Oraciones Cortadas
8804
post-template-default,single,single-post,postid-8804,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Oraciones Cortadas

No tienes que ser cristiano para orar, pero no puedes decir que eres cristiano y no orar.  Pero hay una diferencia entre un no creyente que ora, y un cristiano que ora: relación.  Teniendo una relación con Dios, tu comunicación con Él es diferente; la expectativa, la dinámica, la conexión, lo que esperas y logras a través de la oración es totalmente diferente.  

La oración puede mover a Dios, puede moverte a ti y puede mover tu montaña, pero tú no oras por nada de eso, sino porque es parte de tu vida y disciplina como creyente.  

Cosas que detienen o debilitan el poder de la oración

No muchas cosas limitan el poder de la oración, pero sí hay varios factores que limitan su alcance.  

7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.”  1 Pedro 3:7  

Tu esposa no es estorbo a tu oración.  Tu actitud hacia tu esposa es el estorbo a tu oración.  Es interesante que no hable de que la actitud de la mujer hacia el hombre le estorbe a ella la oración, pero sí al hombre, una mala actitud con su esposa le estorba la oración.  

La palabra en el original griego es un término militar que quiere decir que tu oración es cortada.  En otras palabras, se corta la comunicación.  No es que estorbe meramente, porque estorbar es como que puede llegar pero con estorbo; pero no, es que se corta la comunicación.  Tu oración no llega.  

Para muchas mujeres modernas, lo que vemos en estos versos es ofensivo.  Como se describe a la mujer aquí, les suena ofensivo porque automáticamente se enfocan en el aspecto de que la mujer es más frágil.  Lo sacan de contexto.  

Quienes critican este tipo de versos, no entienden lo que el apóstol está diciendo, su contexto y sus razones.  El apóstol está hablando en el contexto socio-cultural de poner las relaciones en orden.  En aquellos tiempos, la sociedad era una patriarcal; el hombre tenía un lugar de mayor prominencia, autoridad, dominio.  Y el apóstol viene trabajando en esa área.  Viene hablando de cómo un jefe tiene que tratar a sus empleados, diciendo que no puedes menospreciar a las personas, tratarlas mal.  Viene arreglando las relaciones, trabajando con el concepto de esclavitud, por ejemplo, que era algo legal, pero él estaba tratando de establecer la actitud con la que un cristiano tendría aquella relación.  Pedro estaba diciendo que el cristiano debía tratar a todos bajo la gracia de Dios, de manera que represente realmente la vida cristiana.  

Si lo traspolamos al día de hoy, no tenemos esclavos, pero sí empleados.  Tienes empleados y tienes autoridad, pero tú no los vas a tratar como los trataría un impío; como cristiano, esta es la forma en que tú debes trabajarlo.  Así que Pedro no está tratando de cambiar el contexto cultural, sino de ubicar al cristiano dentro del contexto cultural para que, dentro de ese contexto, opere como un cristiano debería operar.  Le estaba diciendo al hombre creyente: Tú, que oras, a tu mujer tienes que tratarla diferente; no puedes tratarla como los otros las tratan.  Para los otros, la mujer era propiedad; pero para el creyente, debía ser vaso más frágil.  

El apóstol lo que estaba era arreglando las relaciones en ese periodo, enseñándoles a los cristianos cómo comportarse en aquel momento.  

Pudiéramos cuestionar por qué los apóstoles no lucharon causas sociales, pero es que ese no fue su llamado; la causa de ellos era la causa de Cristo.  Como ministerio, no podemos estar peleando todas las causas que el mundo quiera; nuestra tarea es enseñar a cómo comportarse como creyentes, como cristianos, durante este tiempo que estamos viviendo.  

