Los Muchachos
8026
post-template-default,single,single-post,postid-8026,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ctct-bridge,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Los Muchachos

En la palabra de Dios vemos eventos sobrenaturales, milagros poderosos.  Vemos personas como el profeta Elías, que bajó fuego bajó del cielo.  Pero hay otras historias poderosas que tal vez no parecen ser tan espectaculares.  No vemos fuego caer del cielo en la vida de José.  Por el contrario, vemos un joven menospreciado, vendido por sus hermanos, apresado.  Pero José se mantuvo firme, y Dios lo posicionó en el gobierno.  

Los más grandes cambios en nuestra sociedad no van a ocurrir por marchas y protestas.  Es en edificios gubernamentales donde se toman decisiones a tiempo y a destiempo, a veces mientras dormimos; es allí donde se planifican las leyes que gobernarán nuestro presente y nuestro futuro.  Nos guste o no quién esté en la Casa Blanca, nadie puede decir que lo que allí ocurre no tiene un impacto directo en nuestras vidas y en nuestra sociedad.  Es por esto que es necesario escoger correctamente a quién se pone en ese lugar, para que lleve los valores de nuestra sociedad en dirección correcta.  

Creemos con todo el corazón que Dios quiere levantar un grupo de jóvenes.  Algunos aspiran a dedicarse de lleno a algún ministerio, y eso está muy bien.  Pero Dios quiere levantar, además, doctores, empresarios, políticos, jóvenes como José.  Dios quiere poner jóvenes dentro del palacio de Faraón, como hizo con Moisés.  Faraón no sabía que estaba auspiciando, alimentando a aquel que libertaría al pueblo de Israel de Egipto.  Es maravilloso cuando en los lugares de mayor influencia, podemos tener personas de carácter.  

Dios ha puesto en nuestro corazón el levantar un grupo de jóvenes, exponerlos a experiencias que les preparen para el futuro.  Los jóvenes enfrentan el reto de crecer en hogares cristianos, para luego enfrentarse a ideas que retan su fe, muchas veces sin tener argumentos para defender los postulados que rigen nuestra vida como creyentes.  Hemos asumido el reto y hemos visto cambios maravillosos.  Por causa de la pandemia, hemos tenido que continuarlo de manera virtual, pero gracias a esto ahora tenemos la oportunidad de expandir el proyecto al mundo entero e invitarte a ser parte de este grupo de jóvenes que será impactado, transformado por la palabra de Dios, y que tendrá las herramientas para enfrentar nuestra sociedad y hacer los cambios que son necesarios.  

Nuestra primera reunión será el viernes, 13 de noviembre, a las 8 pm hora de Puerto Rico.  Regístrate aquí: https://otonielfont.com/muchachos/.  Es para jóvenes de 16 a 24 años, y es completamente gratis.  Únete; Dios va a hablar a tu vida.  

11 Entonces dijo Daniel a Melsar, que estaba puesto por el jefe de los eunucos sobre Daniel, Ananías, Misael y Azarías: 12 Te ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez días, y nos den legumbres a comer, y agua a beber. 13 Compara luego nuestros rostros con los rostros de los muchachos que comen de la ración de la comida del rey, y haz después con tus siervos según veas. 14 Consintió, pues, con ellos en esto, y probó con ellos diez días. 15 Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la comida del rey.”  Daniel 1:11-15  

Daniel decide pararse firme, en medio de un mundo que quería obligarle a participar de cosas en las que él no creía.  El hombre que estaba a cargo de Daniel no era malo.  Él consintió; les dio la oportunidad de comer otra comida.  Pudiera no haber accedido, pero consintió, demostrando una actitud diplomática.  ¡Qué mucho hace falta eso en nuestros gobiernos hoy!  Daniel dijo: Danos diez días; si estamos peor, comemos tu comida.  Este hombre pensaba que lo que tenía era mejor que lo que proponía Daniel, pero el resultado probó que lo que Daniel y los muchachos decidieron les llevó a ser más excelentes.  

A veces, hay gente con buenas intenciones, buenas ideas, pero un buen deseo no es suficiente.  Cuando decides vivir para Dios, es cuando tu vida se vuelve una de excelencia y puedes sobresalir.  Sé parte de este grupo al que estaremos ministrando de manera especial.  Será tan solo el preámbulo de un proyecto que comenzaremos en enero y creemos que provocará que en las esferas más altas haya hombres y mujeres disciplinados en la palabra de Dios y que puedan transformar el mundo para Cristo.  

Esa palabra muchachos aparece varias veces en la Biblia, y estamos incluyendo chicos y chicas.  En 1 Samuel 17, dice que Goliat pedía que le enviaran un hombre que le enfrentara, y cuando David llegó frente a Goliat, Goliat dijo: Me enviaron un muchacho.  Lo menospreció.  Lo que Goliat no se esperaba era que aquel muchacho lo derrotara.  

Hay mucha gente que te ha menospreciado, pero Dios va a hacer algo grande contigo.  Pablo tenía a su lado a un ministro joven, al cual envió a una tarea muy difícil.  En una ocasión, Pablo tuvo que dejar saber a aquel joven: Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo; atrévete a ministrar.  Qué poderoso.  

Nosotros no te menospreciamos.  Creemos en ti.  Estamos dispuestos a levantarte y caminar contigo durante todo este proceso y darte las herramientas, las experiencias que de otra manera no tendrías; que puedas exponerte a una espectacular gama de recursos, para que tu vida cambie y tengas las herramientas para tener la gran victoria y para hacer la diferencia en la sociedad.  

10 Comments
  • NELSON RAFAEL GARCIA
    Posted at 09:02h, 12 November Reply

    Amén así señor yo Creo en ti confío en ti y espero en ti porque sin ti nada soy

  • Danyeliz N. Mazzi
    Posted at 11:34h, 12 November Reply

    Si Señor confio en ti porque tu me hicistes necesito mucho de ti.

  • Gabriel Martinez
    Posted at 13:26h, 12 November Reply

    Será de mucha bendición

  • Gabriel Martinez
    Posted at 13:28h, 12 November Reply

    Será de mucha bendición, estaré pendiente desde Hondura

  • Diego Fabián Silva Murcia
    Posted at 15:38h, 12 November Reply

    Amen Gloria a Dios

  • Mariana
    Posted at 15:47h, 12 November Reply

    Amen, ya me suscribi y primero Dios alli estare conectada

  • Reyko Rojas Lunar
    Posted at 05:24h, 13 November Reply

    Gracias Pastor por la invitación, pero tengo 50 años, pero me considero joven, no he creído a las mentiras del diablo que quieren aislar o apartar a las personas de edad. Dios les continué bendiciendo grandemente y acelere los tiempos en su vida y en su ministerio para que cada día pueda ver a un nivel .mayor la Gloria del Eterno. Shalom

  • ILSY
    Posted at 21:55h, 13 November Reply

    YA ME REGISTRE PERO NO SE COMO ESCUCHAR EL MENSAJE DEL PASTOR OTONIEL NO SE SI ES POR FACEBOOK OPOR OTRO MRDIO

    • FAV Editor
      Posted at 09:07h, 23 November Reply

      Una vez te inscribas, estarás recibiendo por emails las instrucciones para el evento.

  • Lady Corredor
    Posted at 10:52h, 18 November Reply

    Amén to creo wsta palabras para mi vida. Poder servirte señor como tu das hacer ru voluntad. Dame sabiduría dirigirme por renda de justicia. Y verdad
    Amén

Post A Comment