Tu Última Comida
6751
post-template-default,single,single-post,postid-6751,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Tu Última Comida

Cuando tú eres obediente a Dios y te presentas delante de Él con lo mejor que tú tienes –que muchas veces es lo último que tú tienes –, Él se mueve a favor tuyo.  Ese es el poder de la preciosa semilla, de creerle a Dios que Él va a hacer algo sobrenatural. 

10 Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. 11 Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. 12 Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir. 13 Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. 14 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.”  1 Reyes 17:10-14 

Esta mujer fue obediente, aunque titubeando en un momento dado, y al obedecer, dice la Biblia que el aceite se multiplicó, y la harina no escaseó.  Es interesante ver la interacción del profeta con esta mujer, y cómo ella reacciona ante una petición tan especial y tan difícil en ese instante.  No era una comida más; era la última comida.  No había abundancia; aquello era lo poco que quedaba.  Ya ella había determinado en su mente lo que iba a pasar.  En aquel momento, esta mujer tuvo que pelear con su fe.  Ella ya se había resignado a la muerte, a morir con su hijo.  ¿Qué diferencia habría hecho una comida más?  Solo habría muerto un poco después.  El final iba a ser el mismo, así que aquella comida no hacía diferencia, por lo que tampoco era tan importante.  Lo que hace que esta mujer dude de dar la ofrenda, es la falsa expectativa que ella pudiera tener de que la estuvieran timando, llenándole de expectativas de algo que pudiera ser que no pasara.  Ya ella había determinado que iba a morir; una comida más no haría diferencia.  Lo que hace que ella titubee en su fe es que ella se había ya resignado a morir, pero ahora viene un hombre de Dios que le dice: No vas a morir. 

Quizás tú, hoy, estás en una situación tan difícil, que ya te has resignado a esa situación, a esa dificultad, y ya has determinado y declarado: Esto es lo que me queda.  Recibes una palabra como esta y lo que te da miedo no es dar la ofrenda porque, de todos modos, lo que te queda no te alcanza para pagar lo que tienes que pagar, por lo que no cambiaría nada.  Si hubiese resultado que el profeta le estaba mintiendo a la viuda, ella iba a morir comoquiera, así que una comida más o una menos no hacía diferencia; donde hacía diferencia era en el corazón de esta mujer porque ahora ella tenía expectativa más allá de aquello a lo que ella se había resignado. 

Hoy te hablamos a ti, que te has resignado a vivir en el estado de pobreza que estás viviendo; te has resignado a vivir en esa condición, en esa situación, en ese fracaso.  Has dicho: Esto es lo último que me queda.  Más allá de retarla a dar una ofrenda, el profeta la retó a tener expectativa de un futuro.  No ofrendas porque no quieres levantarte las esperanzas de que algo va a pasar, no sea que luego quedes desilusionado.  Y entonces, te quedas estancado.  Esa es la batalla de la fe, la batalla que hay en tu interior, en tu corazón. 

Esta mujer se había resignado, y ahora oye una palabra de parte de Dios, a través del profeta, que le dice: Vas a vivir.  En aquel momento, un mundo nuevo se abrió.  Pero la batalla que había en ella era: ¿Y si no ocurre?  Cada vez que tú oyes una palabra de parte del Señor, es Dios retando tu fe para que te atrevas a sacrificar, a hacer, a no resignarte más.  Atrévete a levantarte en fe y creerle a Dios que tu futuro es uno de prosperidad, de aumento, de crecimiento, de victoria.  Tú no tienes que morir en esa situación.  Ahora tú tienes una batalla; has recibido esta palabra, pero piensas que no te va a pasar a ti, que no te puedes ilusionar.  Sin importar la decisión que tomara aquella viuda, el resultado podía ser muerte.  Pero el intento, la fe de decidir levantar sus expectativas y dar aquella comida, lo que estaba diciendo era: No voy a morir. 

Rehúsate a que este sea tu final.  Tu final no tiene que ser la bancarrota, la pérdida.  Levántate y siembra una semilla de fe.  Tu expectativa de que Dios va a hacer algo, abre un nuevo futuro delante de ti. 

