Tu Perspectiva y tus Finanzas
6559
post-template-default,single,single-post,postid-6559,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Tu Perspectiva y tus Finanzas

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”  Juan 10:10 

En este capítulo, Jesús se está describiendo como el buen pastor; está haciendo la diferencia entre aquel que viene a robar las ovejas, a matar y destruir, a sacarte del redil, a hacerte daño; y estaba diciendo: Yo te voy a llevar a lugares de seguridad, de paz; yo soy el buen pastor, voy a cuidar de ti; cuando me veas a mí, mírame como Aquel que viene a darte vida, y dártela en abundancia.  ¿Qué hace un pastor de ovejas?  En Salmo 23, por ejemplo, vemos la referencia de los campos verdes donde Dios lleva a su pueblo, a sus ovejas, donde cuida de ellos, les hace prosperar, les bendice. Es curioso que, por las desilusiones y otras experiencias de la vida, por muchas razones, ante ciertas situaciones, la gente tiende a pensar que es el Señor quien quiere hacerles daño, que es la iglesia o Dios quienes están afectando su vida.  Comentan: Desde que estoy yendo a la iglesia, me va peor.  Y la pregunta es: ¿Te iba bien en el mundo?  Si te iba tan bien en el mundo, ¿por qué entregarle tu vida al Señor?  ¿Por qué ahora echarle la culpa a Dios de tus errores, de los problemas circunstanciales de la vida, cuando quizás eres tú que estás tomando malas decisiones?  Jesús quiere que entiendas y tengas el contraste correcto; el que roba, mata, hurta, quita, es el enemigo, el ladrón; Él vino para darte vida, y vida en abundancia. 

Hasta que no comprendes eso y comienzas a posicionarte en relación correcta con el Señor, tu vida no cambia.  Hasta que no lo ves como tienes que verlo, tu relación con Él se ve afectada.  Si tú piensas que es Dios quien te hace daño, quien te hace mal, ¿cómo buscarás una relación con Él?  Si tú piensas que lo que Él quiere para ti es pobreza, maldición, ¿cómo buscarás tener una relación con Él? Tú tienes que estar claro que el Dios al que tú sirves quiere lo mejor para ti, quiere que tú prosperes, que progreses.  Él es el buen pastor que quiere llevarte a los lugares correctos para que puedas alimentarte, prosperar, progresar y obtener lo que Él tiene preparado para ti.  Cuando comienza a cambiar esa relación, te das cuenta que entonces tu vida puede comenzar a progresar. 

Es vital cambiar tu manera de ver a Dios.  A través de los tiempos, se ha enseñado que Dios te enferma para corregirte, que te quita para enseñarte, que te castiga, que siempre está buscando cómo darte una lección para que te pongas en el camino; pero eso lo que hace es espantar gente.  Es Dios quien va a prosperar tu vida.  Cambia tu pensamiento. 

Hay otros cambios que también debes comenzar a hacer para que tu vida comience a prosperar.  En primer lugar, cambia la manera en que piensas acerca del dinero.  Si piensas que el dinero es malo, que el que es rico es porque robó, porque engañó, porque es corrupto, si piensas que el dinero es la raíz de todos los males, pues no lo vas a tener, no lo vas a querer, no vas a buscar retenerlo, no vas a buscar hacer cosas de bien con el dinero.  Muchos no se dan cuenta que su mal concepto de lo que es el dinero y de lo que el dinero atrae a sus vidas, es lo que hace que se alejen y que el dinero no pueda manifestarse en sus vidas.  Lo primero que tienes que hacer es cambiar tu manera de pensar acerca del dinero.  Lo que dice 1 Timoteo 6:10 es que la raíz de todos los males es el amor al dinero; no dice el dinero, sino el amor al dinero.  La persona que tiene amor al dinero es la que, por ese amor, esa avaricia, comete errores por obtenerlo.  Pero no es el dinero, sino el amor al dinero.  Tú necesitas entender que el dinero es una herramienta, una solución; es la manera en que puedes ser generoso,  es tu manera de promover una mejor educación en tus hijos, por ejemplo.  Cambia tu consciencia, tu percepción acerca del dinero. 

En segundo lugar, debes comenzar a cambiar tus asociaciones, el círculo de personas que te rodea.  Si tú piensas que Dios te roba, que te quita, que te enferma, te vas a asociar con personas que piensan igual; si piensas que el dinero es malo, te vas a reunir con personas que todo lo que van a hablar es de eso. 

