El Riesgo del Sacrificio
6742
post-template-default,single,single-post,postid-6742,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

El Riesgo del Sacrificio

Nos acercamos a la Semana Santa.  Para nosotros, en nuestra iglesia, es un tiempo muy especial.  En ese día, reconocemos que nuestro Señor Jesucristo vino a morir por nosotros para redimirnos de nuestros pecados, dándonos acceso a la vida eterna delante de Él.  Eres libre de todo pecado y puedes aspirar también a una vida natural llena de bendiciones; no libre de problemas, pero vas a tener victorias en medio de las crisis y dificultades. 

Hay un principio detrás de ese gran milagro de la encarnación, la muerte y la resurrección de nuestro Señor Jesucristo, y es lo que la Biblia llama el principio de la preciosa semilla.  Ese fin de semana, en nuestra iglesia, todos vamos al altar y nos presentamos con nuestra mejor ofrenda de todo el año.  Damos a Dios lo mejor de nosotros, una ofrenda radical, diferente.  Nos aseguramos que sea lo más valioso que tenemos en nuestras manos en este momento.  Nos presentamos a Dios, y le creemos por el mismo milagro de resurrección, aplicado a nuestra semilla. 

Jesús se conoce como la preciosa semilla.  Él es lo más preciado que nuestro Padre celestial tenía para darnos.  Él fue sembrado, fue puesto como semilla, para que tú puedieras tener la esperanza de la resurrección.  Esa semilla, al tercer día, resucitó, y lo grande es que todavía hoy sigue dando frutos. 

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.”  Salmos 126:5-6 

Aquí vemos la promesa que se nos da, cuando llevamos la preciosa semilla.  Vas llorando porque, cuando tú llevas lo preciado en tus manos, a veces, es lo último que tienes; hay dolor en tu corazón.  Nuestro Señor Jesucristo experimentó ese dolor en un momento dado.  En el monte Getsemaní, a punto de ser entregado, experimentó el dolor, la angustia de lo que estaba a punto de vivir.  Como a todos nos pasa, él tuvo la oportunidad de renunciar.  Aquel momento fue uno tan difícil, que derramó gotas de sangre; porque, cuando tú vas a dar lo mejor, no es un tiempo de alegría.  El momento de sacrificio es un momento de dolor, de angustia, de crisis, donde tu mente comienza a cuestionar por qué lo estás haciendo, cómo lo estás haciendo, si será correcto.  ¿Qué hubiera pasado si nuestro Señor Jesucristo se hubiera arrepentido?  Hoy no podríamos tener la salvación y la vida eterna.  Tenemos acceso porque él decidió continuar. 

Impulsa hoy tu fe.  Siembra tu preciosa semilla.  Mientras llevas la preciosa semilla, la esperanza es que vas a regresar con alegría, con gozo, trayendo los resultados de tu semilla sembrada.  Declaramos, en el nombre que es sobre todo nombre, que tu semilla se va a multiplicar.  Que al igual que la semilla de nuestro Señor Jesucristo, tu semilla seguirá rindiendo fruto.  Ese es el poder de la preciosa semilla. 

Nuestro Señor Jesucristo estaba en un momento de crisis, de cuestionamiento.  ¿Cómo tú sabes si vas a dar una ofrenda poderosa?  Cuando comienzas a dudar: ¿Me habrá hablado el Señor?  ¿Serán mis emociones?  ¿Habrá otra forma de hacerlo?  Eso fue lo que le pasó a nuestro Señor Jesucristo.  Comenzó a vacilar en su fe.  Dijo: Si es posible, pasa de mí esta copa.  Cuando vio, de parte del Padre, que no había otra forma, estuvo resuelto a ir.  Y fue botando gotas de sangre de su frente, pero con la esperanza de una cosecha gloriosa. 

Si tú no estás esperando algo glorioso en tu vida financiera, si tú no esperas un futuro glorioso, ¿para qué sacrificar?  No hay razón.  Cuando tú siembras, cuando ofrendas, tienes que tener expectativa de que algo va a ocurrir.  No siembres, si no tienes expectativa de algo grande que va a ocurrir; si no hay un sueño, una meta.  Esto no es una contribución o un donativo, sino una semilla que tú vas a sembrar.  Hazlo con la expectativa de que algo va a pasar.  Tienes que ir como el que va llevando la preciosa semilla; diciendo: Voy a regresar contando las grandezas del poder de Dios porque veré la cosecha en mis manos. 

