Cuando lo necesites, Él estará allí
14590
post-template-default,single,single-post,postid-14590,single-format-standard,bridge-core-3.0.5,mec-theme-bridge,qi-blocks-1.2.3,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-29.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-14558

Cuando lo necesites, Él estará allí

El trabajo de Jesús ¿fue un trabajo de qué? De consolador. Ahora, el consolador que nosotros tenemos no es como Jesús en el sentido de que no lo podemos ver.

Tú no puedes ver al consolador que está dentro de ti, pero la misma función que Jesús hizo con sus discípulos, es la misma función que el Espíritu Santo hace con nosotros. Lo único es que no lo vemos.

Así que, si tú quieres ver la obra del Espíritu Santo en tu vida, mira a Jesús desde su nacimiento hasta su ascensión, y te vas a dar cuenta de lo que el Espíritu Santo va a hacer contigo, lo que él quiere hacer en tu vida, porque lo hizo con Él, pero mira también la relación de Jesús con sus discípulos para que te des cuenta de lo que el Espíritu Santo va a hacer contigo.

Porque el Espíritu Santo viene a ser el otro consolador, que es lo que Él hizo para los discípulos, él lo hace para nosotros. Y cuando yo miro la Biblia, y veo lo que el Espíritu Santo hizo con Jesús, me doy cuenta de que estuvo en todas sus etapas. Y me doy cuenta de que Jesús estuvo en todas las etapas con sus discípulos.

Me doy cuenta de que Jesús les enseñó a sus discípulos, lo mismo que el Espíritu Santo va a hacer con nosotros. 

Me doy cuenta de que Jesús regañó a sus discípulos, lo que también el Espíritu Santo va a hacer con nosotros.

Me doy cuenta de que cuando los discípulos estaban afligidos, el Señor iba a allí y los calmaba, lo mismo que el Espíritu Santo va a hacer con nosotros.

¿Cuál es la única diferencia? Que a Él lo veían, y al Espíritu Santo no lo vemos… Pero su promesa es que está en nosotros.

Esa palabra “consolador” tiene implicaciones muy profundas. Y quiero mencionarlas poniendo un ejemplo.

La palabra en el original es “Paracleto”, en español “consolador” y e inglés “advocate”. Básicamente te voy a enviar un asistente que va a estar contigo, pero no un asistente simplemente de ayuda. No es un ayudante simplemente como un servidor. 

La tarea principal de un paracleto es ser un advocate. Es como un término de abogado, de litigación, de asistencia legal. Eso es lo que es paracleto.

Una persona que va a presentar defensa en favor tuyo. Esa es la función principal del Espíritu Santo.

Él va a presenta defensa, él va a ser tu paracleto, él va a estar allí advocating for you!, él va a estar allí intercediendo por ti, él va a estar allí hablando de ti, él va a estar delante del Padre declarando al Sangre de Cristo sobre tu vida, él va a estar declarando el perdón de tus pecados.

Es ese asistente ahí al lado tuyo que puedes pararte allí porque te va a defender, por eso es que el Espíritu Santo es quien te convence a ti de pecado, de justicia y de juicio, pero también te hace libre de toda culpa, porque es el Espíritu Santo quien te dice que tú eres un hijo de Dios, te recuerda que tú eres lavado por la Sangre de Cristo.

Ahora, esa palabra es bien profunda. Pero cuando nosotros la miramos, tiene otras palabras que nos permiten entender un poco más fácil lo que es la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas.

Esa palabra incluye un montón de funciones. Y la primera que quiero que tú entiendas, es qué es consolador… Él es quien te da confort, él es quien te da consuelo.

El Espíritu Santo te da consuelo como Jesús dio consuelo a sus discípulos en muchas ocasiones.

El Espíritu Santo es quien te va a consolar; cuando tú necesites de alguien, él es quien va a estar allí.

Te va a dar consuelo, va a cuidar de ti y te va a dar esa paz que tú necesitas. 

La palabra paracleto también quiere decir “consejero”. Si alguien te puede ayudar, dirigir tu vida y darte instrucciones y consejos, es la persona del Espíritu Santo.

Es el que te va a ayudar a dirigirte en todo momento y te va a ayudar a tomar las decisiones correctas.

EL Espíritu Santo, dice la Biblia, que será tu ayudador en múltiples ocasiones; él será quien te asista para seguir hacia adelante.

Pablo decía que es a través del Espíritu Santo que nos hacemos fuertes en medio de nuestras debilidades.

Cuando tú estás débil es él quien te carga, es el quien te impulsa, y es por la fuerza del Espíritu Santo que tú puedes completar la tarea de tu vida y seguir hacia adelante.

Esa palabra paracleto, que te dije que significa advocate o asistente legal, si podemos decirlo así, también implica la palabra intercesor. 

Es alguien que interviene, alguien que presenta tu caso por ti, alguien que va a estar allí presentando tu caso delante de ti, delante de Dios y delante de los hombres, y va a estar allí hablando en favor tuyo.

El Espíritu Santo también viene a ser para ti tu fortaleza, o el que te fortalece. Es el que te da la entereza de espíritu en tu interior para vivir día tras día, para cumplir con todas tus tareas.

Cuando nosotros entendemos eso, nuestra vida empieza a cambiar. En todas las etapas de nuestra vida, él está, de la misma forma que estuvo con Jesús.

En todas las etapas de la vida nuestra, lo podemos ver. 

No Comments

Post A Comment