Tu Historia y tu Final
11857
post-template-default,single,single-post,postid-11857,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Tu Historia y tu Final

Este es un gran tiempo, una gran temporada para que la iglesia crea que llegó el momento de manifestarnos y que no podemos seguir en lo oculto, en lo secreto.  Tenemos que exponernos.  Tenemos que avanzar a perderle el miedo a estar expuestos; no podemos seguir escondidos, metidos en nuestras casas y detrás de una mascarilla.  No vencemos este virus escondidos; no vencemos al mundo encerrados; no vencemos las dificultades escondiéndonos y dejando que el mundo pase a nuestro alrededor.  Si no salimos y no hacemos nada, nada va a ocurrir.  

A través de los tiempos, la gente ha sentido inseguridad y temor, y lo que han hecho ha sido esconder el potencial que hay dentro de cada uno de ellos.  Y todos tenemos que movernos hacia la exposición de lo que hay en nuestro interior, si es que queremos realmente la manifestación de gloria que Dios nos ha prometido.  

9 Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, 10 que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero; 11 que llamo desde el oriente al ave, y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré.”  Isaías 46:9-11  

Mira con la seguridad que Dios se expresa de sí mismo.  Dice: yo determiné desde el principio, el final, y lo que yo dije que voy a hacer, lo voy a hacer; nada me va a detener; ninguna circunstancia puede interrumpir el propósito que yo establecí desde el principio.  

Hay diferentes técnicas para escribir una obra de teatro o una película, para escribir un guion.  Una de ellas es ir desarrollando la historia del personaje, y darle a lo último la opción al público de escoger el final.  En otras palabras, una misma película puede tener dos finales diferentes.  Se crean dos finales para tratar de complacer al público con el final que más le agrade.  Hacen pruebas con grupos focales y miran su reacción ante cada final, para entonces escoger cuál final será el de la película que proyectarán al mundo.  Lo interesante es que la trama del personaje principal es la misma en ambas versiones; lo único que cambia es el final.  Pero en las cosas de Dios, no es así.  El final está establecido, pero tú escoges cómo llegas al final.  Dios ya estableció el final, y tú escoges cómo llegas hasta ese final.  Eres tú quien decide el camino hacia ese momento.  

La iglesia, en general, toda, está de acuerdo en el final glorioso que Dios nos ha prometido.  La diferencia entre iglesias es cómo llegamos allí.  Para muchos, esto se va a poner peor.  Para muchos, los personajes principales, que son Cristo y su iglesia, tienen que sufrir, pasar por problemas, dificultades, situaciones; esto se pondrá de mal en peor.  Pero hay otra manera de vivir la vida en Cristo.  El final siempre será el mismo, siempre será glorioso, pero tú tienes que escoger si el caminar en esta vida es pesimista u optimista.  Somos de los que creemos que el final es glorioso y el camino hacia ese final también debe ser glorioso porque tú debes ir de gloria en gloria, de victoria en victoria, de bendición en bendición, ir en avanzada.  Es difícil creerlo porque nuestra mente se llena del bombardeo de las malas noticias, de las cosas negativas que aparentemente están pasando en el mundo.  La realidad es que en el mundo siempre ha habido problemas, dificultades, calamidades, pero hoy tenemos la oportunidad más grande de que la iglesia se manifieste, tenemos los recursos para avanzar, para predicar el Evangelio, para hacer cosas que antes no habíamos podido hacer, hoy podemos llegar a lugares donde nunca antes habíamos podido llegar, y la expectativa de cada uno de nosotros como creyentes tiene que ser que el final glorioso está asegurado, pero tú vas a decidir que vas a caminar en esta vida lleno de optimismo, fe y esperanza, queriendo ver lo mejor de Dios en tu vida.  

