Mensajes P. Otoniel Font
-1
archive,paged,category,category-blogpo,category-4,paged-118,category-paged-118,bridge-core-2.1.2,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

https://youtu.be/6t98R8zFe2A “El primer día de la semana, María Magdalena fue de mañana, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro…  19 Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los...

https://youtu.be/-drigpe2wf4 “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.”  Mateo 5:23-24  Las ofrendas se...

https://youtu.be/ixlib1_uNJo “ Los alguaciles vinieron a los principales sacerdotes y a los fariseos; y éstos les dijeron: ¿Por qué no le habéis traído? Los alguaciles respondieron: ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre! Entonces los fariseos les respondieron: ¿También vosotros habéis sido engañados? ¿Acaso ha creído en él...

https://youtu.be/Ye6utua_eiM “No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la...

https://youtu.be/inVP0LNTq3g “Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. Y cuando cenaban, como el diablo ya...

https://youtu.be/149c-BF09Ec ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera...

https://youtu.be/4TqTnzlHWO8 No hay tal cosa como el sentir a Dios primero para amarlo.  Es como la persona que siempre quiere sentir por su pareja lo que sintió cuando se enamoró de ella.  Después de veinte años, por ejemplo, no se siente lo mismo; se sienten otras...