¿Por qué no todos sanan?
5937
post-template-default,single,single-post,postid-5937,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

¿Por qué no todos sanan?

No importa de dónde venga tu enfermedad, si es emocional, de un ataque del enemigo, de un descuido, si por causa de la herencia; Todas tienen una solución, y es la llaga de Cristo. 

Cuando hablamos de los dones de sanidades, hablamos de la manifestación sobrenatural del poder sanador de Dios, sin necesidad de que medie ninguna intervención médica.  Esta sanidad puede ser inmediata o progresiva.  Esto es importante que lo entendamos: De la misma manera que la enfermedad es progresiva, hay sanidades que lo son. 

De la misma manera que el don de fe, que funciona por el oír de la palabra de Dios, cuando hablamos de los dones de sanidades, hablamos de lo que es la obra redentora de Cristo.  Toda sanidad se basa en la obra de redención de nuestro Señor Jesucristo.  Si tú no puedes creer que él vino y murió por ti en la cruz del Calvario y que por su llaga tú has sido curado, entonces quedas sujeto a la maldición de la enfermedad.  

Ahora bien, hay una pregunta que muchos se hacen: ¿Por qué no todos sanan?  Pero la pregunta debería ser: ¿Por qué no sanan todos en la tierra?  Porque todo el que recibe a Jesucristo como su Salvador, o se sana aquí o se sana allá, pero se sana.  Si no venciste la enfermedad aquí en la tierra, por la razón que sea, la promesa de Dios dice que tan pronto llegues a su presencia tiene un cuerpo nuevo, inmortal, renovado.  Así que, cuando tú aceptar a Jesucristo como tu Salvador, tú te sanas; Lo que pasa es que, a veces, la manifestación no ocurre en la tierra, pero va a ocurrir, sea aquí o allá, va a suceder.  Y una vida de fe no es mayor o menor que otra.  La vida eterna no comienza cuando tú mueres, sino cuando aceptas a Cristo como tu Salvador; Terrenalmente no vas a ser eterno, pero en el espíritu lo vas a ser, y lo comienzas el día que lo conoces a él.  Aún toda persona paralítica, en el cielo se va a levantar; No hay sillas de ruedas en el cielo.  Así que no podemos responder por qué todos no sanan porque aquellos que aceptamos a Jesucristo como nuestro Salvador, estamos sanos en el mundo espiritual, pero naturalmente, o se manifiesta ahora, o en el más allá, pero de que se manifiesta, se manifiesta. 

Ahora bien, respondamos la pregunta correcta: ¿Por qué no sanamos todos en la tierra?  Estas son preguntas complicadas porque, si no sabemos responder, podemos echar culpa donde no debe existir culpa.  Nadie debe salir de un culto de sanidad y decirle a otro que no tuvo fe y por eso no se sanó; Tampoco al predicador.  Esto provoca culpabilidad y condenación en la vida de las personas.  Estas preguntas hay que responderlas en el contexto amplio.  Hay algunas razones que vemos en la Biblia por la cual cierta gente no experimenta la manifestación de la sanidad aquí en la tierra:

  1. La falta de conocimiento de las promesas de Dios.  Si tú no conoces las promesas de Dios para tu vida, ¿cómo las vas a reclamar?  Isaías 53 dice que por su llaga fuimos nosotros curados.  Tienes que aceptar las promesas de Dios.  La mujer sirofenicia no tenía acceso al pacto, pero lo que los hijos de Israel no recibieron, ella lo recibió.  Ella conocía el pacto de Dios, y el Maestro le dijo que no era digno dar el pan de los hijos a los perrillos, pero ella respondió: Aún los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de su Señor.  En otras palabras: Tú eres mi Señor, y si tú eres mi Señor, puedes hacer algo por mí; Otros no creen que eres Señor de ellos, pero tú eres mi Señor, y tú puedes hacer algo por mí; Y yo lo que necesito es una migaja de todo lo que tú tienes.  Aquella mujer accedió las promesas de Dios.  Cuando no tienes claro en tu mente, en tu interior, que las promesas de Dios son para ti, no las puedes reclamar. 
  2. Por causa del pecado.  Hay personas que pretenden ser sanas para seguir pecando.  Dios puede hacer la obra, sin importar que la enfermedad haya llegado a tu vida por el pecado, Él puede cancelar toda obra negativa.  El problema es que, hasta que en tu interior realmente tú no seas libre de pecado, se hará complicado para ti mismo recibir la sanidad de Dios.  ¿Por qué?  Por la consciencia de culpa.  La persona que sabe que está enferma por haber pecado, en su  mente, carga la culpa de que, lo que tiene es resultado de lo que hizo.  Es más fácil para la persona recibir sanidad de un cuerpo, que de la culpa.  Piensas, entonces, que tienes que estar atado a esa enfermedad por el resto de tus días; Y liberarte de eso, de la culpa, es más complicado que recibir la sanidad del cuerpo.  Por eso es que Jesús, en algunas ocasiones, dijo: Tus pecados te son perdonados.  Para que entonces la gente fuera totalmente libre. 
  3. La impaciencia.  Hay sanidades que van poco a poco sucediendo; Hay cosas que Dios va haciendo poco a poco.  En Marcos 8, te habla de un joven que era ciego, y el Señor pone sus manos sobre él, le pone lodo, y lo manda a lavarse; Cuando regresa, ve los hombres como árboles; Lo manda a lavarse otra vez, y es entonces que regresa viendo.  A otros, Jesús los sanó de inmediato, pero este le tomó un tiempo; Se manifestó poco a poco.  Y el poder de Dios se manifiesta también en nosotros poco a poco. 
  4. La falta de fe.  Hay gente que realmente no tiene fe, se vuelve incrédula.  La Biblia dice que Jesús no pudo sanar mucha gente en Nazaret por causa de su incredulidad.  Así que, la incredulidad en la vida de una persona, puede provocar que no reciba la sanidad. 
  5. Piensan que la enfermedad la envió Dios.  Piensan que es una prueba de Dios.  Pero, si Dios puso la carga, ¿por qué vas a orar para que te la quite?  Tendrías en todo caso que soportarla.  Pero él dice en Su Palabra: Yo he venido para que tengan vida, para que la tengan en abundancia. 
18 Comments
  • Mary Ann Franco
    Posted at 07:44h, 24 September Reply

