía el día de hoy van hay lugares donde voy y dice “ese es el hijo de Font”. Pero me preparo para el golpe, siempre me preparo para el golpe. Me pasó hace poco que estaba en un sitio y me dijeron “yo quiero hablarle de su papá”. Ya me estaba preparando mentalmente porque me va a dar un cantazo, pensaba yo, pero por lo menos en esa ocasión él quería darme las gracias por el mensaje que había oído de mi padre. En lo personal no es algo fácil, yo lo que he aprendido a vivir con eso, a ver los beneficios, a ver las bendiciones, a darle gracias a Dios. Hay un montón de gente agradecida y he tenido que aprender realmente a manejarlo. Como te dije, con mis altas, mis bajas. He tratado de que eso no sea lo que controle mi manera de ser. Tampoco hago cosas para tratar de explicar lo que soy o tratar de defender lo que soy o lo que no soy. Simplemente puedo decirlo así y vivirlo día a día y manejarlo día a día.

Entrevistador: Yo siendo hijo de pastor de pastores, siempre en la escuela me tenían bajo un estandarte.Que el que hay ahí arriba, porque cualquier cosa que hacía los mismos maestros me decían “tú eres hijo de pastor” y “mi compañero, tú eres cristiano”. Entonces estamos hablando de quizá los 80 y 90, donde el prejuicio sí que estaba bien, bien duro.

Pastor Otoniel Font: Sufrí esa parte que tú dices, esa parte del hijo del pastor que todo el mundo quería que yo me portara bien. Pero eso no fue el problema para mí, el problema fueron los medios. El problema fueron los ataques de dos lugares. El problema fue el ataque, el aspecto de la misma iglesia evangélica y el ataque de los medios de afuera, la burla. Por ejemplo, cuando tú prendías la televisión o la radio, para mí era bien difícil escuchar a predicadores decirle a mi mamá Jezabel, decirle a mi papá ladrón por la televisión, por la radio cristiana, mencionarlo por nombre y apellido. Entonces era una cosa muy complicada.

Imagínate ese ataque primero dentro de la misma iglesia. Entonces es otro aspecto de la prensa. Aquí hubo personas como Carmen o Luis Guardiola, que en aquellos momentso comenzaron a atacar de frente a nuestra Iglesia, a la figura de mi papa hubo algunos escándalos, algunas cosas que la gente quiso hacer, escándalos que no eran reales, cosas que no fueron ciertas. Yo tenía que ir a la escuela, oír las burlas de la otra gente. Yo te puedo decir que en lo personal, yo me crié en un mundo donde yo vivía con coraje todo el día. Yo te puedo decir que no era feliz.

Entrevistador: A mí me hablan de yo soy cantante y veo gente que me dice: “tú vas a ser pastor” y yo le tengo fobia, yo prácticamente digo no; fobia porque cuando Dios te llama y cuando Él te marca, te marca, pero yo veo a mi mamá llorando, yo veo todo lo que pasa un pastor y digo es tan injusto. A veces yo digo que el pastorado es algo que no se mata por las ovejas. Lo que tu das al salir a las 02:00 a atender gente que ni siquiera es tu familia y tu llegas a tu casa para tratar de atender a tu hijo también. Ahí ves compromisos y todo y después esa gente que tú lo das todo son los mismos que se van hablando mal de ti.

Pastor Otoniel Font: Mira, yo viví esos momentos difíciles siendo muy joven, llegar a un salón de clases y que tu maestra de educación cristiana te hablara mal de tu papá. Él prender la televisión secular y ver personajes hechos para burlarse de tu papá, no puede salvar a nadie cristiano porque también habla mal de ti. Viví todo eso y viví las traiciones que se viven dentro de la iglesia y demás. Yo tengo que adjudicar al llamado de Dios en mi vida ese aspecto y tengo que adjudicar a que mi papá siempre me dio una buena cara del pastorado en mi casa, mi papá se encargó con mi mamá de cuidarnos el corazón, mi papá nunca se llevó al corazón lo que la gente hizo en contra de nosotros, lo tomó como parte de la vida, lo tomó como parte de lo que es, lo que se tiene que hacer y yo creo que en ese tiempo eso me ayudó muchísimo. Nuestra visión del pastorado es muy diferente a la que se tienen en otras organizaciones. En la nuestra, creemos que hay que cuidar del pastor para que las ovejas estén bien. En otra organización hay que cuidar de las ovejas, porque si no, no tienes pastor. Entonces nuestra iglesia no es como los equipos de la NBA, que si tienes a LeBron James y él está jugando mal, despides al dirigente simplemente porque él supuestamente es el culpable. En nuestra iglesia se despide a LeBron James. Entonces el problema es que la sociedad no funciona de esa manera y en otras instituciones no se protege al pastor, no se protege la familia pastoral. Nosotros no nos criamos en ese proceso, en esa forma y yo creo que eso fue de mucha ayuda para nosotros, para cuidar el corazón, entender el proceso de lo que vivíamos, de lo que se vive como pastor, que tú bien lo has descrito y que por esa razón creo que el día de hoy continúo con el llamado que Dios puso en nuestras vidas.

No Comments

Post A Comment