Confía en el plan de Dios
15155
post-template-default,single,single-post,postid-15155,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,qi-blocks-1.0.9,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Confía en el plan de Dios

Tienes que quitarte el pensamiento de que todo en la vida te llegará instantáneamente, porque la realidad es que debes trabajar duro, tener paciencia y confiar en que el propósito que Dios tiene contigo se va a cumplir.

Hace unos días estudiamos acerca del tema promesa de prosperidad, no es un tema que regularmente que toquemos en la iglesia, pero sí hablamos de estas ideas, porque es importante como creyentes nos ubiquemos en ciertos principios que están en la Palabra del Señor y que debemos tener la perspectiva correcta para poder vivir en ellos. 

En nuestra iglesia creemos en el poder del diezmo, de la ofrenda, de la dádiva, de ser generoso y creemos que Dios quiere que el hombre prospere y progrese. 

Vivimos en un mundo dónde la gente se ofende por cualquier cosa pero quiero compartirles un vídeo de una película no cristiana, que tiene una frase que probablemente todos ustedes conocen por su popularidad. Personalmente, siempre río del contexto cuando la veo.

¿Y usted dirá qué tiene que ver esto con la Iglesia y con las cosas de Dios? Bueno, hay mucha gente en su casa que al orar le gritan al Señor “Show me the money”, quizás no de esa manera pero si desde el drama y la ira, le cuestionan a Dios  los resultados inmediatos por sus buenos comportamientos.

Lamentablemente, en algunas ocasiones, sin darnos cuenta en nuestra mente, miramos nuestra relación con Dios únicamente a través de los resultados temporeros y en momentos de desesperación y ansiedad, no entendemos cómo es el plan de Dios en todas las áreas, perseguimos las cosas incorrectas y condicionamos nuestra relación con Dios. 

Perseguir algo es la muestra de pasión, respeto y deseo, saber bajo qué concepto lo hace. Si tú no persigues algo, no muestras pasión, no estás demostrando que realmente lo quieres.

Hemos estudiado la historia de Jacob y nos pide que tengamos un balance cuando nos acercamos a la Palabra de Dios. En muchas ocasiones se utiliza mal para dar una perspectiva incorrecta de los ricos, en los versos bíblicos Dios habla en contra de las cosas negativas que hace la gente con dinero, desde robar, la corrupción, olvidarse de Dios. La Biblia condena eso, pero también la Biblia condena al otro extremo, vivir en pobreza y tener conciencia de la pobreza.

Tenemos que ver lo que Dios quiere que nosotros miremos. Demostraba que sí es difícil que un rico entre en el reino de los cielos, pero también es difícil que un esclavo entra en la tierra prometida. 

¿Por qué tan difícil es que un rico entre en el sistema de Dios? Hoy te llevo a estas escrituras, Génesis capítulo 32 en el verso 22:

“Y se levantó aquella noche, y tomó a sus dos mujeres y sus dos siervos o siervas, y sus 11 hijos, y pasó el vado de Jaboc. Los tomó, pues, e hizo pasar el arroyo a ellos y a todo lo que tenía. Así se quedó Jacob solo, y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo y se descoyuntado el muslo de Jacob, mientras con él luchaba, y dijo Déjame, porque raya el alba.

Y Jacob le respondió “No te dejaré, si no me bendices”. 

Jacob había buscado toda su vida una bendición y lo logró.esa bendición y el duro trabajo provocó que Jacob prosperara, aumentara y que regresa a casa de su padre, un hombre próspero, con grandes riquezas, pero perturbado en sus pensamientos. 

¿De qué te sirve tener tantas cosas y que tu alma no sea libre? Sólo un encuentro con Dios puede traer esa libertad a tu vida, liberar tus pensamientos, puede hacer que toda la lucha y el trabajo que has perseguido toda tu vida tenga valor y significado. 

Las cosas que marcan nuestro corazón realmente provienen de Dios Todopoderoso que ha declarado sobre tu vida las que deben marcar tu futuro para siempre, lo que dice de ti, lo que te debe dar esperanza y  fe para lo que Él va a hacer contigo. Porque cada palabra que Dios te ha dado se va a cumplir en tu vida.

El concepto de la bendición es muy profundo, hay que entenderlo, para que podamos actuar y manifestarlo en nuestra vida, siendo salvo, porque tú confesaste a Cristo como tu Salvador, ya eres salvo. 

Esa salvación hay que vivirla. Por eso el apóstol Pablo dice que a tu fe salvadora añádele virtud, paciencia y mansedumbre. Decía que cuidemos la salvación, que la guardes,la atesoremos, que se trabaje en ella para cambiar  nuestra vida. 

Una cosa es entender que cuando tú le entregas tu vida al Señor en tu mundo espiritual, en lo más profundo de tu ser, Dios dice que tú eres un bendecido con toda bendición en los lugares celestiales. 

Dios te va a prosperar. Dios te va a bendecir y enamorarte de la promesa de prosperidad.

6 Comments
  • Marttha
    Posted at 11:13h, 13 January Reply

    Aleluya
    Somos más qué bendecidos por su infinito
    Amor y Misericordia

  • Maria Mojica
    Posted at 11:24h, 13 January Reply

    Amen! Recibo hoy la Santa y Bendita Palabra y la Atesoro en mi Corazón en el nombre de Jesús. Gracias Amado Padre , Gracias 🙏🏼 Dios le Bendiga Pastor Otoniel Font .

  • Maria Mojica
    Posted at 11:25h, 13 January Reply

    Amen 🙏🏼

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 12:29h, 13 January Reply

    Amén

  • Mary Chan
    Posted at 16:58h, 17 January Reply

    RECIBIMOS LA PALABRA

  • Bessy Figueroa
    Posted at 11:03h, 21 January Reply

    Amen. Recibo la bendición y atesoro mi salvación.

Post A Comment