    Pastor bendiciones, le pido orar por la restauración de salud de mi columna, de un día para otro tengo tres fracturas y muchísimo dolor, parece q me van a operar. Confío en que mi Oadre me devuelva la salud, por las llagas de Cristo estoy sana. Gracias Oastor, desde Lima

  • Nidia Carey
    Posted at 07:45h, 24 September Reply

    Recibo esta palabra en nombre de Jesucristo que por su llaga soy sana Amén.

  • Delia Bejarano López
    Posted at 07:50h, 24 September Reply

    Buen día Pastor aotoniel, las escrituras hoy nos enseñan a través del devocional que para Dios no hay nada imposible que las enfermedades que padecemos hoy muchas son espirituales pero para eso apareció Dios para deshacer si estamos convencidos todo lo que Jesus hizo por nosotros en la cruz se llevó todas nuestras nfermedades y dolencia y trajo sanidad a nuestros cuerpos, buen día Pastor y que Dios me lo sigan llenando de bendiciones.

  • LIGIA VEGA
    Posted at 08:07h, 24 September Reply

    buenos días

    Pastor gracias por estas palabra que nos enseña el dia de hoy para estar plenamente seguros que nuestro padre nos va ayudar con cada sufrimiento que tengamos

  • Enma corea
    Posted at 08:11h, 24 September Reply

    Amen, Bendito sea Dios por su palabra

  • marianel gonzalez
    Posted at 09:20h, 24 September Reply

    Aleluyaaaaaa Gloria a Dios bendiciones Pastor q la Gracia y la unción del Señor sea derramada cada día más en ustedes para q sigan edificando llevando y llenando el corazón de cada persona la cuál está vacía en espíritu gracias x sus enseñanzas recibo de su palabra de parte del Rey de Reyes Amén ??

  • Guillermo Moreno
    Posted at 09:22h, 24 September Reply

    Declaro en fe que estoy totalmente sanado física y emocionalmente.

  • MARYODY GARCIA RIASCOS
    Posted at 09:55h, 24 September Reply

    AMEN GLORIA A DIOS ALELUYA, GRACIAS PASTOR OTONIEL POR EL ALIMENTO DIARIO ….. BENDICIONES

  • Nelson Vargas Gaona
    Posted at 11:35h, 24 September Reply

    Por sus llagas estoy sano, Abba Padre es Bueno.

  • petra salazar
    Posted at 12:17h, 24 September Reply

    Bendiciones, pastor y a su equipo. gracias por la palabra que es edificante.

    • diana garcia
      Posted at 15:30h, 24 September Reply

      Amén…gloria a Dios por esta palabra.

  • serviotuliogonzalezvera
    Posted at 12:23h, 24 September Reply

    edificante su menaje, de verdad me es de gran provecho y lo compartiré con mi hermanos, BENDICIONES

  • MARIANA IPIALES
    Posted at 19:14h, 24 September Reply

    AMEN BENDICIONES

  • sintica quispe
    Posted at 02:13h, 25 September Reply

    Excelente y siempre poderosa palabra. El Señor le siga bendiciendo mucho MAs.

  • Sandra Hernández
    Posted at 07:34h, 25 September Reply

    Amén gloria a Dios. Bendito sea pastor por sus palabras y predicas.

  • .MILAGROS PEÑA
    Posted at 17:40h, 26 September Reply

    AMEN, AMEN Y AMEN

  • Mariela saenz
    Posted at 17:55h, 28 September Reply

    Amén. La gloria es para ti mi Rey

  • Nairobis Jauregui
    Posted at 15:37h, 06 October Reply

    Amen.. Gracias señor, soy sana en mente y espiritud

Post A Comment