Claves del Empresario Espiritual
10079
post-template-default,single,single-post,postid-10079,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Claves del Empresario Espiritual

¿Te has puesto a pensar qué pasaría y qué lograrías si le dieras con todo en la vida?  ¿Si te atrevieras a lanzarte, a luchar, a no rendirte?  ¿Te has puesto a pensar en los resultados que pudieras tener?  Vemos historias de personas que le dieron con todo, con actitud positiva, que se impulsaron en medio de las adversidades y lograron alcanzar éxito empresarial.  Lo vemos también en el ámbito de los líderes cristianos, gente que decide ir con todo hacia delante sin detenerse, y luego cosechan los más grandes resultados que todos nosotros admiramos y celebramos.  ¿Por qué no lo intentas tú?  Ve con todo, comprométete, ten fuerza de voluntad, haz tu trabajo, esfuérzate, lucha, dale con todo y cree que algo grande va a ocurrir.  

Un amigo pastor me envió un listado que hizo otro pastor, de doce claves que un empresario espiritual tiene que tener claras en su mente.  Hoy te comparto las primeras seis:  

  1. Hay que pensar en grande.  El apóstol Pablo se atrevió a darle con todo, a echar hacia delante, a progresar, a avanzar, a decir: vamos a alcanzar el mundo para Cristo.  Piensa en grande.  Piensa en todo lo que puedes lograr, en todo lo que Dios te puede dar.  No permitas que la escasez, el problema, la dificultad, la situación a tu alrededor te detenga, te paralice y no te permita alcanzar todo lo que Dios te ha prometido.  Dios le hablaba a la gente de naciones.  David decía: pídeme y te daré las naciones por herencia; habló de la tierra prometida: todo lo que pisare la planta de tus pies, será tuyo, lo vas a lograr, lo vas a alcanzar.  Era en grande.  Camina, te voy a bendecir en el Norte, en el Sur, en el Este, en el Oeste; al frente, atrás, en la ciudad, en el campo.  Piensa en grande.  Si quieres levantarte como emprendedor y como empresario, piensa en grande.  
  2. Cree en Dios.  Tienes que creer en Dios, creer que Él hace milagros, que tienes el respaldo divino.  Deuteronomio 8:18 dice: si no acuérdate de Jehová tu Dios porque Él te da el poder para hacer las riquezas a fin de confirmar su pacto como juró a tus padres en este día.  Deuteronomio 1:11 dice: Jehová Dios de vuestros padres os hagas mil veces más de lo que ahora eres.  Atrévete a creerle a Dios, a avanzar, a prosperar, a creer que Él puede hacer el milagro, que Él puede abrirte puertas.  Atrévete a creer que Dios tiene todo poder y que Él te va a dar los recursos, la fuerza, la capacidad, las oportunidades, te va a promover y te va a llevar a ese lugar de victoria y bendición.  
  3. Aprende a mirar la abundancia y no la escasez.  A veces, por las circunstancias, se nos hace difícil aplicar este principio, pero ahí es que viene la determinación espiritual, la disposición del espíritu de tomar dominio propio para poder mantenerte enfocado en lo que tienes que mirar para poder avanzar en tu vida.  En Juan 6, vemos uno de los momentos donde nuestro Señor Jesucristo multiplica los panes y los peces; él manda a la gente a recostar, y dice: vamos a darles de comer.  Los discípulos, en una de las multiplicaciones, le dan cinco panes y dos peces, y la expresión es: Señor, aquí hay un niñito que tiene cinco panes y dos peces, pero esto no es suficiente, no bastaría para darle de comer a tanta gente.  Pero Jesús tomó aquellos panes y aquellos peces, dio gracias a Dios y los bendijo.  ¿Cuál fue la diferencia?  Los discípulos vieron la escasez; miraron la multitud y vieron la escasez.  Jesús vio la abundancia en cinco panes y dos peces.  La diferencia fue el enfoque.  Cuando tú te enfocas en la abundancia, en lo que tienes, puedes ver el milagro de parte de Dios.  uno de los errores de muchos es que todo lo que ven es el problema, lo que no tienen, lo que no  hay, lo que falta, lo que no han alcanzado.  En cambio, debes mirar el poco de pan que tienes, los pececitos que tienes, y creerle a Dios que eso será suficiente.  Desde hoy en adelante, comienza a ver la abundancia en tu vida, mira todo lo que Dios hace alrededor tuyo.  Mira las cosas de una manera diferente.  

El pastor que escribió este listado, dijo: una iglesia que está muriendo, tiene cinco líderes y piensa que eso es una derrota.  Una persona que tiene un liderato espiritual y que es un emprendedor espiritual, ve eso como un gran comienzo.  Es cuestión de perspectiva.  

  1. Piensa siempre en la visión primero, y en los recursos segundo.  Los recursos son secundarios, son alternos; la visión es primero, es lo más importante, lo más grande.  La visión es lo que Dios pone delante de ti, y eso es lo que más importa.  Hay personas que lamentablemente se limitan en avanzar porque lo primero que ponen por delante son los recursos.  Determinan si podrán o no hacerlo, basado en si tienen o no los recursos.  Dios va a proveer para la visión.  La visión tiene que ser primero, tiene que haber una visión, una meta primero.  Tiene que haber una dirección primero, una visión importante dentro del reino de Dios.  Tiene que haber algo grande para que los recursos comiencen a llegar, a manifestarse.  La visión tiene que estar delante de ti.  No pienses en los recursos inmediatamente.  Deja que los recursos lleguen.  La bendición va a llegar, lo que necesitas va a llegar.  