Todos estamos de acuerdo que el futuro glorioso está establecido; la diferencia es cómo llegamos a ese futuro.  Lo que te pintan allá afuera es un mundo lleno de dificultades.  Próximamente, comenzarás a ver especulaciones de cuándo se van a acabar los tiempos, están haciendo cálculos, viendo qué dijeron los mayas, los egipcios.  Pensábamos que la pandemia duraría dos semanas, y luego de dos años seguimos con lo mismo; si tú esperas a que termine para hacer otra cosa, nunca harás nada.  Tú no puedes seguir viviendo de especulaciones; vive con la confianza de que Dios tiene tu final seguro, y lo que vas es a caminar con seguridad en esta tierra de que su palabra se cumplirá en tu vida.  

Tienes que escoger a quién vas a creer y qué tipo de mensaje vas a creer.  No importa lo que tú veas, las situaciones, las dificultades, tú tienes que escoger si vives este año pensando en derrota, o creyendo que lo mejor está por venir para tu vida.  O vives pensando que se acabó todo, que estás en problemas y que nunca nada va a cambiar y que la cosa va de mal en peor, o decides vivir una vida de victoria, sabiendo que la promesa de Dios se va a cumplir en tu vida.  Tú no puedes cambiar el final, pero puedes decidir cómo vivir hasta el final.  Decide vivir prosperando, en fe, creyendo, ganando almas para Cristo, discipulando personas, llenando el mundo de la palabra del Señor y dejándole saber a la gente que hay esperanza para su vida y que el final está seguro en las manos de Dios y que tú puedes escoger cómo llegas hasta ese final.  Esa es la gran diferencia.  Así que decide a quién vas a oír, si te llenas de miedo, si oyes las especulaciones, los cálculos.  

Cada idea tiene consecuencia.  Si tu vida se llena de temor, de ideas negativas, una de las cosas que pasa es que comienzas a esconderte y a abandonarte hacia el futuro, sin tomar decisiones precisas para realmente lograr alcanzar todo lo que Dios te ha prometido.  En esta temporada es necesario que te manifiestes y te expreses a este mundo, que salgas de tu cueva.  El máximo potencial que hay en tu vida tiene que manifestarse porque solo así tu familia, tus hijos, verán todo lo que Dios tiene planificado para ellos; solo así verás en tu país los verdaderos cambios.  Mientras sea el mundo quien se atreva a salir, a levantarse, a hablar en público y decir lo que creen, les dejamos el espacio a ellos y siguen influenciando.  Tú tienes que saber que el mundo está esperando por lo que hay dentro de ti.  

18 Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. 19 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. 20 Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; 21 porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. 22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; 23 y no solo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. 24 Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? 25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.”  Romanos 8:18-25  

La Biblia claramente nos muestra que lo que está esperando este tiempo es que tú y yo nos manifestemos, que salgamos de ese lugar oculto y en secreto en el que estamos y nos atrevamos a salir y ser todo lo que Dios quiere que seamos.  Se nos ha metido en la cabeza que ser ambicioso es pecado, que querer más es pecado, que desear más es algo que no debemos hacer.  Ambición por cosas no es correcto, pero ambición por ser más y ser todo lo que Dios quiere que tú seas es algo que tú le debes a este planeta, a este mundo, a Dios, a tu familia.  Nadie se debe ir a la tumba siendo menos de lo que Dios dice que tú puedes ser.  No se trata de los carros que tienes, de las casas que tienes, sino de que seas todo lo que Dios quiere que tú seas; y si no tienes ambición de ser más, nunca alcanzarás más, nunca lograrás más, y vas a negarle al mundo la gloria de Dios que está en ti, que solo a través de ti podemos ver.  Si te llenas de miedo, de temor, de preocupación, y comienzas a llenar tu cabeza de todas esas cosas, lo que ocurre es que te esconder.  

