El Manejo de tus Relaciones
8021
post-template-default,single,single-post,postid-8021,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

El Manejo de tus Relaciones

Hay relaciones que escogemos.  Estas son las relaciones de amistad.  Es cuando ya tú tienes toda la capacidad de escoger buenas relaciones.  Ya tú fuiste procesado, eres maduro.  En este momento es donde tú ejecutas la mejor expresión de la práctica de la amistad; cuando escoges.  Este es el momento en que eres celebrado.  Tu familia te pone los pies en la tierra; tus amigos te celebran.  Los días que estás amargado, ellos te animan.  No importa los tiempos difíciles, hemos llegado ya a una madurez que no importa lo que pase, ejecutamos; damos la vida por nuestros amigos y los celebramos.  

Hay relaciones divinas.  Ya cuando llegas a este estado de madurez, a este grado de ser procesado, comienzan a llegar las relaciones divinas.  Estas son relaciones a través de las cuales Dios te muestra que Él siempre te ha cuidado.  Da gracias a Dios por la gente que Él ha puesto en tu camino cuando más lo has necesitado, y ten consciencia de que así Él lo ha hecho.  Esas son las relaciones divinas.  

Hay relaciones divinas que son para una temporada, mientras que otras son para siempre.  No importa la familia en que hayas nacido, no hay excusas, tú puedes crecer.  Si no estuvo tu papá o no estuvo tu mamá, comoquiera Dios se encarga de enviar la gente correcta para tu vida para que tú te puedas desarrollar y llegar a donde tú has soñado.  

No es un secreto que todas las relaciones nos exigen tiempo.  La queja de la mayoría de la gente con la que nos relacionamos es que no tenemos tiempo para ellos.  Y este aspecto del tiempo tenemos que establecerlo correctamente, conforme al valor que le damos a cada relación.  Amamos a todo el mundo; queremos traer protección, seguridad, multiplicación a la vida de todo el mundo; tratamos de enseñarle a todo el mundo, pero hay que establecer un valor a cada relación para poder dedicarles tiempo.  ¿Cómo lo hacemos?  Estableciendo significado y propósito.  ¿Qué significa esa relación para ti?  ¿Qué propósito tiene esa relación en tu vida, y qué propósito tú tienes con tu vida en esa relación?  En base a eso, tú estableces un valor.  Es esa una relación que añade a tu propósito?  ¿Añades tú al propósito de esa persona?  Si ambas respuestas son sí, deben pasar más tiempo juntos.  Si hay alguien que tiene un conocimiento que tú no tienes, tú necesitas pasar más tiempo con esa persona.  Toda relación tiene un significado y un propósito que establecen el valor y el tiempo que le vas a dedicar.  

Es imposible que no hayas tenido nunca ningún problema en una relación.  Todos hemos tenido problemas en alguna relación.  Porque la mayoría de la gente busca que nos involucremos emocionalmente, y eso sí va a pasar y tenemos que tenerlo presente.  

Hay tres cosas que tú debes hacer en cuanto a las emociones:  

  1. No puedes ser víctima de la manipulación.  Tampoco ser victimario manipulando a otros.  De esa forma, estableces el compás en tu vida.  La palabra de Dios no es para manipular a nadie, sino para darle dirección a la gente.  Cuando le dices a alguien que si hace o no hace tal cosa se va a ir al infierno, estás manipulando.  
  2. Entender y saber que somos y seremos vulnerables para la culpa.  Tú no eres el Superman de tu familia ni de tu trabajo.  Habrá cosas que, aunque tú quieras resolverlas, no podrás hacerlo.  Tú quisieras prestarles esos veinte mil dólares, pero tú sabes que no sería un préstamo y que los perderías y que es mejor que no se los prestes.  Pero sabes que van a querer hacerte sentir culpable, como si fuese ahora tu culpa que no tengan con qué pagar la deuda.  Pero es su culpa por endeudarse más allá de lo que pueden pagar.  
  3. Debemos tener la seguridad de que lo que estamos haciendo por la palabra de Dios, por la relación que tenemos con Él, es lo correcto.  Las decisiones que tomamos, los consejos que damos en medio de esa relación, debemos tener consciencia de estar haciendo lo correcto.  Eso solo lo puedes hacer si incrementas tu relación con Dios.  Es amando que puedes hacerlo.  Si tú amas, haces lo correcto.  Si tú amas, crece tu relación con Dios.  Si tú amas, conoces otras cosas de Dios, tienes la seguridad en Dios y actúas correctamente, tus palabras serán las correctas; tus decisiones en medio de las relaciones, van a ser las correctas.  

