Cuatro Principios para Guardar tu Futuro Financiero
8825
post-template-default,single,single-post,postid-8825,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Cuatro Principios para Guardar tu Futuro Financiero

Todos, en algún momento dado, nos hemos ocupado de nuestro futuro, nos hemos preguntado qué va a pasar con nosotros en el día de mañana; dónde vamos a trabajar, de qué vamos a comer, a vivir; llega la ansiedad a nuestras vidas.  Muchos han tratado de ser muy responsables con la planificación económica financiera, y han logrado estabilizar muchas áreas de su vida, pero hoy te comparto cuatro principios que te van a ayudar a guardar tu futuro, te van a ayudar a que puedas permanecer cuidado, guardado, y entrar en el futuro que Dios tiene para ti.  

Estas cuatro claves van a cambiar tu vida, y te van a ayudar para hoy tú comiences a caminar hacia ese futuro extraordinario que Dios tiene para ti, y te van a ayudar a guardar ese futuro y puedas ser protegido a lo largo del tiempo para alcanzarlo.  

Definitivamente, tenemos que creer en la providencia y soberanía de Dios, sabemos que nuestro futuro está asegurado en el Señor; pero esto no quiere decir que vamos a tomar decisiones que puedan atrasar o poner en peligro los resultados que Dios quiere que tengamos.  Es la voluntad de Dios que tu final sea mejor que tu comienzo, que sea mejor que el pasado; pero tú tienes que tomar ciertas acciones para proteger tu corazón, tu mente, tus decisiones, y cada día dar pasos firmes hacia eso que Dios te ha prometido.  

Cuatro cosas importantes que te van a ayudar a entender cuál es la atmósfera emocional, espiritual, mental que debes tener para que tu futuro sea protegido, cuidado.  

En Lucas 15, se nos habla del hijo pródigo.  Había un hombre que tenía dos hijos; el hijo pródigo, que se fue de la casa y malgastó todo lo que tenía, y también nos habla del hijo mayor, quien vivía en la casa con su padre, pero tenía una mentalidad de esclavitud.  Cuando el hijo pródigo regresa y el padre celebra, el hermano no puede entender la actitud del padre hacia su hermano y aun hacia él, sin darse cuenta que era su consciencia, su manera de pensar, lo que hacía que él viera a su padre de una manera errónea.  Estas son dos actitudes que lo que hacen es tronchar el futuro de una persona.  

¿Cuáles son estas actitudes, y cómo podemos verlas en el área económica, financiera, en el área laboral?  

Veamos la actitud del hijo pródigo.  Había algo que quería hacer, y decidió irse a lo loco del lugar donde estaba.  Hay personas que, sin tener un plan para el mañana, por un arranque emocional, se desaparecen y se van de los lugares; cierran empresas, renuncian al trabajo y se olvidan.  El hijo pródigo, en un momento de buscar su futuro, en un momento irracional, emocional, automáticamente deja la casa de su padre, desaparece y va, y termina comiendo algarrobas con los cerdos.  

Hay personas que están descontentos en el lugar donde están, y su reacción es salir huyendo, corriendo en un momento emocional, afectado su futuro.  Pero también hay personas en el otro extremo de la balanza, en el que estaba el hijo mayor; se queda en la casa, pero amargado, frustrado.  Y tan malo es el que se va, como aquel que se queda con una actitud como si estuviera obligado a quedarse.  

En la iglesia, por ejemplo, hemos visto personas que, en un arranque emocional por alguna situación con el liderato, deciden que Dios los llamó a ser pastores y se van de la iglesia.  Pero luego los vemos, y no hay avance en sus vidas.  Por otro lado, vemos al que se queda y pensamos lo fiel que es, pero por dentro esa persona se siente esclavo, amargado.  Así que la clave para guardar tu futuro no es irte irracionalmente, emocionalmente, sin saber para dónde, pero tampoco quedarte amargado, esclavizado, sino procesar el momento en que te encuentras para tomar decisiones claras.  Si tienes que salir, sales sabiamente, planificadamente, en orden, en el proceso correcto.  Y si te vas a quedar, haz lo máximo para que sea un lugar de tu agrado, de bendición, un lugar donde estés contento y pases tu futuro y tengas un tiempo maravilloso de desarrollo y crecimiento en esta temporada.  

  1. Cuídate de tomar decisiones abruptas en momentos emocionales, y de quedarte amargado en algún lugar.  Si quieres guardar tu corazón, tu futuro, no lo desperdicies en momentos emocionales, saliendo de los lugares abruptamente, renunciando a las cosas abruptamente, o quedándote en un lugar amargado, pensando que no tienes futuro.  Si vas a salir, sal por la puerta ancha, poco a poco, en el proceso correcto.  Y si te vas a quedar, haz de tu ambiente el mejor ambiente con tus relaciones y con todo lo que está a tu alrededor.  Eso guardará tu futuro.  
  2. Escribe la visión.  Escribe tus metas, tus ideas, guarda tus pensamientos, reflexiona, escribe con tinta y papel las ideas que vas teniendo, los pensamientos que vas guardando en tu corazón.  Esto es vital.  

2 Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella.”  Habacuc 2:2  

Es algo maravilloso cuando tienes experiencias divinas donde recibes revelación, ideas, visiones, y tu puedes registrarlas, guardarlas, entenderlas. Y aun si no las vuelves a leer, el vaciarlas en un lugar te da la capacidad de respetar esas experiencias y expresarlas para que queden fijas, marcadas en tu mente.  Escribe para que quede plasmado el futuro que Dios tiene para ti.  

