No dudes de la presencia de Dios 
13982
post-template-default,single,single-post,postid-13982,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

No dudes de la presencia de Dios 

Hace muchos años escuché un mensaje de Tommy Tenney que nunca olvidaré.  Le pedí a Dios que me explicara el porqué de una frase que dijo.  El mensaje se llamaba: Romper el espíritu de intimidación.  Poderoso mensaje.  Él explicó con la historia de Josué algo muy grande.  Dijo que, cuando Josué se paró allí a pelear, tenía esa fuerza todavía a esa edad, era un momento muy interesante porque en el pasado, cuando fueron a reconocer la tierra prometida, lo que hizo que la gente desfalleciera en sus corazones fue que cuando los otros espías vieron la tierra prometida, vieron gente grande como gigantes; y aquellos gigantes que ellos vieron hicieron que el corazón desfalleciera.  Y el Pastor Tommy Tenney dijo algo muy interesante: ¿y qué si lo que habían visto eran ángeles de Dios para defenderlos, pero no los pudieron identificar?  Él explicaba que tal vez fue un problema de percepción porque tal vez aquellos eran gigantes del ejército de Dios para ayudar al pueblo a entrar.  Pero nunca sabrás quién está contigo, si tú no te acercas, si tú no corres hacia él.  

Cuando algo te intimide, no huyas, enfréntalo; no vaya a ser que sea de los nuestros.  Si no es de los nuestros, peleamos; pero ¿y si no lo es?  Tienes que acercarte.  

Fíjate el cuestionamiento de Josué: ¿eres tú conmigo, o estás con ellos?  Si el pueblo de Israel hubiera hecho eso en la primera ocasión cuando entraron, quizás hubieran conquistado la tierra prometida porque sabrá Dios si todo lo que ellos vieron a la distancia eran los ángeles de Dios esperando para darle la más grande victoria.  

Pero ¿por qué pasó esto?  ¿Por qué Josué hizo esta pregunta?  Definitivamente, Josué quería saber quién era el que estaba allí, pero ¿qué fue lo que permitió que Josué llegara a ese punto al que otros no llegaron?  

Aconteció después de la muerte de Moisés siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, diciendo: 2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel. 3 Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. 4 Desde el desierto y el Líbano hasta el gran río Éufrates, toda la tierra de los heteos hasta el gran mar donde se pone el sol, será vuestro territorio. 5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.”  Josué 1:1-5  

Dios le había dado una palabra a Josué: nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida.  No era porque Josué fuera grande, sino porque como estuvo con Moisés, así estaría Dios también con él.  ¿Qué fue lo que hizo que Josué corriera hacia ese hombre, hacia esa experiencia con el Señor y descubriera que aquel que estaba allí venía con un mensaje de parte de Dios a confirmar que la victoria le pertenecía?  ¿Qué fue lo que hizo que él no se dejara intimidar como otros en el pasado?  Que un día oyó un mensaje, una palabra donde Dios le dijo: como estuve con Moisés, voy a estar contigo; no te voy a dejar ni te voy a desamparar.  

6 Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”  Josué 1:6-8  

Hubo una noche donde Josué tuvo un encuentro con el Señor que cambió su vida para siempre, y lo más grande que recibió Josué no fue la promesa de la tierra prometida porque esa promesa él la tenía desde hace cuarenta años atrás.  Aquella noche en Josué 1, la promesa más grande que Dios le dio no fue la tierra prometida, sino Su presencia acompañándole todos los días de su vida, todo el tiempo.  

Aquel que sabe que la presencia de Dios está con él dondequiera que vaya, no hay nada que le intimide, que le detenga.  En vez de huir del problema, corres hacia el problema.  Los policías y los bomberos son admirables.  Cuando tú huyes del fuego, el bombero corre hacia él.  Tú oyes un tiroteo y sales corriendo, pero el policía corre hacia él.  Ante el aumento en casos de tiradores activos, se ha ido disminuyendo el número de agentes que debe haber presentes para poder atender entrar a la situación; eran 6, y ahora aunque haya solo 1 debe enfrentar al tirador activo.  Pero en conversaciones con un agente, este dijo: a mí no me tienen que adiestrar para decirme que entre solo; el día que yo use este uniforme, yo no voy a huir del problema; yo voy a ir a arriesgar mi vida.  ¿Tendrías tú un compromiso como ese?  

¿Estás tú dispuesto a luchar y dar tu vida por algo?  La razón por la cual huyes del problema es que no estás tan seguro de que Dios esté contigo.  La razón por la que no estás luchando por lo que tú quieres es sencilla: no estás seguro que Dios va contigo.  La razón por la que estás cansado e intimidado por todo lo que estás viendo es una sola cosa: no estás tan seguro  de que Dios está contigo.  Pero aquel que tiene una seguridad de que Dios está con él, cuando viene el problema, no huye de él.  

Si hay un problema entre medio de la tierra prometida y tú, llévatelo de frente.  Ten la consciencia de que Dios va contigo dondequiera que tú vayas.  Hoy se termina el tiempo de espera.  

