Puertas Abiertas, Puertas Cerradas  
12483
post-template-default,single,single-post,postid-12483,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,qi-blocks-1.0.6,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.5,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Puertas Abiertas, Puertas Cerradas  

Estamos creyendo que algo nuevo va a pasar, algo nuevo Dios va a hacer.  Te invitamos a acompañarnos en esta expectativa de lo nuevo de Dios.  Ten esperanza de lo nuevo en Dios.  Cree junto a nosotros que, a pesar de todo lo que hemos vivido en este tiempo, podemos alcanzar ese lugar que Dios tiene para nuestras vidas, que es un lugar completamente nuevo.  

En la construcción, hay elementos que crean conexión de un lugar a otro.  Entre estos, los puentes.  Necesitas un puente para pasar de un lugar a otro.  Está la escalera, por ejemplo, que con cada paso te va llevando a alcanzar un piso más y llegar a otro lugar.  De la misma forma, vemos el elemento de la puerta, detrás de la cual sabes -esté abierta o cerrada – que hay algo más.  No importa el lugar en que estés hoy, hay unos elementos de parte de Dios que permiten que tú experimentes algo nuevo y puedas transicionar.  Puedes estar bien, pero pudieras estar mejor porque Dios tiene algo nuevo.  Quizás no estás experimentando lo que quisieras, pero vas a experimentar algo mejor porque proviene de Dios; Él tiene algo nuevo.  En este tiempo que estaremos en acuerdo, ten la expectativa que te vas a trasladar del lugar donde te encuentras con los elementos necesarios, al lugar que quiere Dios para tu vida, que es un lugar nuevo, y nuevo de gloria.  

7 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:”  Apocalipsis 3:7  

Entiende la soberanía que tiene Dios en tu vida.  Porque no importa lo que estés experimentado hoy, tú tienes que entender que puedes estar viviendo una temporada de puertas abiertas o puertas cerradas, y sean unas o las otras, las puertas que abre Dios, ningún elemento natural las puede cerrar, pero de la misma manera, las que se han cerrado en tu vida -porque hay veces que hay que cerrar ciertas cosas para entonces poderte lanzar a lo nuevo de parte de Dios – tampoco se pueden abrir.  Siempre que tú estés dispuesto a darle la soberanía a Dios y reconocer su poder en tu vida, no importa que la puerta esté abierta o cerrada, cuando la consciencia es que fue Dios, Él la cerró y se acabó, Él la abrió y se acabó.  Aunque te hablemos de puertas abiertas, aún lo que se ha cerrado, si lo cerró Dios, puedes experimentar algo nuevo de parte de Dios porque hay cosas que se cierran para que se puedan abrir otras.  Dios quiere abrir una puerta para ti.  

8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.”  Apocalipsis 3:8  

Hay puertas abiertas de parte de Dios, pero no para todo el mundo.  Dios dice “yo conozco tus obras”; Él está al pendiente de cómo actúas, y es que hay una forma para tú experimentar esas puertas abiertas de parte de Dios, que son las que te hacen vivir eso nuevo que Él tiene para tu vida.  Dios ha visto tus obras y te abre una puerta por una razón: porque aunque tienes poca fuerza, has guardado su palabra y no has negado su nombre.  

Este mensaje es para gente que siente que tiene poca fuerza, pero no es lo mismo tener poca fuerza porque naturalmente hablando has actuado y has determinado las cosas por tu cuenta y así has vivido, que tener poca fuerza porque permaneciste en la palabra, en el nombre de Dios y en lo que Él había dicho para tu vida.   Aún permanecer en la palabra te puede hacer sentir con poca fuerza; es un reto permanecer en la palabra, en particular ante las malas noticias, persistir en la palabra aunque te llamen loco.  Cualquiera se cansa y siente que pierde las fuerzas.  Pero es en ese instante en el que te sientes con pocas fuerzas, que ya no te toca abrir la puerta a ti, sino que es Dios quien la abre.  Pero es Dios quien la abre porque ha visto cómo has actuado; has actuado en fe, decidiendo creerle sobre todas las cosas.  

La versión antigua de la Reina Valera, dice: porque tienes un poco de potencia.  Porque tienes un poco de potencia es que Dios te abre la puerta.  Lo interesante es que para que tu potencia se gaste, la tienes que utilizar.  Para sentirte cansado, tienes que hacer algo.  Y Dios está dispuesto a abrir esa puerta por ti para que tú experimentes lo nuevo, aún cuando te sientes cansado, pero te sientes cansado porque permaneciste haciendo lo que tienes que hacer.  A veces, perdemos de perspectiva esto porque nos acostumbramos a orar, a congregarnos, a vivir bajo los principios espirituales, los tenemos como costumbre y perdemos de vista que realmente, a diario y con esfuerzo, estamos permaneciendo, luchando, haciendo algo.  Y definitivamente, haciendo algo, pierdes un poco la potencia.  Lo que sucede es que, a diferencia del mundo, cuando tú sientes que pierdes la potencia, desde hoy, tú puedes tener la expectativa de que es Dios quien te abre otra puerta y te hace experimentar algo nuevo.  Por eso es que la gente ve crisis y se quita, pero tú continúas, sigues adelante, quieres algo más, te expones, luchas.  ¿Por qué?  Porque tú sabes que cuando estás cansado o con poca potencia, Dios te puede abrir una puerta.  

Hay varias cosas que te pueden hacer sentir como que han menguado tus fuerzas, que ha menguado tu potencia.  

