Dios quiere que seamos extraordinarios
13948
post-template-default,single,single-post,postid-13948,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.3.1,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.6,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Dios quiere que seamos extraordinarios

La iglesia se ha tornado tan individualista, y hablamos de un Dios tan personalista, que no nos damos cuenta que Dios es el Dios del colectivo, Dios de naciones, Dios de un pueblo; y si no entramos todos, no entra ninguno.  

Hemos tomado parábolas de la Biblia de forma errónea.  Siempre se usa la del buen pastor, como que salió para darle importancia a aquella única oveja.  Pero la importancia era que hubieran cien, que estuvieran completas.  Jesús no mandó a su grupo, sino hasta que estuvieron los doce.  Once no llevarían la misión, tenía que estar el grupo completo.  Josué hizo que 3 tribus que ya habían conquistado sus tierras antes del Jordán, cruzaran donde estaban las otras 9 para que los ayudaran a poseer lo que era suyo porque ninguno tendría paz hasta que así fuera.  

Dios ve tus necesidades personales, pero Su meta no es el individuo, sino el colectivo.  

No se trata de lo que Él puede hacer por uno, sino a través de uno y por otro y otro porque es en la nación donde Dios va a mostrar su gloria y su poder; la verdadera marca distintiva del Dios Todopoderoso se muestra sobre toda una nación.  

Dios le dio un mensaje al pueblo de Israel, al colectivo; uno que tú debes entender hoy.  

Hemos estado viendo momentos de visitación de Dios, visitas que Dios hace a uno, pero para llevar al pueblo a una gloria futura.  Dios comienza con un hombre, pero lo que quiere construir es una nación.  Visitó a Abraham y a Sarah, a Isaac, a Jacob; pero no visitó a José, quien fue un buen administrador, pero no un libertador, sino que hizo que el pueblo de Israel se volviera dependiente de Egipto, y dejó esclavos a su familia por cuatrocientos años.  Al morir, dijo: algún día Dios los visitará; cuando eso pasé, saquen mis huesos de aquí.  

Un hombre que no recibe una visita de Dios no puede manifestar el propósito de Dios.  

Por eso, Dios visita a Moisés, se encuentra con él.  Le dice: he visto la aflicción de mi pueblo.  Le importó poco los cuarenta años de Moisés dando vueltas en el desierto.  El pueblo estaba atado y Dios lo necesitaba para que lo sacara.  Dios no hizo de Moisés un hombre extraordinario por hacer de él un hombre extraordinario, sino para hacer algo extraordinario con él.  Tú tienes que ser libre de tu pasado no por ti, sino por lo que Dios puede hacer a través de ti para otro, ese día te levantarás con propósito de vida y verás verdaderos milagros.  

En el mes tercero de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en el mismo día llegaron al desierto de Sinaí. 2 Habían salido de Refidim, y llegaron al desierto de Sinaí, y acamparon en el desierto; y acampó allí Israel delante del monte. 3 Y Moisés subió a Dios; y Jehová lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob,  y anunciarás a los hijos de Israel:”  Éxodo 19:1-3  

Dios se llama Dios de Jacob, aunque cuatrocientos años atrás le había cambiado el nombre, para acordarle al pueblo los humildes comienzos, para recordarte que Él te ama aún con el nombre que el mundo te puso, y que Él es capaz de identificarse con la peor parte de ti.  Aquellos eran los descendientes de Jacob, quien empezó en Egipto con 72 personas.  El comienzo de ellos fue pequeño; y Dios les dice: yo soy el Dios que comenzó a trabajar con ustedes desde Jacob. 

4 Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. 5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. 6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.  

7 Entonces vino Moisés, y llamó a los ancianos del pueblo, y expuso en presencia de ellos todas estas palabras que Jehová le había mandado. 8 Y todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo lo que Jehová ha dicho, haremos. Y Moisés refirió a Jehová las palabras del pueblo. 9 Entonces Jehová dijo a Moisés: He aquí, yo vengo a ti en una nube espesa, para que el pueblo oiga mientras yo hablo contigo, y también para que te crean para siempre.  

Y Moisés refirió las palabras del pueblo a Jehová. 10 Y Jehová dijo a Moisés: Ve al pueblo, y santifícalos hoy y mañana; y laven sus vestidos, 11 y estén preparados para el día tercero, porque al tercer día Jehová descenderá a ojos de todo el pueblo sobre el monte de Sinaí. 12 Y señalarás término al pueblo en derredor, diciendo: Guardaos, no subáis al monte, ni toquéis sus límites; cualquiera que tocare el monte, de seguro morirá. 13 No lo tocará mano, porque será apedreado o asaeteado; sea animal o sea hombre, no vivirá. Cuando suene largamente la bocina, subirán al monte. 14 Y descendió Moisés del monte al pueblo, y santificó al pueblo; y lavaron sus vestidos. 15 Y dijo al pueblo: Estad preparados para el tercer día; no toquéis mujer.  

16 Aconteció que al tercer día, cuando vino la mañana, vinieron truenos y relámpagos, y espesa nube sobre el monte, y sonido de bocina muy fuerte; y se estremeció todo el pueblo que estaba en el campamento. 17 Y Moisés sacó del campamento al pueblo para recibir a Dios; y se detuvieron al pie del monte.”  Éxodo 19:4-17  

Moisés pidió ver a Dios, y Dios no se le mostró a él como sí se le quería mostrar al pueblo.  

Hay una experiencia que solo podemos tener como pueblo.  Tu adoración es especial para Dios, pero cuando se une con la de los demás, cuando oyes de dónde Dios libró a otros; la gloria de Dios se manifiesta de manera diferente porque las experiencias que hemos tenido de Dios muestran Su multiforme gracia.  

9 Comments
  • Liseth Trujillo
    Posted at 08:38h, 20 July Reply

    Amen y amen y yo lo creo en el nombre poderoso del Señor Jesús de Nazareth amen y amen🙏🏽🙏🏽🙏🏽🙌🏼🙌🏼🙌🏼

  • Wiliam Antonio Chacon Vargas
    Posted at 08:42h, 20 July Reply

    Amén y bendiciones

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 09:54h, 20 July Reply

    Amén, aleluya

  • Nelson García
    Posted at 10:37h, 20 July Reply

    Amén gracias Señor

  • Alicia Farías González
    Posted at 11:24h, 20 July Reply

    Amén, amén!! Dios es él mismo de ayer,de hoy y de siempre! Gracias Pastor Otoniel por esta enseñanza en la Palabra de Dios… Dios le continúe bendiciendo grandemente!

    • Marivanet
      Posted at 19:28h, 20 July Reply

      Te bendigo Alicia.

  • Bernal Andres Varela Ramirez
    Posted at 12:18h, 20 July Reply

    gracias x la enseñanza sobre colectivo, xq la verdad si pensamos la mayoría de veces individualistamente, o sea lo contrario de Dios sin menospreciar el valor de cada uno, también me impacto la parte donde dices q Dios nos invita a olvidar nuestro pasado para ayudar a otro x lo menos y lo digo xq veo llaves para dejar atrás círculos viciosos y poder avanzar, lo atesoro mucho gracias.

    • Marivanet
      Posted at 19:27h, 20 July Reply

      Nos ponemos de acuerdo en oración y declaramos puertas abiertas de bendición en tu vida.

  • SILVIA H. GÓMEZ
    Posted at 14:33h, 26 July Reply

    Amén. Bendiciones

Post A Comment