Tus Metas y tus Planes
12633
post-template-default,single,single-post,postid-12633,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,qi-blocks-1.0.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Tus Metas y tus Planes

Si no hay un plan para tu vida, no llegarás a ningún lugar; pero no existirá plan, si no hay una meta a donde quieras llegar, un destino donde quieras ir.  Así que, ambas cosas van en conjunto.  Es necesario tener una meta clara, precisa, donde puedas definir el destino donde quieres llegar y lo que quieres alcanzar, para luego trazar ese plan que te permita avanzar para poder alcanzar el objetivo deseado.  

Es importante tener metas claras para hacer planes correctos.  Hay gente que hace planes, sin tener metas claras; y, por lo tanto, no llegan a ningún lugar porque ambas tienen que ir en conjunto.  

28 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?”  Lucas 14:28  

Tú no puedes lanzarte a un gran sueño, a un gran proyecto, a una gran meta, sin tomar el tiempo de planificar cómo vas a llegar hacia ese lugar.  Es necesario ponerte una meta, una visión clara que se pueda cuantificar, que sea medible, que se pueda determinar un tiempo en que pueda manifestarse, llevarse a cabo en tu vida.  Tienes que poder medir resultados, progreso, cuánto te va a costar.  

No confundas sueños con metas.  El sueño es esa parte grande, esa visión gigantesca.  Un sueño para nuestra iglesia es ganar almas para Cristo, que Puerto Rico sea transformado.  Una meta sería que este año nos ganemos mil personas para el Señor, por ejemplo.  Tiene que ser algo visible a través de lo cual tú puedas medir si lo que estás haciendo está dando resultados para, si no, hacer reajustes.  De esta manera, puedes tomar acciones claras, prácticas, precisas, que te permitan alcanzar tu meta, para entonces alcanzar tu sueño.  

En Lucas 18, vemos a un hombre que comienza a gritarle al Señor: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí!  Y el Maestro le pregunta: ¿qué quieres?  Y él le dijo: quiero ser sano, quiero recibir la vista.  Este hombre estaba claro en lo que quería, en lo que deseaba.  Vemos una mujer, que decía: si toco el borde del manto del Maestro, quedaré sana.  ¿Cuál era el sueño?  Sanidad.  ¿Cuál fue la meta?  Tocar el borde del manto del Maestro.  El plan fue que si tenía que arrastrarse, lo haría, pero lo iba a lograr.  Esa es la combinación correcta.  

Pero hay quienes tienen grandes visiones, grandes sueños, grandes ideas, pero nunca se mueven a nada, a un futuro glorioso, nunca tienen resultados en su vida porque no han hecho metas claras y precisas.  

Una de las cosas por las que hay gente que no tiene metas es porque hay un grado de culpabilidad y condenación en la vida de las personas, que el mundo les ha metido, y aun ciertas iglesias, donde no podemos pedirle nada a Dios, no podemos limitar a Dios pidiéndole algo específico, no debes tener algo claro; eso dicen el mundo y también algunos religiosos.  Te dicen que no te pongas metas, que no ores por cosas como esas, que no pienses que Dios te va a dar eso en específico.  Entonces, se mete un grado de culpabilidad y condenación en la mente de la gente, que les hace creer, les hace pensar que están haciendo algo mal; se sienten mal, tristes, preocupados porque no pueden hacer las cosas que quieren ni orar por ellas.  Debes tener un sueño, pero debes ponerle metas a ese sueño.  

Debes tener un sueño financiero, y debes ponerle metas a ese sueño para que te puedas mover hacia adelante y hacer los planes necesarios para lograrlo.  Dios no pone el deseo en un ganso de viajar hacia el Sur, si no hubiera un Sur donde viajar.  Parece simple y sencillo.  Pero quítate la culpabilidad y la condenación que la gente pone en tu vida como emprendedor, como empresario.  Si Dios puso un deseo en tu corazón, si Él te dice que hay un Sur, que te muevas al Sur, es porque hay un Sur; si para el Norte, igual muévete.  Si Dios te dice que puedes prosperar y pone el deseo en el corazón, es porque es posible prosperar, avanzar, crecer.  ¿Por qué vas a permitir que la mente religiosa, que la condenación de la gente, que la gente del mundo limite el deseo que Dios tiene para ti?  

Has tenido sueños, te has establecido metas, pero las has cancelado porque alguien te ha metido en la cabeza que Dios no funciona así, que esto no se debe hacer.  Pero si está el deseo en tu corazón y Dios lo puso allí es porque hay un lugar a donde puedes llegar.  

