El Deseo de Dios es que Prosperes
13892
post-template-default,single,single-post,postid-13892,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

El Deseo de Dios es que Prosperes

Muchos no reciben milagros económicos porque todavía no creen que Dios prospera.  Todavía hay gente que piensa que a Dios no le agrada tu prosperidad.  A través de los tiempos, lo que oímos acerca de los ricos es la amonestación que sale en los libros de Timoteo y Santiago.  Se les dice que recuerden que la raíz de todos los males es el amor al dinero, que hagan las cosas correctamente.  Y hay quien hace de estos versos toda una teología, donde dicen que el dinero es malo, que a Dios no le agrada y que Él no te quiere prosperar. 

27 Canten y alégrense los que están a favor de mi justa causa, y digan siempre: Sea exaltado Jehová, que ama la paz de su siervo.”  Salmos 35:27  

Otras versiones dicen: exaltado sea Jehová, que ama la prosperidad de sus hijos.  Dios dice a través del salmista que te goces, que Él quiere que tú prosperes, que progreses.  Como este, hay muchos otros versos.  Jesús dijo a sus discípulos: si ustedes, siendo malos, saben dar buenas dádivas a vuestros hijos, cuánto más vuestro Padre que está en los cielos.  Cuando el padre del hijo pródigo le vio regresar, se alegró y se gozó; el que no se gozó fue el hermano mayor, se molestó que le devolvieran todo al hermano menor.  Pero Dios se alegra, se goza, quiere hacer fiesta cuando uno de sus hijos prospera.  

Si quieres comenzar a recibir milagros económicos, tienes que comenzar a creer que es el deseo de Dios que prosperes, que progreses, que Él se alegra en que tú prosperes; y tú mismo debes alegrarte en que Dios se alegra, en que tienes un padre celestial que se goza en que tú puedas prosperar y progresar.  

Muchos no reciben milagros económicos porque no tienen sueños suficientemente grandes, que requieran de milagros económicos.  En Hebreos 11 dice que sin fe es imposible agradar a Dios.  Tienes que agradar a Dios, y es tu fe la que le agrada.  Mucha gente únicamente pide un milagro económico cuando está en necesidad.  Y Dios da milagros en necesidad.  

Puedes caer en necesidad económica por malas decisiones tuyas o de otros; en la Biblia, por ejemplo, una mujer enviuda, y las malas decisiones del marido hacen que tenga deudas y por poco sus hijos van esclavos.  No fue por su decisión, pero ella supo qué hacer.  

Puedes caer en necesidad económica por las circunstancias.  En el tiempo de Isaac, hubo hambre; en el tiempo de Elías, el arroyo se secó, hubo sequía.  Hay muchas razones por las que podemos entrar en ciertas circunstancias económicas.  Y Dios hace milagros para aquellos que están en necesidad, pero si en ti se despertara un sueño grande más allá que simplemente suplir una necesidad y comenzaras a aspirar a la grandeza de Dios, comenzaras a ver lo grande de la visión, lo grande de lo que Dios quiere hacer contigo, y vieras más allá, te darías cuenta de cómo las cosas comenzarían a fluir.  

Dios le dijo a Abraham que le prosperaría, le bendeciría; y Abraham dice: pero cómo, si no me has dado un hijo.  Dios trató de hablarle de algo bien grande, pero Abraham solo podía ver la necesidad que tenía en ese momento.  Y es muy triste cuando tú reduces los sueños de Dios a tu necesidad apremiante.  Dios le dice: créeme por mi sueño porque te lo voy a dar y, dentro de mi sueño, está tu hijo; pero en tu hijo no está mi sueño.  

Si le crees a Dios únicamente por tu necesidad, no necesariamente le creerás por su sueño.  Pero si le crees a Dios por su sueño, tu hijo está incluido en ese sueño.  

Hay gente que no recibe milagros económicos porque piensan que su futuro económico está en las manos de su jefe o de algún familiar o de alguien que puede hacer algo por ellos.  Cuando piensas así, sacas de tu vida a Dios y no puedes ver la capacidad y la habilidad que Dios te ha dado.  Si estás esperando que otro sea el que haga, siempre estarás mendigando, siempre serás esclavo de los demás, de los que están a tu alrededor.  