35 Comments
  • Victor Yoel Zapata Jiménez
    Posted at 08:34h, 27 March Reply

    Buen día hmno y amigo. Estoy en Cagua Aragua Venezuela; gracias por tan hermosa palabra, la misma llegó en el momento indicado. No tengo dinero para ofrendar, pero ofrendo una semilla de FE para que nuestro Señor y Dios Jesucristo haga en mi lo que tenga que hacer. Mi semilla es de 5$.

    • admin2
      Posted at 16:46h, 29 March Reply

      Creemos contigo por tu cosecha. Oramos siempre por Venezuela. Bendiciones

  • Carmen Ambrosio
    Posted at 09:11h, 27 March Reply

    Hola… Como si Dios me hubiese oido hoy y visto en silencio… Con temores y dudas, siendo una pecadora mas intento levsntarne de este desorden de vida q llevo. Gracias por esta palabra…

  • Nely Silva
    Posted at 09:31h, 27 March Reply

    AMÉN PASTOR QUE SEA HECHO EN EL NOMBRE DE SU HIJO JESUCRISTO. DIOS LE BENDIGA

    • Elsa
      Posted at 00:25h, 28 March Reply

      AMÉN, no es mi final, llegó mi nuevo comienzo

      • Salma Grijalva
        Posted at 19:53h, 09 April Reply

        Gracias a Dios por esta palabra ya que precisamente hoy en mi oración de la mañana hablé esto con mi padre y le dije no tengo nada padre pero tengo un Dios grande y por fé confío en que si tú cuidas de las aves cuidaras también de mi y está palabra viene a mi hace un rato rectificando que Jesucristo tiene misericordia de mi.

  • Cristina Gámez
    Posted at 09:32h, 27 March Reply

    Amen, bonita palabra de restauración para nuestras vida.. Bendito eres mi Dios.
    Gracias Pastor, Dios le bendiga grandemente!

  • Noemí villalba
    Posted at 10:07h, 27 March Reply

    Bendita palabra. Señor aumenta la fe de las Naciones .de tu pueblo.Señor. aunenranis ka de.

  • Niger Alfredo Gomez
    Posted at 10:26h, 27 March Reply

    Amen,palabra preciosa pastor,mil bendiciones,gracias

  • Petra salazar
    Posted at 11:01h, 27 March Reply

    Bendiciones pastor, y a su equipo. Gracias por la palabra cada dia edifica mi vida.

  • ZIUDY DUQUE VENEZUELA
    Posted at 11:13h, 27 March Reply

    G

    racias Pastor Otoniel Bendiciones Pero el intento, la fe de decidir levantar sus expectativas y dar aquella comida, lo que estaba diciendo era: No voy a morir. . Que Grande mi fe.

    • marttha
      Posted at 17:34h, 27 March Reply

      Amén tomó la palabra

  • ANA RUTH GALLEGO
    Posted at 12:05h, 27 March Reply

    Amén por esas palabras de esperanza, Pastor Otoniel. Mi corazón está confiado en que cosas sobrenaturales ocurrirán en mi vida en mi familia, en mi país y en cada rincón del planeta. Dios siga bendiciendo grandemente a usted y su familia..

    • admin2
      Posted at 16:48h, 29 March Reply

      Creemos a Dios contigo. Bendiciones

  • Victoria
    Posted at 12:28h, 27 March Reply

    Amén, así es, lo creemos, lo declaramos y lo recibimos nuestro en el nombre Poderoso de Jesucristo, Amén…

  • MARTHA LUCIA HERNANDEZ
    Posted at 15:15h, 27 March Reply

    Gracias por este Mensaje en las Manos de Dios estamos gracias por la edificación que nos da este mensaje
    Dios los Bendiga

  • marttha
    Posted at 17:36h, 27 March Reply

    Amén tomó la palabra mi arina y aceite no faltará en el nombre de Jesús

  • Jorge Alberto Fuentes Zapata
    Posted at 23:16h, 27 March Reply

    Gracias por este maravilloso mensaje, Pastor Otoniel. Hoy fue la primera vez que he dado mi diezmo de manera alegre y le tengo que decir que este primer diezmo fue para su iglesia. De esta manera voy a dar mi diezmo a su ministerio de manera recurrente. Y espero seguir creciendo en Dios con sus predicas y mensajes. Llevo 10 años siendo cristiano, pero por fin he entendido la bendición de diezmar alegremente. Elegí su ministerio de entre 4 posibles para dar mi diezmo, y estoy feliz de haberle escogido, Siga adelante, Pastor. Espero que mi contribución ayude para cumplir la misión que Cristo le ha encomendado.

