Tus Estanques se Van a Llenar
10770
post-template-default,single,single-post,postid-10770,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Tus Estanques se Van a Llenar

4 Entonces Mesa rey de Moab era propietario de ganados, y pagaba al rey de Israel cien mil corderos y cien mil carneros con sus vellones. 5 Pero muerto Acab, el rey de Moab se rebeló contra el rey de Israel. 6 Salió entonces de Samaria el rey Joram, y pasó revista a todo Israel. 7 Y fue y envió a decir a Josafat rey de Judá: El rey de Moab se ha rebelado contra mí: ¿irás tú conmigo a la guerra contra Moab? Y él respondió: Iré, porque yo soy como tú; mi pueblo como tu pueblo, y mis caballos como los tuyos. 8 Y dijo: ¿Por qué camino iremos? Y él respondió: Por el camino del desierto de Edom. 9 Salieron, pues, el rey de Israel, el rey de Judá, y el rey de Edom; y como anduvieron rodeando por el desierto siete días de camino, les faltó agua para el ejército, y para las bestias que los seguían. 10 Entonces el rey de Israel dijo: !!Ah! que ha llamado Jehová a estos tres reyes para entregarlos en manos de los moabitas. 11 Mas Josafat dijo: ¿No hay aquí profeta de Jehová, para que consultemos a Jehová por medio de él? Y uno de los siervos del rey de Israel respondió y dijo: Aquí está Eliseo hijo de Safat, que servía a Elías. 12 Y Josafat dijo: Este tendrá palabra de Jehová. Y descendieron a él el rey de Israel, y Josafat, y el rey de Edom. 13 Entonces Eliseo dijo al rey de Israel: ¿Qué tengo yo contigo? Ve a los profetas de tu padre, y a los profetas de tu madre. Y el rey de Israel le respondió: No; porque Jehová ha reunido a estos tres reyes para entregarlos en manos de los moabitas. 14 Y Eliseo dijo: Vive Jehová de los ejércitos, en cuya presencia estoy, que si no tuviese respeto al rostro de Josafat rey de Judá, no te mirara a ti, ni te viera. 15 Mas ahora traedme un tañedor. Y mientras el tañedor tocaba, la mano de Jehová vino sobre Eliseo, 16 quien dijo: Así ha dicho Jehová: Haced en este valle muchos estanques. 17 Porque Jehová ha dicho así: No veréis viento, ni veréis lluvia; pero este valle será lleno de agua, y beberéis vosotros, y vuestras bestias y vuestros ganados.”  2 Reyes 3:4-17  

Esa es la palabra que estamos creyendo contigo hoy: no veréis viento, no veréis lluvia, pero tus estanques se van a llenar de agua.  No sabes de dónde va a salir, no hay una nube en el cielo que te diga que viene prosperidad para tu vida, pero los estanques se van a llenar, tu familia se va a llenar, tus cuentas se van a llenar, tu vida se va a llenar, los estanques se van a llenar.  ¿De dónde, si no hay viento ni nubes ni lluvia?  Mañana se van a llenar, en el nombre de Jesús.  

18 Y esto es cosa ligera en los ojos de Jehová; entregará también a los moabitas en vuestras manos.”  2 Reyes 3:18  

Este es el milagro más allá del milagro: ellos necesitan agua, y el profeta dice: Dios te va a dar agua, pero eso es fácil, es cosa ligera, lo que va a pasar detrás de todo eso es más grande; y lo que va a pasar es que te voy a entregar a los moabitas en tu mano.  

El pueblo de Josafat sale a pelear esta batalla.  Van por el camino siete días, va mucha gente, va el ganado, y lamentablemente, se acaba el agua, se acaban los recursos que tenían, ahora están debilitados, se encuentran en ese lugar difícil y buscan al profeta, quien les da unas instrucciones de parte del Señor: hagan estanques; saquen sus palas, sus picos, y hagan huecos porque va a llegar agua; no van a ver viento ni lluvia, pero el agua viene.  Es lo mismo que Dios le pidió a Noé, que construyera un arca sin ver una gota de lluvia.  Muchas veces Dios nos pide que hagamos cosas, y no hay punto de referencia para lo que estamos haciendo, solo la palabra de Dios.  Parece una locura lo que tú has estado haciendo por un tiempo, pero pronto te vas a dar cuenta que lo que habías recibido era una instrucción de parte de Dios, y aunque comenzaste a hacer lo que estás haciendo sin que hubiera lluvia ni viento ni precedente, Dios va a traer respuesta a tu vida, y pronto dará resultado.  Cuando Dios comienza a darte una instrucción, mejor hazlo, aunque no haya punto de referencia porque Él sabe más que tú.  Obedécelo en el momento preciso.  