¿Qué estás esperando?  ¿Qué deseas?  Cuando el Señor Jesús fue crucificado, y fue llevado a la cruz del Calvario, él esperaba tu salvación; tenía una expectativa.  Creía que un día tú le ibas a entregar tu vida, que ibas a reconocer su sacrificio por ti en la cruz del Calvario.  Fue un riesgo entregarse en aquel lugar.  Imagínate que nadie le reconociera; que los discípulos lo abandonaran allí y no hubiesen continuado predicando el Evangelio.  Eso es lo grande de todo esto; ese riesgo.  Imagina que los discípulos no hubieran esperado en el aposento alto hasta que el Espíritu Santo descendiera.  Hubo discípulos que, en ciertos momentos, negaron su fe.  Así que era posible que los discípulos no continuaran.  Seguramente, Dios hubiera buscado la manera de traernos el mensaje, pero imagina el riesgo.  Aquello era un riesgo para nuestro Señor Jesucristo, pero confió tanto en la promesa de su Padre celestial, que estuvo dispuesto a hacer todo lo que se le pidió, aunque en un momento dado botó sangre de su frente. 

No hay sacrificio que tú hagas por Dios, que Él no retorne con bendición, con multiplicación, con aumento y con incremento.  Te retamos en este instante a hacer algo que nunca antes hayas hecho.  Reta tu fe.  Quizás, ya tú has experimentado el poder de una semilla.  El problema es que Dios te ha traído aumento, y como el número es más alto, ahora hay conflicto en tu mente.  En aquel momento, diste un verdadero sacrificio y era todo lo que tenías; ahora, te va a sobrar un poco más, pero el sacrificio es el mismo.  Y la pregunta es: Si Dios fue capaz de tomar aquella pequeña porción, y te trajo hasta donde estás hoy, ¿no podrá Dios hacer diez veces más contigo, con el reto que te lanza hoy?  Sabemos que sí. 

Nos unimos a ti en oración, creyendo que Dios va a multiplicar tu semilla.  Los milagros más grandes, tú los vas a ver en tu casa cuando te atrevas a sembrar lo preciado.  Créele a Dios por lo sobrenatural en tu vida y la de los tuyos.  Dios va a multiplicar tu preciosa semilla. 

26 Comments
  • Gabriel martinez
    Posted at 12:48h, 24 March Reply

    buenas tardes bendiciones gracias un mensaje muy poderoso a nuestra expectativa de lo que realmente quiere Dios para nuestra vidas amen

  • nercy mendez
    Posted at 17:47h, 24 March Reply

    amen toda la gloria y la honra es del todopoderoso Aleluya

  • Gregoria Morón
    Posted at 23:22h, 24 March Reply

    Gracias por tan hermoso mensaje Dios le bendiga

  • marttha
    Posted at 10:57h, 25 March Reply

    Amén

  • Liliana
    Posted at 08:15h, 27 March Reply

    Gracias por ese mensaje poderoso. Yo creo que mi semilla se multiplica en las manos de Dios

  • Anel
    Posted at 09:10h, 28 March Reply

    Pido por La Paz y la sanidad del mundo y la prosperidad económica Amén

  • Nairobis Jáuregui
    Posted at 22:26h, 29 March Reply

    Gloria a ti señor….

  • Nely Silva
    Posted at 08:11h, 02 April Reply

    Amén Grácias Pastor

  • Jazmin Polanco
    Posted at 08:20h, 02 April Reply

    Amén, Dios lo siga bendiciendo grandemente junto a los suyos. Benditas palabras, gracias a Dios por hablarnos a través de usted.