Que esta palabra te levante, te despierte.  Comienza a ver hacia el futuro y mira cómo Dios provee.  Comienza a caminar hacia el mañana, comienza a dibujar ese diseño que tienes en tu mente de esas empresas, esos negocios.  Comienza a dibujar y a pensar cómo lo vas a lograr, cómo lo vas a hacer, cómo lo vas a alcanzar.  Comienza a diseñarlo en tu vida y comienza a trabajar, y deja que los recursos lleguen, que poco a poco Dios vaya haciendo la obra, el trabajo, provocando en tu vida ese aumento, ese incremento.  Lo vas a ver.  Los recursos van a llegar.  Tú no puedes poner la carreta delante del caballo.  No funciona así.  El caballo va delante.  Así es la visión.  La visión va al frente y los recursos entonces son secundarios.  

  1. Invierte en tu equipo de trabajo.  Invierte en tu personal, en su desarrollo.  Invierte en que sean inspirados.  Todos los que somos emprendedores, empresarios, sabemos que solos no lo podemos hacer y que no somos los únicos que podemos saber y entender las cosas que están pasando.  Se requiere de que tu equipo esté al tanto, de que tu equipo avance, de que tu equipo comprenda, de que tu equipo tenga conocimiento de todo lo que estamos haciendo y también pueda progresar y avanzar.  Invierte en la gente que está a tu alrededor.  

A lo mejor tú estás comenzando, no tienes empresa en este momento, a lo mejor hoy no puedes invertir en personal porque todavía no lo tienes, pero tenlo presente cuando comiences a formar tu empresa, tu equipo, la gente que está a tu alrededor.  Siempre saca un dinero, una porción, en invertir para que puedan prosperar, crecer, avanzar, para que haya progreso y puedas ver cómo tu equipo también crece, aumenta, progresa, prospera e irán a la par tuyo.  

Trabaja con tu equipo, con tu personal; permite que se desarrollen, invierte en ellos.  

  1. Tienes que ir por encima de todas las críticas.  Atrévete a ir por encima de todo lo que todo el mundo cree y te dice.  Algo que te va a ayudar y te va a hacer mantenerte enfocado es siempre saber que la visión es más grande que tú.  El proyecto es más grande que tú.  Si un pastor, por ejemplo, no entendiera que no se trata de él, sino de Jesús, de la iglesia, de la visión, de lo que Dios quiere alcanzar, de que Dios quiere provocar algo, que hay algo más grande que sí mismo detrás de todo, más poderoso, la crítica le importaría demasiado.  Se agobiaría con los problemas, con las dificultades, con las situaciones, sin darse cuenta que esto es más grande que él y que esto trasciende al futuro, al mañana, a todo lo que Dios quiere hacer contigo y a través de ti.  

La misión que Dios te ha dado es más grande que tú.  Por eso, no puedes desenfocarte por las críticas que van a llegar a tu vida, no puedes detenerte por las críticas que llegarán a tu corazón y a tu mente porque esto es más grande y poderoso que tú.

15 Comments
  • PETRONA
    Posted at 13:59h, 03 August Reply

    AMEN AMEN AMEN GLORIA A DIOS GRACIAS PADRE POR ESTA PALABRA

  • GLORIA INES LOAIZA
    Posted at 15:47h, 03 August Reply

    Amen: proyectos con la visión de Dios, su propósito reflejado allí.

  • GLORIA INES LOAIZA
    Posted at 15:49h, 03 August Reply

    Si, proyectos con la visión de Dios, su propósito reflejado allí. Tú eres mi gerente financiero: Dios que nuestro proyecto de música sea para tu honra.

    • Marivanet
      Posted at 12:06h, 05 August Reply

      Nos unimos a tu fe. Te bendigo

  • Celianis
    Posted at 20:02h, 03 August Reply

    Amén, Bendiciones

  • Carmen I. Nieves Hernandez
    Posted at 20:34h, 03 August Reply

    Saludos pastor. Wao tremendo. Poderoso y gracias por todo lo compartes conmigo. Bendecido.

    • Marivanet
      Posted at 12:05h, 05 August Reply

      Amén… Bendiciones

  • MARTHA LUCIA HERNANDEZ
    Posted at 20:48h, 03 August Reply

    Amen Pastor por este mensaje que Dios nos ayude en todo estos procesos
    Dios lo bendiga

  • Alicia Farías González
    Posted at 21:26h, 03 August Reply

    Amén!! Le creo a Dios y a sus promesas; y le doy gracias por la bendición de verle y escucharle, através de estos medios, sean bendecidos grandemente Pastor Otoniel, y gracias por sus enseñanzas..

    • Marivanet
      Posted at 12:03h, 05 August Reply

      Gracias por tus palabras Alicia. Te bendigo

  • Raquel Pérez
    Posted at 00:15h, 04 August Reply

    Gloria a Dios por sus palabras, que su vida siga siendo de bendición.

  • Jhon Mario
    Posted at 04:39h, 04 August Reply

    Amén, aleluya

  • Haydee
    Posted at 17:44h, 08 August Reply

    Gloria a Dios por esta palabra

  • Marttha
    Posted at 23:50h, 16 August Reply

    Amén tomó la palabra
    Bendiciones Pastor Otoniel

  • Fanny alayon
    Posted at 11:19h, 31 August Reply

    Amén toda la gloria y honra para Dios,,, 🙌🙌🙌🙌

Post A Comment