Encamínate al Éxito
8800
post-template-default,single,single-post,postid-8800,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Encamínate al Éxito

El éxito toma tiempo.  El prosperar y progresar es algo que se alcanza a través de las temporadas.  La Biblia dice claramente que con fe y paciencia se alcanzan las promesas.  Ahora, aunque el éxito toma tiempo y prosperar toma tiempo, mientras más rápido te encamines hacia el éxito, más rápido llegarás a ese lugar.  

Las cosas no se alcanzan de un día para otro.  El problema de muchos es que nunca se encaminan hacia ese éxito; y mientras más rápido te encamines hacia ese lugar, acortarás el tiempo que pasarás en no llegar a ese destino que tanto deseas.  

5 cosas que debes hacer para encaminarte lo más rápido posible hacia el éxito:  

  1. Ten tus metas claras.  Mientras más claras y precisas sean tus metas, más rápidamente podrás comenzar a caminar hacia ese destino deseado.  Organiza tus prioridades.  La clave para la energía, la fortaleza que necesitas, la encuentras en Filipenses 3:13-14.  “13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.”  Pablo decía: Una sola cosa hago.  Se enfocaba en una sola cosa, se movía hacia una sola cosa, hacia un solo lugar; eso solo hacía y nada más.  Clarifica lo que necesitas, para dónde vas, qué deseas alcanzar; y luego te vas a dar cuenta que vas a realizar tantas cosas; te vas a encaminar hacia ese lugar de éxito.  
  2. Estudia a gente de éxito.  Cuando inviertes en literatura, en biografías, en libros de personas que comparten sus ideas, te economizas todo el tiempo que ellos tuvieron que invertir en aprender todas esas cosas.  “21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;”  (1 Pedro 2:21)  La gente de éxito siempre deja ejemplo.  Podemos seguir sus pisadas, nos dan camino.  Por supuesto, ninguna pisada como las de nuestro Señor Jesucristo; pero todos tenemos a nuestro alrededor personas que podemos imitar, emular; podemos ver qué les llevó al éxito, cómo pensaban en momentos como los que estás viviendo.  Eso te ayuda a evitar tiempo de estudio, de trabajo o de experiencias que pasar, simplemente porque aprendes de ellos.  Aprende por cabeza ajena, aprende de la gente de éxito y te podrás encaminar lo más rápido posible hacia el éxito.  
  3. Relaciónate con gente íntegra.  Cuando entras en mala relación con personas que no tienen valores, principios, ética, cualquier avance que aparentemente logres en la vida, por un error de carácter se puede perder y puedes tener consecuencias graves, simplemente por no estar relacionado con la gente correcta.  “4 Y si tú anduvieres delante de mí como anduvo David tu padre, en integridad de corazón y en equidad, haciendo todas las cosas que yo te he mandado, y guardando mis estatutos y mis decretos, 5 yo afirmaré el trono de tu reino sobre Israel para siempre, como hablé a David tu padre, diciendo: No faltará varón de tu descendencia en el trono de Israel.”  (1 Reyes 9:4)  Dios le dice a Salomón: Tu padre fue un hombre íntegro de corazón.  Busca gente íntegra; no perfecta, todos cometemos errores, todos fallamos; pero íntegros de corazón son gente clave que te va a ayudar a avanzar en tu éxito empresarial, profesional.  
  4. Crea una rutina espiritual.  En tu vida, lo más importante es tu interior, tu comunión con Dios, tu relación con Él; es a través del Espíritu que nosotros podemos conectarnos al Padre celestial, que podemos tener sabiduría a la que otros no tienen acceso, a menos que estén conectados a la misma fuente y a la misma persona, al mismo lugar, que es nuestro Padre celestial.  “5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,”  (Filipenses 2:5)  Haya en ustedes ese mismo sentir que hubo en Cristo, esta misma pasión espiritual, esta conexión; y eso se crea a través de ciertos hábitos.  Tú, como cristiano que quieres lograr tener éxito, alcanzar la victoria, que quieres prosperar, más que ningún otro, necesitas hábitos espirituales como el de la oración, ir a la iglesia, leer la palabra, diezmar y ofrendar, conectarte con Dios a través del ayuno.  Estas son cosas que debes hacer de manera consistente y que te mantienen enfocado.   Lamentablemente, hay creyentes que dicen que quieren prosperar y ven que no lo logran, pero es que se han olvidado de que, parte integral de nuestro éxito, es nuestra conexión con Dios, que sin Él nada podemos hacer.  Y cuando una persona se desconecta de esa parte tan importante, todo lo demás se desalinea.  ¿Cómo puedes tener metas claras si en tu corazón no hay una conexión con Dios, que te dirija y te lleve a entender lo que es necesario, lo que es importante y vital?  ¿Cómo puedes entrar en relación con gente íntegra, si tu espíritu no tiene discernimiento para reconocer las intenciones de los que están a tu alrededor?  No va a pasar.  Por eso es que necesitas esa rutina espiritual.  
  5. Haz que cada momento cuente.  Que cada instante, cada vez que tú hagas algo, en el momento en el que estés, haciendo lo que tengas que hacer, que sea un tiempo de valor, de calidad, un tiempo maximizado, que le saques hasta la última gota, que no le dejes nada a ese momento.  “10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. 11 Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. 12 A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.”  (2 Tesalonicenses 3:10-12)  El apóstol Pablo dice que el que esté trabajando, lo haga sosegadamente, enfocados, sacando el máximo, aprovechando lo más mínimo de cada momento que tienen.  Lamentablemente, la vida se vive en momentos; si no le sacas el mayor provecho a cada momento, pierdes tu vida.  Maximiza tu tiempo.  Que cada momento cuente.  

Que estas palabras te ayuden y te encaminen a ese lugar de éxito que Dios tiene para ti y que tú te mereces.  

9 Comments
  • Edilsa
    Posted at 14:29h, 07 April Reply

    GRACIAS BENDICIONES PASTORES. GRACIAS POR ESTAS PALABRAS DE ALIENTO DE ESPERANZAS

  • MARTHA LUCIA HERNANDEZ
    Posted at 17:57h, 07 April Reply

    Gracias a Dios y al pastor por este mensaje que Dios me ayude a caminar en la mano de Dios para poder ser guiada por su infinito Amos gracias por que este mensaje me lleva a entender que cada momento de vida la tengo que saber aprovechar al máximo
    MUCHAS BENDICIONES

  • Argenis
    Posted at 18:43h, 07 April Reply

    Gracias pastor Dios lo bendiga Dios habla a través de usted infinitas Bendiciones

  • Liseth Trujillo
    Posted at 21:06h, 07 April Reply

    Amen y amen! Gracias Pastor Otoniel Bendiciones!🙏🙏🙏

  • Oswaldo Monier Bermúdez
    Posted at 22:36h, 07 April Reply

    Llévame, guíame por tus caminos de sanación y misericordia para con mi prójimo
    Amén 🙏😇🙏🙌🙌🙌🙌

  • nairobis jauregui
    Posted at 01:55h, 09 April Reply

    Excelente enseñanzas, Gracias Pastor, Enfocada en seguir adelante en mis metas con la bendiciòn de Dios, le pido sabidurìa y direcciòn,,,,

  • Richard Rangel
    Posted at 05:58h, 09 April Reply

    Amén pastor Dios le bendiga grandemente

  • Wilber Alemán
    Posted at 13:51h, 10 April Reply

    Preciosa enseñanza. Gracias por este bendición. Dios bendiga

  • Petra salazar
    Posted at 16:55h, 13 April Reply

    Bendiciones pastor. Gracias pir estas palabras edifican mi vida.

Post A Comment