El peligro de la resurrección de Jesús 
13656
post-template-default,single,single-post,postid-13656,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

El peligro de la resurrección de Jesús 

Cuando miramos la palabra del Señor, la realidad es que son los relatos que tenemos escritos de personas que estuvieron allí, que tuvieron una gran experiencia y que pueden dar testimonio a través de sus vidas.  Y hoy nosotros seguimos contando esa historia porque sabemos el poder de creer en eso.  

Por supuesto, mira si esta historia es tan poderosa y puede cambiar la vida de una persona y el rumbo de naciones completas, que hay todo tipo de teorías, simplemente, para desacreditarla.  El esfuerzo más grande es desacreditar todo esto.  Una de las cosas que se dice para desacreditar la resurrección es la “Teoría de la Alucinación”.  Esta teoría dice que hay gente que dice que todos los que dicen haber visto a Cristo resucitado, estaban alucinando; que toda esa gente que clama en la historia haber tenido un encuentro con Jesucristo, todos estaban alucinando.  Pero ¿cómo tú puedes explicar que hubo varios eventos donde apareció a varias personas, en lugares diferentes, personas en todos los tiempos teniendo una experiencia?  ¿Cómo al apóstol Pablo dijo que se le apareció cuando él no vivió con Jesucristo, no caminó con él, pero tuvo una experiencia con él?  ¿Cómo puedes ver que aún mucho tiempo después, vemos personas que tuvieron esa experiencia?  Pues hay un grupo y una teoría que dice que todos alucinaron.  ¡Qué casualidad!  Esa no es más que una forma de desacreditar.  El mundo sabe que Jesús era una amenaza muerto, y era una amenaza más grande si resucitaba.  

Aún cuando muerto, quisieron hacer todo lo posible para que aquella tumba estuviera cerrada y nadie la pudiera abrir.  La sellaron por todas partes, pusieron guardias, prohibieron que la gente se acercara porque, cuando él estaba muerto, aún estando muerto, era una amenaza para el régimen social, religioso de aquel tiempo… y todavía lo sigue siendo en el día de hoy.  

Qué poderoso cuando tu vida llega a ser una amenaza, aún cuando estás en tus peores circunstancias y quieren acabar contigo de una manera u otra. 

5 Comments
  • Nelson García
    Posted at 07:07h, 25 May Reply

    Dios es fiel por eso digo gracias Señor

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 07:16h, 25 May Reply

    Aleluya, amén

  • Alicia Farías González
    Posted at 08:27h, 25 May Reply

    Amén, Amén!.. gracias a Dios por sus vidas, bendecido sea grandemente,hoy y siempre Pastor Otoniel

  • NELSON ALEXANDER MIERES URBINA
    Posted at 12:09h, 25 May Reply

    EXCELENTE Y PODEROSISIMO MENSAJE AMADO PASTOR, QUE LA PAZ DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ESTE CON USTED Y CON TODA NUESTRAS FAMILIAS AMEN…

  • Wiliam Antonio Chacon Vargas
    Posted at 16:56h, 25 May Reply

    Así es Pastor Otoniel muchas veces quieren dañarnos y más pero Dios está conmigo.

Post A Comment