La función de la iglesia 
13828
post-template-default,single,single-post,postid-13828,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

La función de la iglesia 

El problema de la percepción ha sido que la iglesia no sabe cuál es la función que debe cumplir, y viene por no entender cómo es que debe funcionar, y viene de una mala interpretación de lo que ocurría entre los primeros cristianos.  Si queremos que la iglesia realmente funcione, debemos hacerlo en el fundamento que comenzó la iglesia.  

En Hechos 2, observamos los primeros de la Ekklesia, los primeros cristianos.  Vemos al apóstol Pedro predicando la palabra del Señor, y se convierten miles de personas.  La pregunta es, ahora ¿qué hacemos con esas miles de personas?  ¿Cómo comienzan a comportarse esa gente?  

42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. 43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. 44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. 46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.”  Hechos 2:42-47  

Cuando se convierte este grupo de personas, viene el bautismo del Espíritu Santo al pueblo, Pedro comienza a predicar, la gente comienza a convertirse, y ahora hay un avivamiento impresionante en aquel lugar.  ¿Qué hizo aquel grupo de personas?  Lo primero fue que comenzaron a aglomerarse, a juntarse.  El cristianismo y la fe cristiana no puede ser manifestada o vivida en aislamiento.  

Todo aquel que dice yo le sirvo a Dios a mi manera, desde mi casa, realmente no tiene la verdadera fe cristiana.  El cristianismo siempre busca la comunión con los demás, busca reunirse, conectarse con otros.  No existe tal cosa como un cristianismo que se viva de manera aislada.  Tiene que haber una comunidad, un grupo.  

Los primeros cristianos de la iglesia, su cultura principal era judía.  Y si algo tienen los judíos es un algo sentido de comunidad.  Si hay cuatro cosas que hacen los judíos, son estas que aparecen en Hechos 2:

  1. Permanecen en la doctrina de los apóstoles.  Van a la iglesia a estudiar el Torá, se aprenden los versos.  Para ellos no es un juego.  Por lo tanto, un judío se convierte y lo primero que busca es aprender.  Pero hay gente que se convierte, y asisten a la iglesia de domingo en domingo, pero no los puedes convocar a un estudio bíblico.  Buscan la inspiración pero no el estudio.  El judío dice: me convertí, ahora me toca aprender, estudiar, ver qué significa cada cosa y qué implica esto en mi vida.  
  2. Hacían koinonía, estaban en comunión los unos con los otros.  Porque cuando tú eres parte de una ekklesia, eres parte de un grupo diferente.  Necesitas juntarte con gente que son diferente porque son los únicos con los que te puedes identificar porque tienen cosas en común.  Querían ir a la iglesia para verse y compartir; ir a un grupo en la casa no era un problema, salir con un amigo de la iglesia tampoco.  
  3. Partían el pan.  Para muchos, esto implica dar de comer a todo el mundo; y aunque sí la iglesia servía a los pobres, hay otra expresión que es tener comunión; en otras palabras, servir la cena del Señor.  No es lo mismo.  Una cosa es darte de comer; otra, sentarte a la mesa a partir el pan que es la cena del Señor para conmemorar lo que Cristo hizo por nosotros en la cruz del Calvario.  Y esta gente iba allí a partir el pan.  

Eran devotos en las oraciones.  Donde dice que perseveraban, una mejor traducción para ese término es que eran devotos.  Eran devotos de aprender, de compartir con sus hermanos, devotos en partir el pan, sentarse a la mesa, y devotos en la oración.  La iglesia oraba y oraba y oraba y oraba.

6 Comments
  • Nelson García
    Posted at 07:21h, 15 June

    Gracias señor

  • Jhon Mario Rojas
    Posted at 07:32h, 15 June

    Amén y amén

  • Luz Enith Glen
    Posted at 07:51h, 15 June

    AMEN, BENDICIONES

  • Alicia Farías
    Posted at 08:24h, 15 June

    Amén, amén., gracias Pastor Otoniel por compartirnos Palabra Dios de bendición y enseñanza para nuestras vidas, bendecido sea

  • Liseth Trujillo
    Posted at 20:14h, 15 June

    Amén y amén🙏🏽🙏🏽🙏🏽

  • Martha Obando
    Posted at 08:35h, 20 June

    Amen.