Prepárate para recibir a Dios
14643
post-template-default,single,single-post,postid-14643,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,qi-blocks-1.0.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Prepárate para recibir a Dios

Hoy voy a comenzar una secuencia en particular con un propósito que creo que nos va a ayudar a entender a nosotros a actitud que debemos tener para poder realmente disfrutar de la presencia de Dios.

Ahora, comienzo de esta manera. Hay un presidente de la nación americana que es muy curioso.

Digo, todos tienen peculiaridades, y algunos serán recordados por grandes logros, grandes victorias, por sus desaciertos…

Por ejemplo, Bill Clinton considero que fue un gran presidente en muchas áreas, trató de hacer un tratado de paz en el Medio Oriente con Israel y todo el asunto. 

Lamentablemente no lo logró hacer por muchas razones.

Muy interesante un documental que hay de él de eso en específico. Se llama “El factor humano”.

Es un documental espectacular porque te demuestra cómo el factor humano, los egos de las personas, pueden destruir cualquier acuerdo de paz.

¡Es impresionante! Cuando usted ve esas dinámicas de esas reuniones, históricamente es algo impresionante.

Pero uno no viene aquí a hablar de Bill Clinton ni de los demás, ni a hablar mal de los demás.

Sólo de uno en particular que es muy curioso, que es el presidente Jimmy Carter.

Jimmy Carter es un presidente que quizás muchos de ustedes no conocen… Y probablemente nos hay ningún logro que usted pueda recordar. 

Tampoco hay una gran crítica que usted puede hacer. Simplemente que algunos consideran que no fue uno de los mejores presidentes.

En realidad tomó a los Estados Unidos en un momento muy complicado y muy difícil. 

Él viene siendo el que sustituye específicamente y eventualmente a Nixon.

Recuerden que Nixon tiene que renunciar y luego vino Bill Johnson que estuvo creo que por dos años, y luego, en las próximas elecciones, Gerard Ford, y luego, en las elecciones siguientes, entiendo que fue Jimmy Carter el que entra…

La historia larga corta, Jimmy Carter entra y pasa casi por desapercibido en la historia.

Pero hay unos detalles bien curiosos de Jimmy Carter; dos de ellos con los que quiero llamar tu atención. 

Número 1: Los presidentes de los Estados Unidos, por lo general, se hacen millonarios luego de ser presidentes.

El único que no se hizo más millonario después de ser presidente, fue Donald Trump. Él fue el único millonario que entró millonario y perdió un montón de dinero.

¡Es el único!

Los demás no han entrado millonarios y después se hacen millonarios.

Y no se hacen millonarios porque usted piense que roben. ¡No es así! La realidad es que luego de que ellos terminan sus términos, una de las cosas que acostumbran a hacer es dar charlas, es hablar en presentaciones, es levantar fundaciones, y en esas presentaciones, levantan grandes cantidades de dinero.

Un presidente cualquiera pudiera estar cobrando 100, 200 o 300 mil dólares por un speech de 45 minutos.

¡Imagínese!

Los otros días alguien me escribió en Facebook que si yo cobraba 5 mil dólares por ir a predicar a una iglesia…

Primero, nunca he cobrado por ir a una iglesia a predicar, no soy exigente absolutamente para nada, no pido ni ofrendas; el Señor nos bendice y, a donde voy, voy por dos cosas: Porque el Señor me dice que vaya y por relaciones, con amigos, amistades con las que puedo bendecir y no estoy buscando de congreso en congreso ni de actividad en actividad.

Pero, hermano, 300 mil dólares….

Si alguien que me está viendo en el día de hoy y necesita una predicación, no haga el cheque a nombre mío, hágalo a nombre de Agua Viva. (Risas)

El punto es que cobran grandes cantidades de dinero… Excepto Jimmy Carter.

Jimmy Carter decidió que nunca cobraría por un speech, y que se dedicaría a dar clases bíblicas en su iglesia. Y hasta la edad de 94 años estuvo en un salón de escuela dominical.

¿Tú te imaginas llegar a tu escuela dominical y que el que te esté dando la clase bíblica sea un presidente de los Estados Unidos?

Este ancianito, hasta la edad de 94 años, siguió en la iglesia, daba clases y se sujetaba al pastor…

Y con todo respeto, usted no llega ni a presidente de la urbanización y tiene problemas…

Mire, ese no es el mensaje, pero óigame… ¡No, no, no, no! ¡No, no, no, no…! Ese nada más podría predicar toda la noche…

Y hay gente que se cree profeta y no son capaces de meterse en un cuarto a darles clases de escuela bíblica todos los domingos a alguien.

No se movía a ningún lugar si su pastor no lo enviaba.

¡Presidente de la nación americana! ¿Ustedes se imaginan lo que es eso? Llegar con todos los guardaespaldas, llegar con todo el enterage, llegar hasta allí y dar una clase bíblica.

Mi hermano. El que es cristiano, verdaderamente…

Y sus dos libros, ¡impresionantes! Y cuando habla de la fe cristiana, ¡impresionante!

Y uno, ver a alguien de este calibre, de este nivel, tener tal actitud, es algo poderoso.  Pero eso no es lo más importante con lo que yo quería llamar tu atención en el día de hoy…

Antes de su presidencia, y durante su presidencia, él hizo algo que me estuvo muy curioso… Y es que él, de repente llamaba a alguien de cualquier parte de los Estados Unidos y le decía: “Esta noche voy a dormir en tu casa”.

Imagínese que usted levante el teléfono, y el presidente Jimmy Carter le diga: “Esta noche voy para tu casa y quiero dormir en tu casa…”

Y la razón por la que él lo hacía, es porque él decía que quería mantener el contacto con el pueblo y ver lo que el pueblo vivía…

Usted lo puede llamar una estrategia política y demás, pero el gesto me parece muy espectacular…

Porque mientras mucha gente quiere ir a dormir a la Casa Blanca, que un presidente quiera ir a dormir a tu casa para ver lo que tú vives, y cómo tú vives, me parece un detalle impresionante. Lo cual me pone a pensar en dos cosas para esta noche…

3 Comments
  • Fernando
    Posted at 10:30h, 21 November Reply

    Gracias por la enseñanza y saber que la fe y el amor a Cristo harán reflejar lo que el Señor desea Humildad

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 20:25h, 21 November Reply

    Gloria a Dios

  • Mileybi Marineth Castillo Aguirre
    Posted at 03:52h, 22 November Reply

    Amén

Post A Comment