    • admin2
      Posted at 20:12h, 29 March Reply

      Nos gozamos sobremanera que a través de las enseñanzas del Pastor Otoniel, el Espíritu haya tenido a bien el darte la revelación de la bendición divina que hay para aquellos que consagran sus finanzas a Dios. Le creemos a Dios contigo por un nuevo tiempo, y por cada promesa cumplida en tu vida, en el nombre que es sobre todo nombre. Te pedimos que, por favor, verifiques tu correo electrónico. Te hemos escrito un mensaje especial, de parte del Pastor Otoniel. Te bendecimos.

  • Riquelme María Isabel
    Posted at 08:00h, 28 March Reply

    Amén pastor…haci sera

  • Norma Paredes
    Posted at 22:27h, 28 March Reply

    Dios les bendiga pastores. Gracias por esta palabra, juzto ahora en este tiempo nos es oportuna para la condicion que estamos enfrentando como humanos y como Cristianos. Es una palabra alentadora de mucha bendicion que nos hace esperar en fe’ y tener paz e Dios.

  • Norma Paredes
    Posted at 22:31h, 28 March Reply

    Dios continue bendiciendoles poderosamente sus vidas, y dando sabiduria a travez de su palabra revelada.

  • Rosalba Reyes
    Posted at 02:17h, 29 March Reply

    Amén! Gracias pastor . El Señor es bueno y su misericordia es para siempre sobre su pueblo.

  • Nairobis Jáuregui
    Posted at 22:11h, 29 March Reply

    Amén gloria a Dios….. Gracias pastor por hermanos sas enseñanzas de fe.

  • Luis Isxoa
    Posted at 16:10h, 30 March Reply

    Amen, mi esperanza es Jesus .

  • Zuleima marin
    Posted at 08:36h, 07 April Reply

    Gracias pastor por esa palabra fe sobre toda la cosas

  • Jhon Mario
    Posted at 13:23h, 07 April Reply

    Amén, gloria a Dios

  • Saira Cáceres
    Posted at 13:39h, 07 April Reply

    Amén ? recibo y celebro está palabra! Al igual que la viuda solo tengo para ofrendarte mi fe que guiada por Dios y sus mensajes cada día va en aumento. Desde San Cristóbal, Venezuela

  • sergio R
    Posted at 20:57h, 07 April Reply

    Amen, la palabra siempre es alimento a nuestro espiritu y hoy me siento mas que bendecido por esto, Dios le siga bendiciendo enormemente

  • María r Izaguirre
    Posted at 06:35h, 08 April Reply

    Muchas bendiciones resivo esa palabra. Y hoy no tengo nada de dinero ni para pagar la renta completa hace 2 meses me quedé sin trabajo. después de 12 años. Pero en cuanto pueda mando mi promesa de fe que Dios habrira.nuevas oportunidades de trabajo para su gloria.

    • admin2
      Posted at 13:58h, 09 April Reply

      Le creemos a Dios contigo por provisión para tu vida. La Palabra dice que Él da semilla al que siembra, y pan al que come. Te bendecimos

  • marttha
    Posted at 21:09h, 28 April Reply

    Ame. Sr. Hágase tú voluntad

  • SILVIA H. GÓMEZ
    Posted at 23:25h, 16 May Reply

    AMÉN. AMÉN. BENDICIONES

  • MILAGROS PEÑA
    Posted at 12:07h, 18 May Reply

    GLORIA , ALELUYA

  • SILVIA H. GÓMEZ
    Posted at 22:03h, 11 August Reply

    Amén. Bendiciones

Post A Comment