Dios les dice: El milagro no es el agua que te voy a dar, sino lo que viene después.  El milagro es lo que tú no te das cuenta que estoy haciendo detrás de ese milagro.  

Al otro día, cuando se llenan los estanques, los moabitas que estaban en el monte miran hacia abajo y ven el agua como si fuera sangre.  Entonces, dijeron: esta gente murió allí abajo a espada.  Y bajaron de sus ciudades fortificadas, y en el valle donde el pueblo de Dios pensaba que iba a perderlo todo, allí Dios hizo que sus enemigos bajaran a aquel lugar, y allí los pudieron derrotar.  Eran muchos estanques porque Dios lo que quería era que el lugar completo se viera como espejismo, como si hubiera sangre, para que ahora los moabitas dijeran: acabamos con ellos.  Y cuando bajaron, el pueblo de Dios tuvo una gran victoria.  

A veces, tú no te das cuenta que el milagro va a ser más grande de lo que tú esperas por tu obediencia a Dios, no te das cuenta que lo que Dios va a hacer es más poderoso de lo que tú habías soñado, así que es importante aprender a obedecer a Dios en el valle de los estanques.  

Josafat sale con todo este grupo de personas, y probablemente no hicieron una planificación apropiada.  No se dieron cuenta cuánto tiempo estarían en el desierto, cuántos animales iban a tener, cuánta agua iban a necesitar.  Mientras iban de camino, su poca planificación provocó que llegaran a este lugar tan difícil.  Muchas veces, nos lanzamos en proyectos, en ideas que comenzamos a trabajar en ellas y no planificamos correctamente cuánto vamos a necesitar dentro de todo ese camino.  Peor aún, cuando nosotros estudiamos la Biblia, al pueblo de Dios, uno de los errores más grandes del pueblo de Israel fue que hicieron pacto con un grupo de personas con las que no tenía porqué pactar.  Josué hizo pacto con los gabaonitas, cuando Dios le dijo que no hiciera pacto.  Y muchas veces, por la bondad de nuestro corazón, entramos en pacto con gente con la que no tenemos que entrar en pacto.  Entonces, tenemos que meternos en batallas y luchas que Dios no nos pidió que nos metiéramos y lo grande es que cargamos con gente de más, que agotan los recursos que Dios nos ha dado.  Josafat no tenía que andar con esta gente, pero por causa de todos los compromisos que había hecho David, el pueblo tenía que cargar con este grupo de personas y enfrentar batallas que no eran necesarias para el pueblo.  

Tu poca planificación ante los caminos, los viajes que vas a hacer, puede hacer que no planifiques exactamente lo que necesitas para tal trayectoria.  Tienes que cuidar los compromisos que haces en tu vida, porque puede ser que estés cargando con gente, con cosas que no debes cargar, y eventualmente te quedes sediento de agua.  

Lo curioso es que llega un momento donde ahora a esta gente no le queda más remedio que ir donde el profeta, delante de Dios.  Estos eran unos reyes y no tenían la solución al problema que estaban viviendo.  La solución para tu vida nunca está en el gobierno.  De las peores cosas que tiene nuestra sociedad hoy, es que buscamos el agua en un lugar donde no hay provisión de agua.  El gobierno no sabe de donde sacar el agua.  El gobierno no tiene la respuesta a todas las cosas que tú tienes que hacer y lograr.  Uno de los problemas de nuestra sociedad es que buscamos el agua en el gobierno y le echamos la culpa a Dios por habernos sacado.  Pero en primer lugar ¿por qué estás peleando una batalla que no te compete?  ¿Por qué caminas con gente con la que no tienes que caminar?  

La solución a tu problema no está en lo grande que sea tu ejército, en lo grande que sea tu gobierno o sus recursos.  Nunca el gobierno tendrá suficientes recursos para poder atender a todos los ciudadanos.  A los ciudadanos hay que enseñarles a hacer estanques para que Dios los llene, para que la lluvia venga aunque no sepamos de dónde; pero atrévete a hacer un estanque porque, aunque no veas viento ni lluvia, Dios lo va a llenar y el milagro no va a ser que lo llene, sino que el milagro va a ser más grande que simplemente haberlo llenado.  

Tu respuesta nunca está en los hombres, en el sistema, sino siempre en Dios.  En el momento más sediento de tu vida, en vez de estar buscando en el gobierno y echándole la culpa a Dios, ve y busca una palabra de Dios, oye una declaración de Dios, y atrévete por esa palabra a hacer lo que otros no se atreven a hacer: atrévete a abrir un estanque.  