  1. Las posesiones.  Cuando cambia tu posesión, lo que tienes.  De una forma u otra, esta pandemia ha hecho que cambie tu posesión.  Todos hemos tenido que invertir algo más de lo que hubiéramos tenido que hacer.  Hemos tenido que invertir en equipos, mascarillas.  Con lo que has gastado en dos años de mascarillas, sea poco o mucho, cambió tu posesión.  Es una inversión que has hecho en algo que necesariamente no tenías que hacer, de no haber sido por la pandemia.  Esto es trivial, pero hay negocios que han tenido que cerrar, empleos que se han perdido, se ha alterado la posesión.  Y alterándose la posesión, hay gente que piensa que pierde sus fuerzas.  El creyente tiene que pensar todo lo contrario, que cuando la posesión cambia, es que hay algo nuevo que se puede manifestar de parte de Dios que entonces diga que Él es la provisión, quien nos sostiene y que de Él provienen todas las cosas para que reconozcamos lo que realmente es Dios en nuestra vida.  
  2. Las habilidades.  Cuando nuestras habilidades cambian, sentimos que nuestra fuerza mengua.  Es cuando lo que tú hacías y daba resultado, ahora no lo da.  Aplicas todo lo que conoces y no ves resultado.  Tu potencia disminuye, sientes que tus fuerzas cambian.  Antes, agarrabas el teléfono y conectabas con alguien que te ayudaba, pero ahora esa gente está peor que tú, y ahora tienes que ayudarte a ti y ayudarles a ellos.  Hay quien ha tenido que dejar de trabajar en lo que trabajaba para trabajar en otra cosa, y ahora su habilidad ha menguado, y menguando su habilidad, sienten que no tienen fuerza y que su potencia se gasta.  No sabían nada de computadoras, y ahora los ponen a trabajar en línea.  Lo que antes hacían a ojo cerrado, ahora les da trabajo; su fuerza mengua, su potencia mengua porque la habilidad cambió y sientes que no puedes hacer nada.  Pero debe ser todo lo contrario; debes atreverte a creer que eso nuevo que estás experimentando es porque Dios quiere que lo experimentes y es una puerta que Dios abre en tu vida con eso nuevo que se puede comenzar a manifestar.  
  3. La condición.  Cuando tu condición cambia, sientes que pierdes la fuerza, la potencia.  La condición de todos, de una forma u otra, ha cambiado.  Poco o mucho, todos nos hemos visto afectados mental, emocionalmente, en un momento dado en esta temporada, ya sea por una pérdida, por el encierro.  Socialmente hablando, el encierro es sinónimo de castigo; desde pequeño, te portas mal y te encierran.  La condición de la mente ha cambiado.  

Sé consciente de estas cosas y, más allá de detenerte, piensa, sabiendo que cuando esto se manifiesta en tu vida y te sientes con menor fuerza o que estás perdiendo la potencia, es la oportunidad más grande que puedes tener en tu vida porque es en el momento en que tú no puedes abrir una puerta, que Dios sí la puede abrir.  Y lo que va a suceder en esta temporada es que será Dios quien abra una puerta, quien te haga consciente y en esta temporada abra las puertas de tu vida.  Ese negocio que puede surgir, no necesariamente surge porque sí, sino porque ya estás agotado, cansado, has hecho, has permanecido en la fe, creyéndole a Dios, y Él está dispuesto a abrirte una puerta, la puerta de lo nuevo de Dios para tu vida. 

9 Comments
  • Scheffler leticia
    Posted at 11:43h, 21 February

    Eh pasado por muchas situaciones en mi vida aceptando que Dios hace como quiere. Reconozco a mi padre que esta en los cielos como mi único sustento y salvador. Gracias por la palabra que me envían a través de este medio . Me ayudan grandemente. Dios los bendiga y acá estoy para seguir leyendo y poniendo de mi para que Dios se glorifique en mi vida y en la de los que me rodean ,en el nombre de Jesús. Amén

  • Jhon
    Posted at 12:25h, 21 February

    Amén y amén

  • Nelson Rafael García Quinto
    Posted at 12:55h, 21 February

    Amén gracias Señor por tu misericordia gracia si por tu amor hacia mi la familia y toda mi casa gracias por tu favor y tu gracia te alabo bendeciré tu nombre por siempre y diré cuan grande es mi Dios

  • Alicia Farías
    Posted at 13:18h, 21 February

    Amén! Gracias hmno Carlos Rafael, por compartir esta enseñanza, Bendiciones para sus vidas

  • Gloria Inés Loaiza Medina
    Posted at 14:25h, 21 February

    Amén: Si, Dios abre puertas para nosotros.

  • Martha Lucia Hernández
    Posted at 18:50h, 21 February

    Amen gracias a Dios que su perfecta voluntad se haga en mi vida para cualquier decisión me guié
    y sea mi camino Gracias Dios por permanecer en mi vida y en mi familia ayúdame a salir de todo lo
    que no trae tranquilidad y cansancio para mi vida
    Gracias Pastores bendiciones

  • Nairobis Jáuregui
    Posted at 23:19h, 21 February

    Gloria a Dios… Espero en fe, Señor que esa puerta se va a abrir, tu más que nadie conoces mi situación, confío en ti mi Dios, que ese apto que ha estado en venta tanto tiempo, se vende y se abre esa puerta, una nueva oportunidad para emprender, salir adelante y comenzar de nuevo, creo y confío en ti Señor…

    Reconfortante palabra pastor.. Gracias.. Dios lo bendiga

  • Liseth Trujillo
    Posted at 04:02h, 22 February

    Amén y amén y yo lo creo y lo recibo en el nombre poderoso del Señor Jesucristo nuestro Señor amén y amén🙏🏽🙏🏽🙏🏽

  • marttha
    Posted at 05:21h, 01 March

    Amén Bendiciones