Así dice Jehová a su ungido, a Ciro, al cual tomé yo por su mano derecha, para sujetar naciones delante de él y desatar lomos de reyes; para abrir delante de él puertas, y las puertas no se cerrarán: 2 Yo iré delante de ti, y enderezaré los lugares torcidos; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos; 3 y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados, para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre.”  Isaías 45:1-3  

Esta palabra se la da Dios a Ciro, quien no era un rey del pueblo de Dios, y Dios lo llama judío.  Era un hombre pagano, que creía en otros dioses.  Dios lo llama y le dice: tú eres mi ungido, te he escogido con un propósito.  Y parte de lo que Dios le promete y le dice es que le daría los tesoros escondidos y los secretos muy guardados.  Y declaramos que viene una temporada donde tú vas a descubrir tesoros escondidos, donde literalmente Dios te va a dar ideas y recursos que estaban guardados y escondidos para que tú llegaras al lugar correcto y los encontraras, para que Dios te diera ideas, pensamientos y secretos que nadie ha podido ver todavía.  La Biblia dice que cosas que ojo no vio ni oído oyó son las que Dios tiene reservadas para sus hijos.  Por qué tú no puedes creerle a Dios que Él te puede dar una idea milagrosa, un secreto, un tesoro, algo que parecía que estaba perdido, algo que tú ni te dabas cuenta; y ahí podrás encontrar avanzar en tu vida económica.  Este mensaje no solo habla de cosas espirituales, sino que históricamente hablando, en el tiempo de Ciro, los récords históricos dicen que Ciro encontró tesoros que estaban escondidos porque el pueblo de Israel, cada vez que huía, cada vez que el enemigo venía, escondía las cosas debajo de la tierra y en cuevas porque tenían miedo.  Esos tesoros estaban escondidos, guardados, e históricamente, se sabe que cuando Ciro comenzó a abrir las puertas y darle el espacio al pueblo de Dios en aquel momento, comenzaron a aparecer riquezas que estaban ocultas, literalmente hablando.  Dios le dio la unción para descubrir aquello que parecía perdido y recuperarlo.  

Tú vas a descubrir aquellas cosas secretas que han estado guardadas a través de los tiempos para ti y que traerán resultados económicos para tu vida.  Tiene que venir un tiempo de gloria económica para la iglesia, si es que queremos ver la iglesia gloriosa.  Tienes que perderle el miedo a ese mensaje, a esa idea porque, mientras tú tienes miedo a pensar así, el mundo sigue avanzando, creciendo, prosperando, y tú sigues escondido.  Créeme a Dios que llegó tu momento de prosperar, de avanzar económicamente y que los tesoros escondidos los vas a encontrar, en el nombre de Jesús.  

Creemos contigo que Dios te va a dar una idea, algo vas a descubrir en alguna conversación, en alguna relación, algo va a pasar, algo que estaba oculto que desate un momento económico en vu vida de manera sobrenatural, que te dé una oportunidad que catapulte tu vida.  ¿Lo puedes creer?  ¿Podrás creer que no tienes que vivir el resto de tu vida como estás viviendo ahora y que puedes encontrar esos tesoros escondidos?  Créeme a Dios. 

6 Comments
  • Jhon
    Posted at 13:17h, 26 January

    Amén, amén y amén

  • Wiliam Antonio Chacón Vargas
    Posted at 14:03h, 26 January

    Amén así será tomo esta palabra en el nombre Jesús bendiciones

  • Nelson García
    Posted at 16:29h, 26 January

    Amén yo lo Creo y yo Creó en Dios y se que encontrarte esos tesoros escondidos que El tiene para mi Aleluya

  • Liseth Trujillo
    Posted at 17:43h, 26 January

    Amén y amén y yo lo creo en el nombre poderoso del Señor Jesucristo amén y amén mi situación económica va a cambia y va a mejorar en el nombre poderoso del Señor Jesús de Nazareth amén y amén🙏🏽🙏🏽🙏🏽

  • Martha Lucia Hernández
    Posted at 17:45h, 26 January

    Amen creo en su promesas y con la ayuda de Dios
    AMEN AMEN Dios en ti confío
    Bendiciones

  • Martha Lucia Hernández
    Posted at 17:49h, 26 January

    Amen creo en sus promesas Dios en ti confio
    AMEN AMEN