Pedro estaba enseñando a los hombres cómo tratar a la mujer de la forma correcta, para que sus oraciones no fuesen cortadas.  Y para tratar correctamente a la mujer, tenían que tener tres conceptos claros:  

  1. Verla como vaso más frágil.  Habla de unas vasijas finas, esas que son de colección, bonitas, de un alto valor.  Lo que está diciendo es que tienes que tratar a la mujer no como vasija de barro, sino como una vasija especial.  Ese es el contexto.  Ninguna dama debe sentirse ofendida por haber sido constituida físicamente diferente al hombre.  Cruzamos una raya demasiado grande cuando pretendemos que por supuesta igualdad las mujeres se enfrenten a los hombres en ciertos deportes, por ejemplo.  La mujer debe aceptar cómo Dios la creó; que no es menos que un hombre, pero sí diferente a los hombres.  Cuando el mundo te lleva a negar lo que eres, te lleva a negar quién te creó.  La verdad es que las damas son vaso más frágil, y como tal tienen que ser tratadas.  
  2. Tratarla como lo que Dios la creó: a su mismo nivel, y como ayuda idónea.  Dios la puso al lado del hombre para que sea su complemento perfecto, para que le ayude en todo lo que tiene que hacer como pareja, y como tal tiene que tratarla.  
  3. Tratarla como coheredera de la gracia de Dios.  En otras palabras, Cristo murió por el hombre, y murió también por la mujer.  Ella tiene los mismos derechos, el mismo valor delante de Dios.  

El apóstol lo que estaba era enseñando a los hombres la manera correcta de tratar a sus esposas, dándoles oportunidad, tratándolas como vaso frágil; lo cual no debe ser ofensivo para ninguna mujer, sino motivo de orgullo de que Dios las creó diferentes, especiales, con emociones y sentimientos también diferentes y especiales; debería ser motivo de celebración.  

Así que, lo primero es que la relación esté correcta, y la relación tiene que ver con cómo el hombre la ve; por lo tanto, podríamos llamarle a este estorbo “quitarle el honor a tu esposa”.  Cuando un hombre no honra a su esposa, no le da honor a su esposa, su oración es cortada, no llega al cielo. 

13 Comments
  • Oswaldo Monier Bermúdez
    Posted at 12:40h, 08 April Reply

    Gracias Amado Padre Celestial por enseñarme, guiarme, protegerme, pero sobretodo: por amarme, bendito seas Jesucristo
    Amén 🙏😇🙏🙌🙌🙌🙌

  • Rosa Rodríguez
    Posted at 13:41h, 08 April Reply

    AMÉN 🙏buen mensajes . Bendiciones

  • Alicia Farías González
    Posted at 14:11h, 08 April Reply

    Amén! Dios le continúe bendiciendo grandemente Pastor Otoniel,y gracias por sus enseñanzas, que me han hecho crecer en la Bendita Palabra de Dios

  • HUGO FERNANDO ALDAZ VEGA
    Posted at 16:04h, 08 April Reply

    AMEN

  • Omaida del Carmen Meza Almanzaf
    Posted at 17:04h, 08 April Reply

    Amén gloria a Dios pido oración por mí salud tengo la cara inchada dicen que es un tumor canceroso pero yo espero mi milagro

    • Marivanet
      Posted at 18:32h, 13 April Reply

      Omaida, me pongo de acuerdo por tu salud. Declaro que el Señor hará un milagro en ti vida de manera extraordinaria. Te bendigo.

  • Gustavogarciaherrera15
    Posted at 19:22h, 08 April Reply

    Tiene razón pastor a veces no miramos a nuestra esposa como una vasija de alto valor y la menospreciamos la cuestionamos y no la escuchamos…gracias por esta poderosa palabra…DIOS lo bendiga grandemente con salud prosperidad y mucha paz

    • Marivanet
      Posted at 18:31h, 13 April Reply

      Agradecido con tus palabras. Te bendigo

  • Edilsa
    Posted at 21:42h, 08 April Reply

    BENDICIONES. GRACIAS POR LA PALABRA DIARIA DE DIOS

  • Nairobis Jáuregui
    Posted at 01:20h, 09 April Reply

    Excelente enseñanza.. Gloria a Dios

  • Iris Ottley
    Posted at 22:26h, 09 April Reply

    Dios le siga bendiciendo abundantemente, excelente mensaje, y lo mismo haré con mi esposo e hijos confiando primero en Dios siempre.

  • Juany Orozco
    Posted at 13:37h, 10 April Reply

    💯💯Aleluyaaaaa,

  • Eglee Rodriguez
    Posted at 13:16h, 14 April Reply

    Amen Amen, gloria y honra al Padre

Post A Comment