Un Corazón Transformado
8769
post-template-default,single,single-post,postid-8769,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Un Corazón Transformado

El milagro más grande que puede ocurrir en la vida de una persona es la transformación de su corazón.  El corazón es el lugar donde están las intenciones, los deseos, los valores, la voluntad; y la transformación es cuando Dios toma una persona y la transforma por completo y para siempre.  Eso no quiere decir que la persona es perfecta, que no enfrentará dificultades, que no cometerá errores, pero la realidad es que una persona que vive con un corazón transformado por Dios, vive en una plenitud maravillosa, y con la seguridad de que, un día, se encontrará cara a cara con su Señor.  

Hemos preparado una página especial unnuevocorazon.com con dos lugares especiales; uno para aquellos que reconocen que necesitan un cambio en sus vidas, o que un día entregaron su vida a Cristo, pero hoy reconocen que necesitan reafirmar su fe, arreglar su vida con el Señor, conectarse con Él, ser una nueva criatura; otro para aquellos que sirven al Señor, pero tienen familiares y seres queridos que no sirven al Señor.  Envíanos sus nombres; queremos orar y creer contigo por la salvación de cada uno de ellos.  

Dice la palabra del Señor en Proverbios: Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él mana la vida.  Hemos estado viendo lo que el Señor dijo que haría con el pueblo de Israel en el capítulo 36 del libro de Ezequiel.  Él haría una obra completa; los limpiaría, los transformaría, y haría de ellos su habitación.  Aquella era una obra divina, poderosa.  Toma todo el poder de Dios que eso ocurra; y Dios le promete eso al pueblo.  

Tú puedes y debes pedirle a Dios esas tres cosas.  Que te limpie, te transforme, y haga de tu corazón su habitación, que te posea, que tu vida esté llena de Él, que tus pensamientos sean solo para Él.  

El mensaje de hoy es principalmente para aquellos que un día entregaron su vida al Señor, y hoy su relación con Él está un tanto fría, su relación es un tanto mecánica; como dice Isaías: Este pueblo de labios me honra pero su corazón está lejos de mí.  Hay gente que, lamentablemente, se va enfriando, su corazón se va apartando y a veces ni cuenta se dan; van a la iglesia, pero nunca entran en el reposo de Dios.  

7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, 8 No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, 9 donde me tentaron vuestros padres; me probaron, y vieron mis obras cuarenta años. 10 A causa de lo cual me disgusté contra esa generación, y dije: Siempre andan vagando en su corazón, y no han conocido mis caminos. 11 Por tanto, juré en mi ira:No entrarán en mi reposo. 12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.”  Hebreos 3:7-13  

Esta es una gran advertencia para que tengamos cuidado.  El Señor le recuerda al pueblo lo que pasó en el desierto, que mientras iban como vagabundos, el problema no fue que estuvieran dando vueltas, sino que su corazón iba vagabundeando, que estaba en todo lugar menos en Él.  El pueblo siempre estaba pensando en volver a Egipto, al pasado, estaban pendientes a otros dioses.  Dios dándoles victorias, bendiciones, aumento, incremento, y el corazón de ellos estaba por todas partes.  Qué tristeza.  Y el Señor les dice que el problema de eso fue que el corazón se fue endureciendo.  

Dios hizo milagros tras milagros al pueblo de Israel, pero el corazón se endureció.  Dios les dio agua, les abrió el mar, el río, les dio nubes para el calor, fuego para el frío, les dio maná y codornices, los protegió, los cuidó, los guardó, sus vestidos no se envejecían; aquella gente prosperaba en medio de la crisis; Dios los había hecho salir con riquezas.  Con todo y eso, el corazón estaba mirando para otro lado.  Ahí es donde está la tristeza de Dios.  

La fecha en que el cónyuge se va de la casa no es el día donde todo ocurrió.  Ese día es la manifestación de lo que ya había ocurrido hace mucho tiempo.  Un matrimonio puede pernoctar en un lugar juntos, pero su corazón puede estar muy lejos uno del otro.  El corazón va poco a poco alejándose a tal punto que, eventualmente, se separan totalmente.  El físico se va a lo último, el corazón y los pensamientos se fueron antes.  Y así pasa con los hijos, en el trabajo y con Dios.  

Hay gente que va a la iglesia por la mecánica de adorar a Dios; saben cantar, ofrendar, y lo hacen, pero el corazón está en la playa, en lo que podrían estar haciendo; su mente va vagabundeando, y esto tiene un efecto en el corazón.  Esos pensamientos van poco a poco endureciendo el corazón de una persona, y ya no es sensible a las cosas de Dios, ya su corazón no arde por Dios.  Entonces, comienzas a echarle la culpa a la iglesia, a los hermanos; cuestionas los mensajes, sin darte cuenta que lo único que ha cambiado es que tu corazón está tan alejado de Dios, que se ha ido poco a poco endureciendo, y ahora no puedes recibir nada de lo que Dios tiene para ti.  