Tu futuro económico está en las manos de Dios y en tus manos.  

18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.”  Deuteronomio 8:18  

Dios te ha dado el poder para hacer las riquezas.  No es tu jefe quien te prospera; tu futuro económico está en las manos de Dios y en las tuyas.  Eso es lo grande de creerle a Dios.  Los milagros económicos comienzan a ocurrir cuando Dios es tu fuente de todo poder, y cuando tú sabes que Dios te ha dado a ti la habilidad para aumentar y para progresar.  

Hay quienes no reciben milagros económicos porque no respetan el dinero como una herramienta para hacer el bien.  El dinero puede ser utilizado para muchas cosas beneficiosas.  

19 Por el placer se hace el banquete, y el vino alegra a los vivos; y el dinero sirve para todo.”  Eclesiastés 10:19  

Hay gente que utiliza el dinero de forma errónea, para el mal, para enviciarse; pero si Dios te prospera y te bendice, ¿no podrías darles una mejor educación a tus hijos?  Si Dios te prospera y te bendice, ¿no podrías utilizar el dinero que tienes para ofrendar, para diezmar, para ayudar la obra de Dios, algún orfanato?  Pues entonces, el dinero no es malo; sirve para solucionar muchas cosas.  Y así Dios lo quiere hacer contigo.  Qué maravilloso cuando el dinero está en las manos de las personas correctas, personas que saben usarlo para Dios, para el bien.  El dinero sirve para hacer muchas cosas buenísimas, es una herramienta.  

Cuando tú aprendas a ver el dinero como una herramienta, no lo vas a amontonar egoístamente, no lo vas a procurar erróneamente, sino que te vas a mantener enfocado en lo que Dios quiere para ti.  

Por último, muchos no reciben milagros económicos porque no tienen peticiones específicas económicas.  

2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.”  Santiago 4:2-3  

Aquí nos habla de dos problemas: no pides, y cuando lo haces, pides mal.  El dinero es una herramienta para cosas buenas; si pides, pero pides para cosas malas, no proviene de Dios.  Para que provenga de Dios tienes que pedir; para tener, tienes que pedir.  Y es ahí donde muchos creyentes fallan.  No se atreven pedir, específicamente aquellos que quieren, no piden para el sueño que Dios les ha dado, no tienen un sueño por qué pedir.  

Pedimos a Dios que estas claves te ayuden a enfocarte correctamente.  Dios quiere darte un milagro económico.  Él quiere que tú te enfoques en ese futuro económico que tiene para ti, que puedas liberar tu mente y tu corazón, y abrir tu mente y tu espíritu para entender todo lo que Él te ha prometido, incluyendo el área económica. 

7 Comments
  • Nelson García
    Posted at 07:30h, 01 July

    Amén así sea gracias Señor por tus misericordias gracias por tus bendiciones gracias por lo milagros que recibiré porque creo y declaró que milagros y bendiciones recibiré de Tony por ti porque tú eres nuestro proveedor y sustento gracias por lo que recibo amén

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 11:32h, 01 July

    Gloria a Dios

  • Niger Alfredo Gomez Gordillo
    Posted at 11:44h, 01 July

    Amen,hermosa palabra y la recibo en el nombre de Jesús y su preciosa sangre,bendiciones pastor🙏

  • MARTHA L. HERNANDEZ
    Posted at 13:44h, 01 July

    Amen gracias Dios por tus bendiciones y por tus milagros se que me vas a sacar de todas
    mis deudas que me afligen cada día a ti sea toda la Gloria

    • Marivanet
      Posted at 08:20h, 05 July

      Te bendigo Martha. Nos unimos en oración declarando prosperidad en tu vida.

  • Alicia Farías González
    Posted at 19:22h, 01 July

    Amén, amén! Ciertamente, Dios nos quiere ver prósperos en todo lo que emprendamos, yo tengo un gran testimonio, porque la casa que tenemos mi y yo,es producto de la gracia de Dios…. gracias Pastor Otoniel Bendecido

  • Marttha
    Posted at 14:54h, 02 July

    Amén Aleluya
    Tomó la palabra y tendré la sabidyria para pedir y poderlo compartir
    Bendiciones Pastor Otoniel