Hay diversidad de pensamientos.  No pretendas convencer a todo el mundo.  Tu sabiduría no la estableces tú, sino la gente con la que tú decides hablar sabiduría.  Tú piensas que tú eres sabio por lo que conoces, pero la sabiduría no está en lo que tú conoces, sino en con quién tú decides compartirla.  Eso es establecer sabiduría, porque si no lo haces con gente que te vaya a entender, lo que vas es a entrar en controversia, y nunca se van a entender.  Jesús dijo que no echemos perlas a los cerdos.  Hay temas que son para cierta gente, y tú tienes que estar claro, en medio de la diversidad de pensamientos, con quién compartes los tuyos.  Tus pensamientos no se comprometen; tienen que estar centrados en la palabra de Dios, en tus convicciones, en tu visión de vida y en tus sueños.  Estos son los filtros por los que tú pasas tus pensamientos.  

Para que haya crecimiento, en medio de cualquier relación, tenemos que aplicar hábitos.  ¿Cómo?  Estableciendo pequeñas rutinas.  Pero son pequeñas rutinas que buscan tener un resultado.  Todos queremos tener resultados en nuestras relaciones.  Si quieres lograr algo en particular en tu matrimonio, por ejemplo, esa es la señal de que necesitas establecer pequeñas rutinas que te lleven a lograr ese resultado.  Nunca un hábito va a ser efectivo, si tú no tienes claro y te mantienes consciente del resultado que quieres tener de ese hábito.  

9 Comments
  • NELSON RAFAEL GARCIA
    Posted at 08:34h, 09 November Reply

    Amén buenos días pastores Font y su ministerio gracias por su mensajes día a día que nos dan la dirección correcta a entender lo que Dios nos da

  • Alicia Farías González
    Posted at 09:33h, 09 November Reply

    Bendiciones Pastores, gracias por sus enseñanzas,

  • Diana Elizabeth López Canales
    Posted at 10:10h, 09 November Reply

    Bendecido Pastor Otoniel Font, Díos nos ayude a prosperar en nuestras relaciones y, que sean éstas las más idóneas en nuestras vidas; conforme a la buena, agrable y perfecta voluntad de Dios. Amén.

  • Paola ruiz
    Posted at 10:11h, 09 November Reply

    Amén declaró buenas relaciones en mi vida en el nombre de Jesús

  • LAYDA J MORENO...
    Posted at 11:12h, 09 November Reply

    DTB PASTOR BENDICIONES AMEN QUE BELLA ENSEÑANZA BENDICIONES A LA PASTORA OMAIRA DE FONT BENDECIDO DIA GRACIAS ……………………………….

  • HUGO FERNANDO ALDAZ VEGA
    Posted at 11:43h, 09 November Reply

    GLORIA A DIOS MÁS GLORIA, Y HONRA AL REY DE REYES

  • marttha
    Posted at 12:00h, 09 November Reply

    Amén recibo la palabra
    Bendiciones Pastor Otoniel

  • Norma paredes
    Posted at 06:45h, 11 November Reply

    Dios bendiga su vida,familia y ministerio. Gracias por cada enseñanza y el tiempo que dedica para instruir y enseñar al pueblo de Dios. La palabra dice que hasta por dar un vaso con agua se recibe recompensa. Así deseo Dios bendiga y multiplique todo lo que emprenda su vida, por darnos agua de vida (Su palabra.)

  • lady carolina jimenez
    Posted at 21:39h, 11 November Reply

    Dios les bendiga grandemente, desde Colombia les bendigo por tan hermosa enseñanza a través
    de la luz de la palabra de Dios

Post A Comment