Esta pudiera ser tu situación.  Hoy es el día de regresar a casa.  

8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.”  Santiago 4:8  

Acércate a Dios, limpia tus manos.  La persona de doble ánimo, el problema que tiene es un corazón contaminado por la vida, por lo que ha caminado, por las experiencias, porque sus pensamientos han ido poco a poco divagando en su corazón.  Y todo lo que el Señor dice es: Pídeme que te purifique; yo te quiero limpiar.  

Este fin de semana vamos a celebrar el milagro más grande de la historia: la muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo.  Lo hizo por ti.  Entregó su vida por ti.  Lo dejó todo para que tú hoy pudieras disfrutar el poder de una vida transformada, para que puedas tener esperanza para el futuro, para el mañana, de que un día te encontrarás con Él cara a cara, de que la eternidad es segura para ti, de que sabes para dónde vas.  

Esta es una cita divina para que te conectes y puedas ahora tener ese nuevo comienzo y experimentar el poder transformador de Dios.  

Quizás lees esto y sabes exactamente lo que hablamos; tu corazón se ha ido achicando y las cosas han ido cambiando.  Quizás le has pedido a Dios un milagro, una transformación externa; sanidad, restauración matrimonial, provisión; y eso está bien; si hay alguien a quien debemos pedir es a Dios, y en su infinita misericordia, muchas veces concede los deseos de nuestro corazón, aunque a veces nuestro corazón no está en el lugar correcto; pero ese es un Dios amoroso, misericordioso.  No hay nada malo en pedir; Él quiere que le pidas.  Pero lo más grande que le podrías pedir y experimentar es la transformación de tu corazón.  

Si tu corazón no arde por Dios, tienes que purificarlo.  Tienes que purificarlo a través de la oración, a través de la Palabra, a través de servir, metiéndote con el Espíritu Santo, pidiéndole a Dios que limpie tu vida.  Dios le dijo al pueblo: Te voy a limpiar.  Todo esfuerzo que tú hagas para limpiarte a ti mismo será inútil.  Lo mismo le pasó a Adán cuando intentó cubrir la vergüenza que tenía; fue inútil, no podía cubrir sus espaldas.  Tuvo que ir Dios a cubrirlo por completo.  

Que tu corazón arda por Dios.  Entrega hoy tu vida al Señor, y si un día lo hiciste y tu corazón poco a poco se ha ido endureciendo, toma hoy la decisión de acercarte a Dios.  Accede unnuevocorazon.com.  Queremos orar por ti.  

Si sirves al Señor y tienes familiares y seres queridos que no le han entregado su vida, accede también unnuevocorazon.com y envíanos sus nombres.  Queremos orar contigo por el milagro de la salvación para los tuyos.  

4 Comments
  • Carla Rocío Girón Guinto
    Posted at 14:00h, 31 March Reply

    Dios dame un corazón sensible y amoroso a ti, perdoname las veces que me he enojado sin razón, yo anhelo ser luz para mi familia. Y deseo con todo el corazón que me den la basificacion de mi trabajo, Gustavo sea mas amoroso a Dios, tenga un trabajo estable con buena economía y romper la maldición generacional de alcoholismo, mi familia esté más unida y se rompa la maldición generacional de alcoholismo y mi papá y hermanos tengan trabajos estables.

  • Rosario Enríquez
    Posted at 16:55h, 01 April Reply

    Señor, perdóname por haber permitido que mi corazón divagues en mil lugares y la frustración por lo no recibido enfrió la pasión que sentía por tu amor. Ayúdame Señor en el nombre de Jesús te lo pido, purificame., transformame, vuelveme el gozo de tu salvación, bendiceme para bendecir ,saname, proveeme.
    Gracias Padre, gracias Jesús, gracias Espíritu Santo.

  • Lorenia Martínez
    Posted at 18:47h, 05 April Reply

    Señor 🙏🏻, perdona mis errores, ayúdame a limpiar y transformar mi corazón te lo pido en tu nombre y te doy gracias por tu infinita misericordia sea tu nombre alabado…

  • Nairobis Jáuregui
    Posted at 23:48h, 08 April Reply

    Excelente enseñanza gracias pastor…. Gloria a Dios,.. Por tu inmenza misericordia mas que pedirte tengo qie agradecerte señor, eres bondadoso y escuchas mis ruegos.. Gracias señor. ..

Post A Comment