Muchos se preguntan cómo saber que Dios está con ellos.  Cuando tienes un vaso vacío, tú no puedes ver el vacío.  Tú ves un contorno que te crea la sensación de que hay algo vacío, pero tú no ves el vacío.  La pregunta entonces es ¿cómo ese vacío se revela a tu vida?  Cuando tú lo llenas, ahora ves el vacío.  Es en la llenura del vaso que se ve el vacío que había.  Mientras más lleno esté el vaso, menos vacío va a estar y ahora se llena el vacío y se realiza, se hace presente.  

Muchos se preguntan dónde está Dios, y la respuesta es que está en el mismo lugar donde está la nube de internet.  La nube está en servidores en todas partes del mundo.  Cuando tú guardas una foto, es imposible saber en qué servidor está, solo sabes que está ahí; y si sabes un poco más, sabes que es muy probable que la foto no esté en un solo servidor, sino en miles de servidores repartida.  Y lo único que tú tienes que tener la confianza es que cuando tú busques y aprietes, esa foto va a aparecer, ¿de qué servidor?  ¡Qué importa!  No hay tal cosa como describir la nube del internet; de la misma forma, no hay cómo saber dónde está Dios, tú solo sabes que está ahí.  Y lo único que haces es que cada día más te llenas de Él, y mientras más te llenas de Él, entonces, está más presente.  

Por eso es que tú no puedes dejar de estudiar la palabra, no puedes dejar de orar.  La música que tú escuchas, todo lo que tú oyes; tienes que llenarte.  Por eso es que Dios le dice a Josué: nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él.  Porque la única manera que tú tendrás seguridad de que Dios está contigo es depende de cuán lleno tú estés de Él.  Pero Él no es quien te va a llenar, el que te tienes que llenar eres tú, hablando la palabra, declarando la palabra, con tu adoración, estudiando, con tu oración, haciendo lo que tienes que hacer para que el vacío que hay en tu vida se llene con la presencia de Dios.  

Ten por seguro que, cada vez que veas un ángel, mientras otros huyan, tú vas a ir hacia él y vas a decir: dime, ¿estás conmigo, o no estás conmigo?  Nada te va a intimidar más en la vida por una sola cosa: la presencia de Dios va contigo dondequiera que tú vayas.  Pero solo tú te puedes hacer consciente de esa presencia.  

Hace falta una generación como esa, consciente de la presencia de Dios.  

Que nada te intimide.  Nada pasa por casualidad, y menos en las cosas de Dios.  debe haber una generación que no se intimide ante las dificultades que estamos viviendo.  Esa es la generación que Dios está levantando; gente como Josué, que van adelante, en el nombre poderoso de Jesús. 

10 Comments
  • Alicia Farías González
    Posted at 08:20h, 28 July

    Amén y amén! Gloria a Dios…aunque no te vea Señor, sé que tú estás conmigo……. gracias, gracias Señor….. gracias Pastor Otoniel bendecido

  • Milagros
    Posted at 09:02h, 28 July

    Gracias pastor por tan lindo mensaje, aveces huyó tanto de mis problemas pensando en que vendrá después, preocupandome si cumplire todos mis anhelos y sueños.
    Y me olvidó que Dios está conmigo y siempre lo ha estado por eso hoy me encuentro donde estoy y confiaré en el hasta ver su gloria en mí.
    Que así sea. 🙏🙏💫💫🌟

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 10:11h, 28 July

    Amén y amén
    Gloria a Dios

  • Nelson García
    Posted at 10:13h, 28 July

    Amén gracias Señor nada me detendrá alcanzar tus bendiciones padre amada Gracias

  • Liseth+Trujillo
    Posted at 00:38h, 29 July

    Amen y amen y yo lo creo y lo recibo y declaro en el nombre poderoso del Señor Jesús de Nazareth amen y amen si yo en Dios y Dios es mi quien contra mi? Amen Dios el todopoderoso es el que va conmigo y con mis hijos con mi familia en el nombre poderoso del Señor Jesús amen y amen🙏🏽🙏🏽🙏🏽

  • Evelinda Pava
    Posted at 06:39h, 29 July

    Amén

  • NELSON+ALEXANDER+MIERES+URBINA
    Posted at 10:51h, 29 July

    AMÉN Y AMÉN Y AMÉN GLORIA SEA AL SEÑOR JESÚS… BENDIGO CON TODA BENDICIÓN AL PRECIOSO ESPÍRITU SANTO DE DIOS POR TODO, POR TENER SU PRESENCIA DENTRO DE NOSOTROS PARA QUE CONOZCAMOS A JESUCRISTO SIN LÍMITES. LA PAZ DE CRISTO SEA CON USTED PASTOR FONT, CON LA FAMILIA PASTORAL Y TODAS LAS CONGREGACIONES DE JESUCRISTO EN TODAS LAS NACIONES AMÉN…

  • Julia Nancy Moscoso López
    Posted at 15:45h, 29 July

    Gracias por la palabra de hoy, Llega justo en el tiempo que mas necesitaba recibirla. Amén

  • SILVIA H. GÓMEZ
    Posted at 15:53h, 04 August

    Amén. Bendiciones

  • marttha
    Posted at 14:08h, 05 August

    Amén Aleluya
    Aunque no pueda verte siempre estás conmigo