Mientras otros están esperando a ver qué ayudas les dan, mientras otros esperan a ver cómo les dan la mano y esperan que Dios envíe las cosas a lo loco, oye bien: Dios no va a enviar agua, si no hay un estanque hecho.  Atrévete, en medio de tu sed, a hacer un estanque, y entiende que la respuesta proviene de Dios.  

Saquemos cada vez más gente de la dependencia del gobierno.  Seamos gente dispuesta a trabajar, a luchar, a abrir estanques que Dios va a llenar y que sepamos que la respuesta nunca está en los reyes.  Los reyes no planifican bien, se meten en deudas que no pueden pagar, en alianzas con quien no deberían estar caminando.  Tenemos que salir nosotros a caminar, a trabajar con los reyes que tenemos, que no son perfectos porque el único perfecto es Dios, pero lo que tú tienes que saber es que hay que llenar los estanques; Dios lo va a hacer, tú haces los estanques.  

Todavía no hemos vivido lo más difícil; lo más difícil viene ahora.  Las ayudas se van a acabar, los negocios se han perdido.  Y no nos podemos detener a esperar por las ayudas porque no estaríamos viendo avances.  Tiene que haber alguien que se atreva y diga: no está en el seguro la respuesta, no está en el gobierno; yo voy a hacer un estanque y Dios se encargará de llenarlo, Él nos va a dar la victoria y lo vamos a ver.  Tú no puedes ser de la masa del mundo que va a buscar la ayuda en el gobierno y a quejarse de Dios.  La ayuda que te den, recíbela porque tú pagas impuestos, pero no te detengas, no te sientes a ver qué va a ocurrir.  Sal de tu casa todas las mañanas con una pala en tu mano a hacer un estanque, creyendo que Dios lo va a llenar de agua.  

13 Comments
  • Jazmin Polanco
    Posted at 12:42h, 08 September Reply

    Amén 🙌 Amén 🙌 y Amén 🙌 recibo la palabra En El Nombre Poderoso De Jesús 🙏 Dios nos proveerá y nosotros estaremos preparados 🙏 Bendiciones para usted y su familia En El Nombre Poderoso De Jesús 🙏

    • Marivanet
      Posted at 21:07h, 08 September Reply

      Amén.Bendiciones

  • Alicia Farias González
    Posted at 12:57h, 08 September Reply

    Amén! De dónde viene mi socorro, viene de Dios que hizo los cielos y la tierra… amén.. Gracias Pastor Otoniel,por compartir enseñanzas de poder en la Palabra de Dios, Bendiciones para sus vidas

  • Wiliam Chacon
    Posted at 13:03h, 08 September Reply

    Amen asi sera bendiciones

  • Denis Diaz
    Posted at 14:41h, 08 September Reply

    Buenos dias Pastor, le comento que toda esta serie y toda palabra que en momentos específicos Dios me ha permitido escuchar de su parte han sido las instrucciones exacta del sueño que Dios me entrego, hoy una vez mas le agradezco por estas revelaiones, instrucciones precisas para continuar.
    Los pozos están listos para ser llenados.

    • Marivanet
      Posted at 21:07h, 08 September Reply

      Me alegra leerte Denis. Te bendigo

  • corimar villarreal
    Posted at 15:10h, 08 September Reply

    Gracias pastor por todas sus enseñanzas me ayudan mucho para tomar decisiones en mi vida

  • Jhon Mario
    Posted at 17:20h, 08 September Reply

    Aleluya, Gloria a Dios

  • Patricia Navarro Ramírez
    Posted at 19:52h, 08 September Reply

    Mensaje de gran edificación y de poner en práctica en nuestras vidas, porque Dios tiene control absoluto de todo

  • Ingris Acevedo Paternina
    Posted at 10:12h, 09 September Reply

    Gracias al señor por esta palabra

  • Josefina Zúñiga Mayoral
    Posted at 21:31h, 09 September Reply

    Amén, gracias por este mensaje tan lleno de promesa y de bendición que fiortalecen mi fe y esperanza en Dios. Amén

  • Oswaldo Monier
    Posted at 11:54h, 10 September Reply

    Sólo tú Señor eres mi amor, mi proveedor y mi esperanza
    Amén 🙏😇🙏👏🙌👏🙌👏

  • marttha
    Posted at 14:56h, 15 September Reply

    Amén Gracias mi Díos por qué tú misericordia es infinita
    Bendiciones Pastor Otoniel

Post A Comment