Fracasos: Escalones al Éxito
11549
post-template-default,single,single-post,postid-11549,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Fracasos: Escalones al Éxito

Cuando uno quiere emprender, siempre hay alguien con buena voluntad, que te dice: ¿Pero tú sabes todos los negocios que fracasan?  El 75% de las empresas cierran luego de dos años de operar.  Estadísticas como esta hacen que la gente le coja miedo a emprender.  

Si tú comienzas tu emprendimiento a la par con tu trabajo y llegas al punto de preguntarte si dejar tu trabajo para crecer tu emprendimiento, la pregunta para ti es: si tu negocio fracasara, ¿perderías tu profesión?  Y la respuesta es que no.  Siempre podrías conseguir trabajo en tu profesión.  Tienes una salida.  Pero el miedo, muchas veces, no nos permite ver las oportunidades.  

Hay un estudio que habla acerca de estas estadísticas, pero mi propósito es que tu cambies tu perspectiva respecto a las mismas.  

  • Los emprendedores tienden a ser exitosos a partir de su segundo intento.  En los veintiún años del estudio, 2.4 millones de negocios abrieron en Texas, y 2.2 millones cerraron.  De los que cerraron, tres de cada cuatro habían sido fundados por emprendedores novatos.  
  • Los emprendedores que fracasan, la gran mayoría deja de emprender.  El 71% no lo vuelve a intentar.  Solo el 29% hace un segundo intento.  Y la mayoría de los empresarios exitosos, lo son después del segundo intento.  
  • Existen más posibilidades de éxito la segunda, tercera e incluso la décima vez que emprenden.  La tasa de éxito de un emprendedor aumenta con el número de fracasos que lleve a cuestas.  Incluso si la experiencia no es positiva, se convierte en una herramienta vital para los emprendedores.  

Estas estadísticas son alentadoras porque, a pesar que la mayoría fracasa y no vuelve a emprender, el estudio les presta más atención a aquellos que sí lo vuelven a intentar, que se dan una segunda oportunidad, una tercera, una cuarta, y que no permiten que una mala experiencia castre en ellos el deseo de volver a emprender, de crecer, de prosperar.  

Muchas veces, cuando las personas tienen algún fracaso, inmediatamente les da vergüenza, se quieren esconder, no quieren hablar del tema, no van a la reunión familiar, no quieren ver a sus amigos; pero cada fracaso te hace más sabio, más fuerte, te llena de mejores herramientas.  Si en algún momento de tu vida tú has fracasado, eso es lo que te da la posibilidad de que tengas éxito.  Tu éxito está más cerca que el fracaso que acabas de pasar.  Cuando has pasado por una experiencia negativa, cuando has tenido una caída, eso te llena de herramientas para crecer, para cuando vuelvas a intentarlo, tener una mayor sabiduría.  

Las lecciones aprendidas por lo que te llevó al fracaso, son los escalones sobre los cuales te vas a levantar para tu próximo emprendedurismo.  

Las razones por las cuales un negocio puede fracasar son muchas:  

  1. Entrar en un negocio por las razones equivocadas.  Emprenden porque quieren tener tiempo, pero los emprendedores, la mayoría de las veces, trabajamos veinticuatro horas al día.  Emprenden porque se quieren levantar a la hora que quieran; porque no quieren que nadie les diga cuándo van a tener vacaciones, porque quieren decidirlo por sí mismos; ¡pero cuántos empresarios llevan años sin coger vacaciones!  No pueden dejar sus negocios, tienen que trabajar extra, tienen que hacer mucho más.  Cuando tú vayas a emprender, hazlo por las razones correctas.  
  2. El mercado incorrecto o muy pequeño.  Tienes que educarte al respecto.  
  3. Un plan de negocio mal estructurado o inexistente.  
  4. Poco capital inicial.  
  5. Mala localización o posicionamiento en su mercado.  
  6. No tener presencia en línea.  
  7. Expandir muy rápido.  
  8. Mala administración.  

Pero el propósito de este mensaje es que te llenes de fe, que maximices, que crezcas.  ¿Por qué mencionar, entonces, estas cosas?  Para que les prestes atención a esas ocho cosas.  ¿Cuál de esos ocho es un problema del negocio?  Ninguno.  Todos son problemas de la persona que decidió hacer ese negocio.  No son problemas empresariales, sino del individuo que está emprendiendo.  

Es importante que entiendas esto porque, muchas veces, cuando emprendemos, le echamos la culpa al mercado, a la pandemia, a la economía, a la política, al gobierno, a lo que hicieron en la ciudad; pero tú tienes que entender que el factor común en ese 75% de negocios que fracasan, son errores humanos, y no del mercado.  

Tan importante es trabajar tu negocio, como trabajar contigo mismo.  

Cuando tú emprendes, muchas veces, ese 75% que fracasa es porque está buscando que el  negocio crezca, que sea un éxito, y no entiendes que el único y verdadero éxito eres tú.  La labor principal que tú debes hacer como empresario es contigo mismo.

6 Comments
  • Jhon Mario
    Posted at 12:52h, 23 November

    Amén

  • Fredis
    Posted at 15:35h, 23 November

    Por favor Pastor le pido oracion por mi empresa, por mi persona, no estoy bien en mis finanzas, tengo muchos años de tener mi negocio de servicios de refrigeración y aire acondicionado, es la segunda vez que estoy en una situación complicada en mis finanzas.
    Y tanto las deudas y gastos que tengo, con lo que estoy ganando no puedo cubrirlas cada mes.
    Y cuando pienso en ello cada ves, no hayo que hacer.

    Bendiciones
    Saludos desde Honduras c.a

    • FAV Community Manager
      Posted at 12:50h, 28 November

      Saludos Fredis, oro por su empresa y por sus finanzas. Declaro que Dios cumple eso que estás esperado. Te bendigo.

  • Joselyn Milena Mendoza
    Posted at 04:47h, 24 November

    Excelent 💕

  • Nelson García
    Posted at 10:42h, 24 November

    Amén

  • Jhon
    Posted at 14:42h, 24 November

    Amén y amén