  1. Encuentra un círculo de mentores, de gente fiel al lado tuyo; rodéate de la gente correcta.  La gente de la que te rodeas, va a tener mucho que ver con el futuro que vas a lograr tener.  Tú no escoges tus padres, la casa en la que naciste, pero sí puedes escoger tus amigos, el círculo que te rodea; y ese círculo es vital para el futuro que Dios tiene para ti.  

12 Entonces dijo Jonatán a David: !!Jehová Dios de Israel, sea testigo! Cuando le haya preguntado a mi padre mañana a esta hora, o el día tercero, si resultare bien para con David, entonces enviaré a ti para hacértelo saber. 13 Pero si mi padre intentare hacerte mal, Jehová haga así a Jonatán, y aun le añada, si no te lo hiciere saber y te enviare para que te vayas en paz. Y esté Jehová contigo, como estuvo con mi padre.”  1 Samuel 20:12-13  

Jonatán era el hijo de Saúl.  Perdió el reinado porque su padre perdió el reinado, así que perdió toda posibilidad de ser rey, y ahora Dios unge a David; y David y Jonatán se hacen amigos.  Jonatán, en vez de tenerle envidia a David, lo protege, se une a él en esa conexión de amistad; y ese círculo de amistad les asegura el futuro a ambos.  Cuando David llega a ser rey, se hace cargo de la familia de Jonatán; así que, con aquella amistad, Jonatán aseguró el futuro de su familia.  El futuro que desperdició su padre, ahora por la amistad con David, estaba seguro.  David se aseguró tener alguien que le protegiera en los momentos difíciles, complicados.  Es maravilloso cuando te rodeas de personas que quieren ver el futuro que Dios tiene para ti.  

  1. Recuerda que tu competidor más grande es tu pasado.  

13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.”  Filipenses 3:13-14  

Tú compites con tu pasado.  Tú no compites con nadie más; tú compites con tu pasado.  Tú compites contigo mismo.  Tú tratas hoy de hacer más de lo que hiciste ayer.  Tú no te conformas con tu pasado.  Tu futuro no está en lo que ocurrió ayer, en las victorias pasadas.  Tu futuro está en que tú mires tu pasado y digas: Me muevo hacia delante, hacia el mañana, dejo lo que tenga que dejar, tanto problemas como victorias, para poder alcanzar todo lo que Dios me ha prometido.  Esa es la clave.  Compite con tu pasado para que alcances tu futuro.  

Si entiendes estas cuatro cosas, guardas tu vida para el futuro que Dios tiene para ti.

9 Comments
  • Neris Canovas
    Posted at 14:19h, 12 April Reply

    Buenos días Pastor Otoniel Font agradecida con usted por esta enseñanza que te instruye te prepara para hacer cambios en tu vida y lograr los sueños los proyectos de vida. Muchas gracias gracias gracias, que Dios derrame abundante bendiciones en su vida y que su ministerio siga creciendo con la voluntad de Dios.

  • Yuliana Amaya
    Posted at 15:08h, 12 April Reply

    Amen gracias padre por esa hermosa palabra . dios te bendiga cada día muchos más pastor

    • Marivanet
      Posted at 18:28h, 13 April Reply

      Te bendigo Yuliana

  • Dina Luz Sánchez Ardila
    Posted at 16:29h, 12 April Reply

    Buenos días Pastor. Mi vida continúa siendo firmada por un Padre Maravilloso , Dios. Gracias pastor la lección de hoy me aporta en gran cantidad, ha Sido extraordinario seguirlo en redes desde Colombiq conocer y seguir el ministerio que Dios les dió a la familia Don’t, aprendo un montón. Dios los continúe bendiciendo mucho más cada día

  • Oswaldo Monier Bermúdez
    Posted at 05:02h, 14 April Reply

    Dios te Bendiga grandemente Ungido del Señor Ps Otoniel Font, gracias por compartir la palabra que él Señor pone en su corazón, Bendiciones para la familia, su Iglesia Fuente de Agua Viva Puerto Rico 🇵🇷🇵🇷 saludos cordiales de parte de la familia Monier-Candia de Lima Perú 🇵🇪🇵🇪🇵🇪

  • MaribelGuerrero
    Posted at 14:02h, 19 April Reply

    gracias ,POR ESTAS 4 COSAS A Tener en CUENTA ,pastor, OTONIEL.SALUDOS Y BENDICION,SOY MARIBELGUERRERO DESDECOLOMBIA,

  • Edilsa
    Posted at 14:39h, 19 April Reply

    Buenos días bendiciones. Pastores Otoniel Font, que el Señor Jesús siga guardándolo siempre. gracias por tantas bendiciones con la palabra de DIOS. siempre despierta un nuevo comienzo.

  • niurka
    Posted at 14:05h, 21 April Reply

    Pastor muchas gracias por esas palabras de aliento y de crecimientos. El Señor siga haciendo grande cosas en su vida. bendiciones desde Ciudad Ojeda- Venezuela

  • marttha
    Posted at 20:47h, 26 April Reply

    Amén
    Gracias Por la oalabea qué edifica exorta
    Bendiciones Pastor Otoniel

Post A Comment