En tercer lugar, es vital e importante cambiar tus hábitos.  No puedes prosperar y progresar únicamente porque te des cuenta y realices que Dios quiere que tú prosperes y progreses; tienes que cambiar tus hábitos.  Si tú tienes un mal pensamiento acerca de lo que Dios quiere para ti, también vas a tener un mal pensamiento de lo que es el dinero; si tienes un mal pensamiento acerca de lo que es el dinero, te vas a comenzar a reunir con personas que piensan igual que tú, gente con esas mismas ideas; y entonces, vas a tener esos hábitos de pobreza y maldición que tiene ese grupo de personas.  Si tú no crees en el ahorro, en la dádiva, en la generosidad, si crees que todos quieren quitarte, entonces vas a comenzar a desarrollar hábitos y manejar tu vida basado en eso; desperdicias el dinero, tienes prioridades erróneas, gastas en lo que no debes gastar.  Y no tendrás lo suficiente para que Dios pueda darte la sabiduría y transformarlo y multiplicarlo. 

Cuando tú cambias tu pensamiento acerca de quién es Dios y lo que Él desea para ti, cuando liberas tu mente de la vieja tradición errónea de que Dios te quiere quitar, que te hace daño, entonces tienes que comenzar a hacer otros cambios en tu vida para que la abundancia de Dios se manifieste.  Tienes que cambiar tu manera de pensar acerca del dinero, tienes que cambiar tus asociaciones y tienes que cambiar tus hábitos. 

Como creyente, dentro de tus hábitos, tienes que aprender a ser generoso, entender el poder de una semilla.  En vez de desperdiciar el dinero, hay poder en hacer varias cosas importantes con esas finanzas.  Uno de esos hábitos que debes mejorar en tu vida es el diezmar, el presentarte delante de Dios con los diezmos.  Otro hábito es el ofrendar, el aprender a darle a Dios, a sembrar creyéndole a Dios por un milagro.  Aparte de la dádiva, es importante aprender a ahorrar, a acumular, a retener; son hábitos que necesitas estar consciente de ellos para que la abundancia se comience a manifestar. 

Dios puede transformar tu vida económica de forma radical, poderosa, pero es vital e importante que puedas comenzar a caminar en cada uno de estos principios. 

14 Comments
  • .MILAGROS PEÑA
    Posted at 22:14h, 03 February Reply

    AMEN, RECIBO, DECLARO Y DECRETO ESTA PALABRA EN MI VIDA EN EL PODEROSO NOMBRE DE JESUS, AMEN

  • diana garcia
    Posted at 23:23h, 03 February Reply

    Gloria a Dios. Gracias por esta enseñanza.

  • Nairobis Jáuregui
    Posted at 11:57h, 09 February Reply

    Gracias pastor. Recibo estas enseñanzas.. Amen

  • Lorena
    Posted at 08:41h, 21 April Reply

    Gloria a Dios

  • Mónica Donado Mazo
    Posted at 08:52h, 21 April Reply

    Amén
    Dios continúe bendiciendo si vida, familia y este gran ministerio

  • MARTHA LUCIA HERNANDEZ
    Posted at 09:26h, 21 April Reply

    AMEN RECIBO ESTA PALABRA EN EL NOMBRE DE NUESTRO SEÑOR JESUSCRISTO
    QUE DIOS LOS BENDIGA PASTORES GRACIAS POR ESTE MENSAJE

  • Erick Orozco
    Posted at 12:27h, 21 April Reply

    Gracias Pastores, por este mensaje; recibo y aplico esta palabra, en el nombre de Jesucristo.

  • María Josefina Martínez Velázquez
    Posted at 17:19h, 21 April Reply

    AMÉN AMÉN!!!RECIBO, DECLARO Y DECRETO ESTA PALABRA EN MI VIDA EN EL PODEROSO NOMBRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. AMEN.

    • ORLANDO
      Posted at 08:53h, 22 April Reply

      Thanks very mucho.

  • LUZ MARY VALENCIA
    Posted at 20:58h, 21 April Reply

    AMEN,ES MUY CIERTO, NO HE APRENDIDO A MANEJAR EL DINERO, DERROCHO Y ESO ES GRAVE, DIOS ME VA A BENDECIR Y VOY A COMENZAR CON LOS PRINCIPIOS PARA OBTENER ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD PARA LA GLORIA DIOS. AMEN, AMEN Y AMEN

  • Jhon Mario
    Posted at 20:50h, 22 April Reply

    Amén, gloria a Dios por esta palabra; muchas bendiciones

  • SILVIA H. GÓMEZ
    Posted at 23:03h, 16 May Reply

    Amén. bendiciones

  • marttha
    Posted at 22:37h, 31 May Reply

    Amén

  • SILVIA H. GÓMEZ
    Posted at 13:18h, 24 August Reply

    Amén. Bendiciones

Post A Comment