Oramos que esos pensamientos limitantes, negativos, que te han atrasado a lo largo de toda tu vida, que te han querido cancelar el propósito de Dios para ti, hoy son eliminados, son quitados y, desde ahora en adelante, comienzas a tener sueños, visiones, y lograr lo que Dios te ha prometido.  Hoy se acaba la religiosidad, la condenación en tus pensamientos, y te atreves a soñar y moverte hacia el lugar que Dios te prometió.  Créele a Dios.  Algo Él tiene para ti, y nada te puede detener, en el nombre poderoso de Jesús.  

Si no tienes metas, no puedes hacer planes.  Hay quien no hace planes, pero es que es una locura hacer planes si no hay una meta establecida.  Esas metas son las que nos permiten medir si los planes están dando resultado o no, y son las que te permiten organizar tu vida para poder mantenerte enfocado.  Si no hay un plan, no hay acción y solo te quedas mirando, observando a ver qué puede pasar, ilusionado; y, por esa razón, no pasa absolutamente nada y no hay avance en la vida de muchas personas.  

¿Qué limita a la gente en hacer planes?  Hay gente que tiene grandes sueños y entienden que tienen que establecerse una meta, pero cuando comienzan a hacer planes, el primer obstáculo que ven en su cabeza son las finanzas.  Lo primero que los detiene es que no tienen el capital, que tienen deudas, que tienen problemas económicos, financieros.  Tienen grandes sueños, comienzan a organizar en su mente las metas, pero renuncian a ellas por el problema económico, por las deudas que tienen en ese momento.  Qué triste cuando el impulso divino lo limitamos por el dinero que tenemos.  

Hay gente que siempre dice que los ricos tienen amor al dinero, y que tienen un gran problema, que la gente que quiere riquezas está siendo controlada por el dinero, pero si tú cancelas un sueño, una meta, porque no tienes dinero, ¿no estás tú también permitiendo que el dinero controle tu vida?  No tienes dinero, pero sigue siendo el factor dinero lo que está determinando lo que tú vas a creer o no.  Así que eres igual de controlado por el dinero como aquel que lo tiene.  Por eso es que hace falta fe en el corazón, en la mente de una persona, hace falta creer en el Dios que provee, en el Dios que da libertad para que se puedan cumplir los sueños.  

No pienses que Dios va a poner el instinto de ir al Sur, si no hay un Sur a donde viajar.  Cuando Dios te dice que puedes emprender, es porque hay un emprendimiento para ti y Él te quiere llevar allí; y tus finanzas no deben ser límite para eso. 

10 Comments
  • Jhon
    Posted at 13:38h, 21 March

    Amén, Gloria a Dios

  • Marttha
    Posted at 15:09h, 21 March

    Amén. Gracias por la palabra sigo con los planes para mi futuro
    Bendiciones

  • Liseth Trujillo
    Posted at 17:40h, 21 March

    Amen y amen así es y así será en el nombre poderoso del Señor Jesús amén y amén🙏🏽🙏🏽🙏🏽

  • Martha O bando
    Posted at 02:14h, 22 March

    Oh Señor, gracias por hablarme a través de tu siervo. Gracias por estar al lado en este emprendimiento de Obando y Asesores. Gracias, gracias. Para ti toda la honra y la gloria

  • Wiliam Antonio Chacon Vargas
    Posted at 02:55h, 22 March

    amen y gracias por esta palabra bendiciones

  • Nely Silva
    Posted at 11:35h, 22 March

    Gracias Pastor Bendiciones para usted

  • maria moreno
    Posted at 14:37h, 25 March

    oh Padre bendito para ti sea la honra y la gloria, porque esos sueños y metas que tu sembraste en mi corazón se van a cumplir, aunque ahora vea que todo esta nublado ahí yo veré tu mano Poderosa mi Jesús cumpliendo tus promesas porque eres fiel con tus hijos, tu me darás la saiduria el conocimiento , entendimiento y las personas correctas que sean de bendición para mi vida, yo veré con mis ojos mis metas cumplidas aleluya.
    gracias Amado Pastor por sus enseñanzas bendiciones infinitas a todos

  • Lourdes
    Posted at 00:56h, 28 March

    Gracias Pastor, por su enseñanza. Dios me ha hablado a través de ella

  • MILAGROS PEÑA
    Posted at 15:47h, 06 May

    AMÉN, GRACIAS POR ESTA PALABRA DE EDIFICACIÓN

  • SILVIA H. GÓMEZ A.
    Posted at 23:32h, 11 May

    Amén. Amén. bendiciones