  • Jhon Mario
    Posted at 09:57h, 02 April Reply

    Amén, gracias por esta palabra Pastor, bendiciones

  • Nidia Carey
    Posted at 10:09h, 02 April Reply

    Amén. Gracias pastor Otoniel Font por esta palabra. Jehová Dios bendice mi hogar y Él sabe que ya sembré la semilla en Su Templo con mi ofrenda de amor con mi familia, porque la ofrenda que se entrega en el Altar ni la semilla que sembranos es dinero, es el amor que demostramos hacia los demás, ser como Jesús fue con nosotros.

  • Beatriz Elena lucena
    Posted at 10:49h, 02 April Reply

    Amén por la salvación la salad infinita y la prosperidad financiera de tod@s en estos momentos de incertidumbre, mi paz y mi confianza en que todo esto pasará la tengo en dios mi fe es inquebrantable y mi semilla se multiplicará en el nombre poderoso de Dios así es y así será amén amén amén ?

  • FRANCIA JAIMES
    Posted at 10:58h, 02 April Reply

    Dios los bendiga, estupendo mensaje f

  • Delia Bejarano López
    Posted at 12:41h, 02 April Reply

    Buen día Pastor Otoniel, muy clara la palabra de.hoy la semilla siempre tendrá un fruto, entonces hay que proclamar la palabra del Señor y mas adelante veremos un gran fruto bendiciones al ministerio de Agua Viva

  • MARTHA LUCIA HERNANDEZ
    Posted at 13:40h, 02 April Reply

    Amen toda la Gloria Y Honra sea Par Nuestro señor Jesucristo

  • Esther Garcia
    Posted at 19:06h, 02 April Reply

    Buen mensaje y poderoso. Agradecida por estar en este grupo. , Dios multiplica la semilla del que siembra con el corazón. AMEN Y AMEN.

  • Carla Rocío Girón Guinto
    Posted at 21:22h, 02 April Reply

    Amén, lo creo y se que vendrán cosas maravillosas a mi vida ??? por que Dios es bueno y quiere lo mejor para sus hijos.

  • Veronica Vargas Ruiz
    Posted at 21:58h, 02 April Reply

    Así sea, la palabra de Dios es poderosa y obra en cada uno de nosotros para bendición. Amen.

  • ANGEL HUERTAS
    Posted at 22:28h, 02 April Reply

    VOY A TOMARME EL RIESGO DE SEMBRAR ESA SEMILLA NO ESTOY TRABAJABDO TUVE QUE RETIRARME POR UN MOMENTO DEL TRABAJO NO TENGO CUENTA BANCARIA VIVO DE CHEQUE A CHEQUE Y CREO FIELMENTE EN LA LEY DE LA SIEMBRA Y LA COCECHA BENDICIONES

    • admin2
      Posted at 19:56h, 06 April Reply

      Le creemos a Dios contigo que Él ha de honrar tu fe, y esa semilla que siembras va a dar su fruto al ciento por uno, en el nombre que es sobre todo nombre. Te bendecimos

  • Joanna Gibori
    Posted at 09:34h, 03 April Reply

    Buen día pastor, gracias por esas palabras, a partir de hoy yo también sembrare mi semilla confiando en DIOS, y daré mucho Amor y predicare la palabra.
    la gloria y la Honra para nuestro Señor Jesús. Amén

  • Nairobis Jáuregui
    Posted at 18:17h, 03 April Reply

    Amén.. Gloria a ti señor.. Con fe que Dios me darás la provisión q necesito… Confío en ti señor… Alabado sea tu santo nombre…

  • Mayelinght dias
    Posted at 08:26h, 04 April Reply

    Buenos días poderosa palabra la resivo en el nombre de nuestro senor jesuscristo.. si no hacemos la pectativa de la semilla es porque creemos que dios hacer algo mejor en mi finanza amen

  • Mayelinght dias
    Posted at 08:29h, 04 April Reply

    Amén creo que me Dios suplirá todos conforme a su palabra.. vendrá mi oportuno socorro mi provicio en el nombre de jesus

  • marttha
    Posted at 20:54h, 28 April Reply

    Amén atesoro está palabra p mi vida

  • MILAGROS PEÑA
    Posted at 16:02h, 11 June Reply

    AMEN, RECIBO LA PALABRA EN EL PODEROSO NOMBRE DE JESUS, AMEN

Post A Comment